Home Columnista Invitado Mi viaje en un Pegaso dorado
Columnista Invitado - May 12, 2013

Mi viaje en un Pegaso dorado

salpicándome de estrellas,
y bebiéndome botellas
de elixir y de ambrosía,
sabiendo que llegaría
hasta las cosas más bellas.

Y un Unicornio plateado
con su apéndice de añil,
me contagio la sutil
pasión por el encordado,
de una lira del pecado
que ufano aprendí a tocar,
y con ella al dialogar
fui deshojando capullos
de los mejores arrullos
de esas cristalinas notas,
que las producen las rotas
copas de los mil murmullos.

En sempiterna corriente
de nubes anaranjadas,
me dejé en ellas guindadas
mis sueños, mis alicientes,
mis décimas elocuentes
mis sonetos, mis cantares,
mis arpegios populares
mis canciones más sentidas,
ahí quedaron tendidas
en los reinos celestiales.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *