Home Por la Espiral México se blinda
Por la Espiral - April 25, 2013

México se blinda

Es, digámoslo, el resultado de una guerra fraticida desatada en territorio nacional, derivada de la improvisación del presidente Felipe Calderón para combatir en las calles con  balas y fusiles (sin contar con fronteras seguras) contra los cabecillas del narco, sus células de distribución y respectivos grupos de sicarios.
Allí están los costos de dejar que México convirtiera en  una trampa gigante para sus propios ciudadanos ante el fracaso de las políticas bilaterales entre México y Estados Unidos en temas de seguridad, violencia, terrorismo, armas y narcotráfico.
El país, sin tener las características de Irak con su invasión de Estados Unidos, insurgencia, terrorismo y posterior ocupación,  sostiene una “guerra de guerrillas” fraticida.
En  buena medida esa pequeña gran batalla interna ha detonado toda una cadena de empresas dedicadas a proveer servicios de seguridad, objetos, ropa, vehículos, alarmas y diversos dispositivos relacionados con la protección de los bienes materiales y salvaguardar la vida de las personas.
La relación con el nivel de protección al que cada ciudadano puede acceder depende directamente de su bolsillo. A mayor nivel económico mayores posibilidades de contar a su alrededor con las técnicas más modernas y  los instrumentos más eficaces.
Uno de los servicios tiene que ver con el blindaje, sea de ropa, vehículos, inclusive puertas de habitaciones o de acceso a casas-habitación.
Hasta la ropa blindada de uso cotidiano,  para hombre  y mujer, llegó en 2005 directamente desde Colombia por parte del modisto Miguel Caballero. Tanto es  su éxito en México que cuenta con una tienda en Polanco.
Pero además de la ropa está el blindaje de los vehículos cuya actividad  sigue autorregulada por la Asociación Mexicana de Blindadores de Automotores (AMBA). En Internet  http://www.amba.com.mx.
Aquí la historia remonta a muchas más décadas atrás: “En México el blindaje inicia en 1973, como un aditamento táctico para las patrullas de la policía. Pero es hasta 1995 cuando se comienzan a blindar vehículos particulares.”
Es decir, que en 2015 se cumplirán 20 años de que la AMBA inició su historia con el blindaje de vehículos particulares y hasta el momento, México junto con Brasil, son los dos países que blindan el mayor número de unidades por año a nivel mundial.
De acuerdo con estadísticas de la asociación, al menos dos mil vehículos se blindan anualmente en el país y cada vez la solicitud del cliente es obtener la protección nivel 5 para ganar en seguridad respecto de las armas de alto calibre.
La petición de este nivel es más recurrente entre empresarios y políticos luego del atentado contra Minerva Bautista Gómez, entonces secretaria de Seguridad Pública de Michoacán. Recordemos que la camioneta en la que ella  viajaba recibió 2 mil 700 balazos.
Que la ex funcionaria  sobreviviera ante el brutal ataque probó la eficacia del máximo nivel de protección que la industria del blindaje en México puede proveer, para ser más exactos la empresa TPS Armoring, en Monterrey, Nuevo León fue la encargada de blindar la camioneta que, por suerte, llevaba  Bautista Gómez.
De los dos mil vehículos que anualmente, en promedio se están blindando en el país, un 70% son camionetas y el 30% automóviles de lujo.
Por circuito geográfico,  en los últimos años las mayores solicitudes de blindaje son en la ciudad de México y  zona conurbada, por lo que se anticipa que la demanda por blindaje seguirá concentrándose en ambas.
Por otro lado, si bien la AMBA no cuenta con una regulación por parte de las autoridades, las empresas blindadoras decidieron agruparse en una asociación con la finalidad de fomentar la autorregulación; decirle al cliente que hay seriedad y garantizar la calidad del servicio con un sello único, un distintivo de garantía.
No obstante, existen riesgos para el cliente de caer en manos de empresas “patito”, con el gancho de precios bajos pero en detrimento de los  estándares del blindaje.
De allí la necesidad de que las nuevas autoridades en el país retomen el tema sobre todo cuando van proliferando anuncios y publicidad de venta de vehículos semiusados blindados o facilidades para blindar el auto usado del portador interesado.
La intención es llevar a la clase media la posibilidad de comprar un autoseminuevo o usado que esté blindado, el punto no es malo, lo negativo es que si la empresa no pertenece a la AMBA ¿quién garantizará entonces que no es un timo?
PD. Mi twitter es @claudialunapale. Mi blog es http://claudialunapalencia.blogspot.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *