Home Por la Espiral Emprendedores y desempleo estructural
Por la Espiral - August 4, 2013

Emprendedores y desempleo estructural

Esto es un desempleo de larga duración producto de un cambio tecnológico o de problemas cíclicos en la economía. En el país ibérico el pinchazo de la burbuja inmobiliaria ha sido el principal responsable de cargarse la bonanza en los hogares españoles.
En 1999 era impensable siquiera aventurar que  la expansión económica y el sueño ibérico revirtieran en poco menos de diez años, todavía recuerdo las nuevas edificaciones, los desarrollos urbanos y pisos cuyos precios incrementaron  hasta en 1000% coincidiendo de hecho con el adiós a la peseta y la introducción del euro.
Así fue,  de repente todo  encareció,  junto con el precio de los alquileres y para que los constructores colocaran sus pisos y  chalets tuvieron la mano de los bancos y cajas de ahorro que otorgaron crédito tras crédito a españoles e inmigrantes.
Poco a poco se fue hilvanando a golpe de aguja fina la crisis que irrumpió en 2008 y tomó a millones de hogares españoles hipotecados y endeudados hasta las narices. Pero todavía con empleo.
El drama inició cuando uno a uno todos los miembros de la familia en edad laboral fue perdiendo su trabajo y eso los llevó a perder su casa hipotecada, convertirse en desahuciados de por vida, continuar endeudados con el banco y hasta perjudicar al aval que también en muchos casos perdió la casa o  empresa que dejó como  garantía.
Estos últimos seis años en España han provocado un costo social visible en las familias que antes formaban parte de una clase media bastante amplia y aparentemente sólida. La distinción de clases no era visible a simple vista en la calle o en un restaurante.
En la actualidad más de un indicador socioeconómico revelan los saldos negativos con más hogares en la pobreza, niños desprotegidos y que únicamente hacen una comida al día.
Hasta los inmigrantes van de retorno a sus lugares de origen, nada es fácil en la crisis menos cuando la medicina es tan amarga con recortes sociales, impuestos, reducción drástica del gasto en todos los renglones y un adelgazamiento del sector público y la iniciativa privada por el lado del empleo.
A COLACIÓN
El análisis del desempleo provoca cierta polémica entre los economistas de las diversas escuelas aquellos con un pensamiento liberal negarán su existencia como tal dado que confían en que “la mano invisible” la misma del laissez faire es la encargada de autorregular la oferta y la demanda en el mercado laboral.
No obstante, también están los críticos y no liberales que consideran que toda economía siempre tiende a una cuota de desempleados, a veces en  más o menos nivel, dependiendo de las condiciones propias de la economía y del momento de su cíclico o su lugar en la curva.
¿Por qué razón? Dado que el desempleo tiene un impacto directo en el precio de la mano de obra o del factor de la producción a mayor cantidad de personas en busca de un empleo dispuestas a contratarse a cualquier condición ello impactará en forma negativa en los sueldos, salarios, remuneraciones  y prestaciones laborales que tenderán hacia el abaratamiento.
España está intentando, a través del abaratamiento de su mano de obra, obtener competitividad y que ésta a su vez reactive el circuito del empleo para reiniciar el chip con peores condiciones salariales.
Los despidos y los ERE (Expediente de Regulación de Empleo) forman parte del día a día hay un pesimismo en las personas a pesar de que la macroeconomía empieza  a demostrar datos positivos y muchos números en rojo se convierten en negros.
Todavía en las sobremesas las personas con empleo opinan que su futuro laboral es incierto sobre todo aquellas que pasan de los 45 años de edad y que entran en esa peligrosa etapa en la que el empresario evalúa qué le sale menos caro si jubilarlo anticipadamente y con dicha plaza contratar a dos personas con condiciones menos favorables o bien dejar al trabajador en su sitio.
¿Qué es lo que queda? Convertirse en emprendedores. Esa es la nueva moda en España algo así como  “empléate a ti mismo” que aplicó el gobierno de Carlos Salinas de Gortari en México de 1988 a 1994. Con las proporciones del caso guardadas en cuanto a la comparación entre el gobierno de Mariano Rajoy en España y el de Salinas de Gortari en México.
Para el gobierno español ser emprendedor es una forma de salir de la crisis del empleo de romper esa inercia estructural, algo así como una recomendación de usar el dinero del despido para poner un chiringuito y dar empleo a dos personas que lo atiendan.
PD. *Economista. Mi twitter es @claudialunapale. Mi blog es http://claudialunapalencia.blogspot.com/

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *