Home Salud ¡Déjelo ya! No más humo de segunda mano en Texas
Salud - April 18, 2013

¡Déjelo ya! No más humo de segunda mano en Texas

En este sentido, para los latinos en Texas, el humo de segunda mano en lugares de trabajo y la falta de políticas que los protejan de ese humo tóxico, se ha convertido en una problemática de derechos civiles y de seguridad laboral.

Diariamente las vidas de miles de latinos en Texas están en peligro porque han sido expuestos al humo de segunda mano en el trabajo.  38% de su población es latina, y 35% de los trabajadores son latinos.  Muchos de ellos desempeñan cargos en restaurantes y bares, donde uno de cada tres trabajadores no tiene protección contra el humo de segunda mano.

En Texas, un 38% de la población latina no tiene seguro médico y uno de cada cuatro latinos vive en la pobreza, situación que incrementa los riesgos de muerte por enfermedades pulmonares, cardíacas y otros males fatales producidos por el humo de segunda mano.

Por otra parte, medidas que prohíben fumar en lugares de trabajo han demostrado mejorar la salud y la productividad del empleado, y bajan costos de limpieza, mantenimiento y seguro médico laboral.

Algunos piensan que este tipo de políticas afectan a los negocios limitando sus ventas. Sin embargo, estudios realizados en cuatro ciudades de Texas indican que la implementación de ordenanzas que prohíben fumar en público no afecta los ingresos de los restaurantes, ni las ventas de bebidas alcohólicas en bares.

Asimismo, la importancia de los latinos en Texas ha aumentado como resultado de su incremento poblacional.  Actualmente son dueños del 20% de los negocios y su población tiene un poder adquisitivo de alrededor de $175.3 billones, el cual es un incremento de 429% desde 1990.

Los latinos se están dando cuenta de la importancia de su poder económico, político y social.  Hoy su opinión cuenta y se están uniendo para apoyar una ley estatal libre de humo del tabaco en lugares de trabajo.  Según una encuesta lanzada recientemente, el 71% de los votantes en Texas apoyaría una ley que prohibiría fumar en áreas de trabajo, incluyendo en los bares y restaurantes.

El apoyar medidas dirigidas a reducir o prevenir el consumo de tabaco e impedir el humo de segunda mano es esencial para la salud y el estado económico de la comunidad latina. Del mismo modo, los programas de promoción y prevención del consumo de tabaco son fundamentales y necesarios para nuestra comunidad.

Por lo mismo, no se puede dejar nada más en las manos del gobierno y sus leyes; nosotros tenemos que ser parte de la solución. Por ejemplo, si ya no deseas fumar, puedes llamar al 1-855-DEJELO-YA. Si gustas informarte sobre los problemas del humo de segunda mano, puedes ver un video por Internet o televisión donde un niño de siete años, hijo de Jessica, sufre terribles ataques de asma por ser expuesto al humo de segunda mano.

Tanto el número 1-855-DEJELO-YA y el video de Jessica son parte de una campaña nacional que se llama Consejos de exfumadores, auspiciada por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

No aumentemos más los problemas de salud ni el costo del presupuesto del estado cuando hay soluciones simples.  Medidas que protegen a los no fumadores no cuestan implementarlas. Por el contrario, la economía estatal ahorraría más de $54 millones en costos de salud, $77 millones en ahorros en productividad y más de $16 millones en costos médicos atribuidos al contacto con humo de segunda mano.
Ya es hora que digamos NO más humo de segunda mano en Texas.

jflores@lafepolicycenter.org

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *