Home Autos Nissan Altima, impresiones de manejo luego de 5000 millas
Autos - April 17, 2013

Nissan Altima, impresiones de manejo luego de 5000 millas

El nuevo Altima es la quinta generación del sedán familiar que ha vendido más de 4.4 millones de unidades desde que debutó en 1992, con el que Nissan esta compitiendo con lo mejor de lo mejor en segmento de autos nuevos más competido en Estados Unidos, los sedanes medianos.

Este sedán se produce en las plantas de Smyrna, Tennessee y Canton, Mississippi, y porta una línea dinámica, pero con rasgos contemporáneos. Esto se puede apreciar desde la parrilla hasta las calaveras traseras, que resaltan la madurez y deportividad del Altima 2013.

Luego de cuatro meses con él, llegué a las 5000 millas, entre carretera y ciudad. Y la verdad no tengo queja alguna sobre este sedan, que está entrando en su mejor forma en este 2013.

El Altima del 2013 se presenta como un producto más deportivo y dinámico. Esto se nota desde el diseño exterior nuevo que además de ser más aerodinámico, más inclusive que su hermano deportivo, el 370Z, es más agresivo y con algunos tintes de Infiniti

La suspensión trasera fue sustituida por una “Multilink” rediseñada que brinda además de mayor comodidad para los pasajeros, también un mejor manejo. Esto, sumado al control de sub-viraje en el eje delantero, tiene un manejo más dinámico y deportivo que hace juego con el nuevo diseño más agresivo.

El interior es silencioso y se debe a los materiales utilizados y a la reducción en el ruido del motor, así también como del aire acondicionado. El espacio de cajuela es similar al promedio de la competencia, con 15,4 pies cúbicos, digamos que bastante amplio. Para un cabezón o una persona por arriba de los 6 pies es ideal, porque su techo es alto, y lo hace muy cómodo. En cuanto a espacio para las piernas, el Altima, que tiene la ventaja de 2,5 pulgadas en el asiento delantero ante sus rivales. Aunque atrás 5 personas van un poco apretadas, pero eran adultos y se podía decir que estaban semi-cómodos.

Conducir el Nissan Altima es de lo más agradable y eso tiene que ver con los asientos delanteros. Los ingenieros de Nissan se inspiraron en la investigación de la NASA en asientos y postura, y según ellos los asientos del Altima logran reducir las cargas de la columna vertebral y mejorar el flujo de sangre. Gracias a la ciencia que logramos mas confort. El interior es silencioso y se debe a los materiales utilizados y a la reducción en el ruido del motor, así también como del aire acondicionado. El espacio de cajuela es similar al promedio de la competencia, con 15,4 pies cúbicos, digamos que bastante amplio.

La computadora de viaje, el “Nissan Assistant Display”  integra la navegación satelital, la conexión al teléfono via Bluetoooth, el sistema de audio “pandora” (excelente) y la búsqueda por Google, todo es fácil y rápido ya que la pantalla es táctil de alta resolución.

Los ligeros cambios respecto a la generación anterior fueron muy acertados: menos peso, un diseño moderno y agresivo, una mejor transmisión CVT, un interior más amplio y cómodo y un sistema de info-entretenimiento completo. Los problemas de la transmisión CVT de primera generación fueron resueltos.

La versión que probé es la del motor V6 de 3.5 litros se mantiene sin cambios con una potencia de 270 caballos de fuerza a 6.000 rpm y 258 libras-pie de torque a 4.400 rpm. Ya llegué a las 5000 millas y no he tenido ningún problema.

La respuesta del motor V6 es bastante buena, sólo que como con toda transmisión “Continuamente Variable” (CVT), la entrega del torque no es inmediata pero mejora una vez que se avanza. Son sólo los primeros instantes en los que se siente esta pérdida. Para exprimir la potencia del V6 de 3.5L, es posible seleccionar el modo manual de la caja pues emula los pasos de un engrane a otro y permite que las revoluciones suban, donde se encuentra toda la potencia y torque en un motor de aspiración natural.

Esta nueva generación de la transmisión CVT refleja la experiencia de desarrollo e investigación que Nissan ha desarrollado durante más de 20 años para mejorar no solo la ejecución de los cambios de velocidad de forma prácticamente transparente para el conductor, sino que además es el factor fundamental (40%) en las mejoras para la eficiencia del consumo de combustible.

Si hablamos de la aerodinámica del Altima, esta tiene un Cx de 0.299, el mismo Cx que del Porsche 911, lo que al final ayuda a disminuir el ruido en marcha y optimizar los consumos de combustible.

La gran mayoría de sus partes fueron rediseñadas para que junto con una bomba de aceite más chica así como un nivel de aceite más bajo y una baja viscosidad en el mismo, exista una reducción de fricción significativa al interior. Trabaja mejor, es más ligera, se calienta menos y expandió su rango de eficiencia. Tiene siete velocidades simuladas que pueden controlarse mediante paletas al volante.

La dirección se nota más enfocada al confort que a la precisión pues es sumamente suave, inclusive a altas velocidades. Lo mismo sucede con la suspensión que aunque sí se nota un mejor balance entre confort y manejo deportivo, sigue estando enfocada a absorber las irregularidades del camino que a ofrecer sensaciones deportivas.

El sistema de asistencia contra el sub-viraje en el eje delantero frena la llanta que se encuentra del lado interno al tomar una curva y se nota que trabaja cuando uno gira bruscamente, y para mi es sin duda un extra agregado que vale la pena mencionar en un vehículo familiar.

Aunque mi auto de prueba tenía un V6, el Altima trae un motor de cuatro cilindros de 2.5 litros, y con ese motor, el nuevo Nissan Altima da 38 millas por galón en carretera y supera a los principales modelos de la competencia como el Ford Fusion (37 MPG), Chevrolet Malibu ECO (37MPG), Hyndai Sonata (35 MPG), Toyota Camry (35 MPG), Honda Accord (34 MPG) y Volkwsagen Passat (31 MPG), todos con un motor comparable de cuatro cilindros.

El equipo de seguridad incluye monitores de presión de aire en las llantas “Easy Fill Tire Alert”, que da alertas visuales y sonoras cuando se lleva a la presión recomendada para cada neumático, y la nueva generación de las tecnologías Safety Shield, con detector de puntos ciegos Blind Spot Warning (BSW), de salida involuntaria del carril, Lane Departure Warning (LDW) y monitores de movimiento de objetos alrededor del vehículo, Moving Object Detection (MOD), todo con una sola cámara instalada en la parte trasera, que además cumple la función de asistencia en las maniobras de reversa y tiene un sistema de auto limpieza, el primero en toda la industria automotriz.

En fin, solo pare para cargar gasolina. El  chequeo del aceite, líquido de transmisión, radiador, aire para las gomas, todo lo se hace rutinario en un carro normal lo hice, y no he gastado nada en 5000 millas.

Como escritor mi deber es asesorar en la compra de un auto, dar mi comentario al respecto luego de haberlo probado. La verdad que no por nada el Nissan Altima está ya en primer lugar, porque tiene todo para estarlo.

 

Precio: Desde US $ 21,769 (el 2.5 – 4 cyl) hasta US $ 30,500 (el 3.5 – V6)

Consumo: 27 mpg ciudad, 38 mpg carretera  (el 4 cyl )

22 mpg ciudad, 30 mpg carretera  (el V6 probado)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *