Home Niños En un ambiente de alegría y cultura celebran los niños y niñas su día en la “Biblioteca Vasconcelos”
Niños - April 29, 2013

En un ambiente de alegría y cultura celebran los niños y niñas su día en la “Biblioteca Vasconcelos”

“Si junto a la biblioteca tienes un jardín, ya no te faltará nada”, decía Cicerón y es así como decenas de niños y niñas de todas las edades poco a poco se encontraron con un terreno fértil en donde además de libros había música, danza, teatro, ciencia y mucha cultura.

El viaje comenzaba con una pequeña charla explicativa sobre la biblioteca y los pisos en donde se llevarían a cabo los distintos eventos, para luego darles un globo al cual amarrarían una tarjeta con sus ideas y pensamientos.

Uno de los primeros “regaladores” fue el escritor Francisco Hinojosa, quien se quedó con un buen sabor de boca al participar en un proyecto al que definió como “ambicioso”.

“Soy optimista a pesar de las estadísticas que dicen que somos un pueblo poco lector, creo que los niños son ahora los que están leyendo más y mejor, la encuesta no los toma en cuenta hasta a partir de los 12 años y ellos son los que están leyendo cuentos de hadas y la gran literatura, esos niños van a tener una imaginación mayor para enfrentar problemas y obstáculos”.

Desde la ciencia, el divulgador Rolando Isita, impartía un taller de burbujas y afirmaba: “Todos somos ciencia”, ante la mirada curiosa de los infantes. Por otro lado, el agricultor Bensi Levy, explicaba cómo hacer composta ante la problemática del tiradero de deshechos.

Los niños y niñas pudieron plantar semillas de lechuga, flor y girasol en botes de leche con el fin de conocer más sobre la agricultura orgánica.

“Estos temas no se platican mucho y cuando de pronto les abres esta ventana de cómo resolver un problema desde el tema ecológico, la gente se entusiasma”, dijo Levy.

Memo, un veterinario que decidió ser “regalador” compartió sus conocimientos sobre los perros, su anatomía, su comportamiento y algunas de las principales razas y hasta un economista explicaba cómo entender la escasez con un lenguaje ameno.

¿Por qué hay pinturas que nunca olvidas?, les preguntaba la pintora Ana Bonilla a los niños y niñas, mientras observaban en una pantalla cuadros de Frida Kahlo, Picasso, Magritte, Velázquez, Goya, Klimt y Remedios Varo.

Los cuentacuentos generaron un ambiente íntimo y cálido con el público que se colocaba alrededor de ellos para escuchar historias fascinantes desde cuentos sobre comida y seres fantásticos hasta las aventuras del Rey Mono, historia que el narrador Benjamín Santamaría creó a partir de su experiencia de vivir en Canadá durante nueve años.

Una de las escritoras más buscadas por los pequeños, fue Elena Poniatowska, quien llegó a compartir la lectura del cuento La vendedora de Nubes, ante decenas de personas emocionadas que trataban de buscar una foto con la autora de La noche de Tlatelolco.

“Desde el 68 siempre he estado con los chavos, también con los que fueron a Avándaro. A lo largo del tiempo he tenido mucha relación con los jóvenes, incluso ahora que soy abuela y tengo 10 nietos”, comentó Poniatowska al término del encuentro.

Jóvenes del Cedart “Frida Kahlo” participaron con la lectura dramatizada de la obra Un mundo nocturno en donde una abeja no quiere trabajar como sus demás compañeros sino convertirse en una artista, mientras que estudiantes del Cedart “Diego Rivera” pusieron a bailar a los asistentes con ritmos colombianos con la coreografía Hare chimbombo, una cascabel.

Entre los talleres que más llamaron la atención estaba el de papalotes, escultura, papiroflexia y pintura, aunque por otro lado, algunos asistentes decidieron leer por su cuenta y tomar algunos de libros para disfrutar la lectura  con sus hijos.

El grupo Aidoru Mankai que desde hace varios meses escogió la Biblioteca Vasconcelos como lugar de ensayos, estuvo presente con su propuesta de música Idol japonesa, aludiendo a personajes de manga.

En la Sala de Usos Múltiples se colocó una Cinemateca con el fin de explicarles a los niños y niñas los términos cinematográficos a través de una charla con expertos y la proyección de fragmentos de cintas muy alejadas de las propuestas de Hollywood y Walt Disney como El Chico de Charles Chaplin y La princesa prometida.

Un grupo de Boy Scouts pertenecientes al grupo 5 de la delegación Cuauhtémoc demostró que a través del juego y dinámicas divertidas en el área de jardines se pueden aprender valores como la disciplina y el trabajo en equipo.

El cuerpo de bomberos acudió con su equipo completo y un camión a la parte oriente de la Biblioteca para explicar aspectos de su labor y tomarse fotografías con los niños, quienes pudieron activar en algunas ocasiones la sirena y utilizar los cascos y parte del traje.

En la música, el Coro de la Cámara Juvenil de la Ciudad de México, se desplazó por diversos espacios de la planta baja de la biblioteca para llevar temas clásicos y populares y el Ensamble de Cámara de la Orquesta “Carlos Chávez” ejecutó temas como Pequeña serenata nocturna de Mozart.

El techo de la Biblioteca Vasconcelos poco a poco se cubre de globos que portan los sueños, ideas y mensajes de decenas de niños que acudieron a disfrutar las actividades que se llevarán a cabo para pequeños de 0 a 3 años, de 4 a 6 años y de 7 a 12 años hasta las 18 horas.

Fuente: (CONACULTA)

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *