Home Por la Espiral EPN, ¿invertirá en alta velocidad?
Por la Espiral - June 28, 2013

EPN, ¿invertirá en alta velocidad?

En el proyecto del mandatario estadounidense presentado al Congreso se solicita una partida de 53 mil millones de dólares para tener en diversas partes de Estados Unidos un símil del AVE español.
Partiendo de España, como referente, aunque no es el único país ni siquiera el pionero en la alta velocidad, precisamente la semana pasada fue inaugurada una nueva ruta del AVE esta vez de Madrid-Cuenca-Alicante.
El resultado ha sido exitoso sobre todo por la temporada veraniega que se avecina, por la crisis los españoles han cambiado los viajes al extranjero a cambio de vacacionar en sus propias costas y pueblos.
Para los madrileños tener las playas de alicante a dos horas y veinte minutos es una gozada porque no es únicamente la naturaleza también el buen arroz alicantino.
Justo en la semana de la algarabía, por la nueva ruta, resulta que el gobierno francés anunció que aplazará hasta después del 2030 la construcción de la mayor parte de las nuevas líneas del tren de alta velocidad (TAV) incluidas dos que unirían a París con Barcelona y Madrid.
La noticia cayó como varapalo sobre todo porque es un proyecto de años atrás, consensuado entre España y Francia, y que como obra pública crearía empleo.
La decisión del gobierno del presidente Francois Hollande incluye dar carpetazo a unir Francia con España por los pirineos catalanes, para postergarlo hasta 2050.
Hollande está recibiendo críticas muy duras al respecto, por no respetar acuerdos que si bien no fueron negociados en su administración tienen un peso específico y un objetivo.      La justificación del presidente socialista está basada en los costos de la obra.
Al respecto, yo recuerdo que hace unos años, el entonces presidente Vicente Fox, junto con Pedro Cerisola, soñaron con un AVE mexicano desde la ciudad de México hasta Guadalajara.
Muchas reuniones se convocaron en el famoso gabinete foxista, se hicieron algunos trazos en el papel; hablaron de licitaciones y de la posibilidad de que fueron varias empresas españolas las encargadas del proyecto.   
Empero, a la hora de la verdad, un costo estimado de entre  10 mil a 12 mil millones de dólares, llevo al carpetazo del proyecto.
La pregunta del día de hoy es: ¿el presidente Enrique Peña Nieto que hasta el momento se muestra reformador será también vanguardista para rescatar del cajón del olvido al AVE mexicano ciudad de México-Guadalajara?
O, en definitiva, deberemos esperar a que, algún día clonen al general Porfirio Díaz, para que modernice lo que él mandó construir hace más de un siglo.
A COLACIÓN
De acuerdo con RENFE en 1992 un 20% de personas utilizaron el AVE Madrid-Sevilla y 80% el avión; en 2006, un 18.4% tomaron el avión para ir a Sevilla y el resto el AVE.
Pero el milagro español de la velocidad ferroviaria no es exclusivo de Sevilla se ha ido trabajando para vertebrar al país, comunicarlo eficientemente, (son trenes muy puntuales) la meta es que en 2009 España sea el primero del mundo con más kilómetros de alta velocidad en total: dos mil 230 kilómetros.
El AVE se encuentra en Madrid-Córdoba-Sevilla; Madrid-Valladolid; Madrid-Tarragona-Barcelona; Madrid-Sevilla-Antequera-Málaga.
¿Presupuestos? De acuerdo con el periódico El País “desde 1992 se han invertido 16 mil 309.3 millones de euros en alta velocidad”.
La enciclopedia en la red define al tren de alta velocidad (TAV) como “al medio de transporte que circula por una vía diseñada para él (línea de alta velocidad) y que alcanza, de manera estándar, velocidades más altas que un tren convencional”.
A partir de 200 kilómetros por hora es un tren de alta velocidad. Japón desde la década de los sesenta fue un pionero con su tecnología de punta impulsando la alta velocidad ferroviaria, actualmente supera los 300 kilómetros por hora y prueba la levitación para mayores marcas de velocidad y reducir la presión interna.
Sería maravilloso para México contar con la alta velocidad ferroviaria, lograríamos reducir el uso del automóvil en los desplazamientos por carretera, habría facilidades de comunicación para los negocios; el turismo aumentaría.
Pensemos en un tren de alta velocidad, ultra moderno, en una ruta Sur-Sureste que podríamos proponer uniera: el Distrito Federal-Puebla-Córdoba-Veracruz-Coatzacoalcos-Villahermosa-Ciudad del Carmen-Campeche-Mérida-Cancún.
PD. Mi twitter @claudialunapale. Mi blog es http://claudialunapalencia.blogspot.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *