Home Por la Espiral El nuevo rostro de México
Por la Espiral - March 31, 2013

El nuevo rostro de México

Planificar permite cubrir además del corto y mediano plazo también un horizonte largo y este tipo de acción es precisamente imprescindible primordialmente cuando la demografía y su composición imponen duros desafíos.
De acuerdo con el Consejo Nacional de Población (Conapo) en 2010 había en México 108 millones 396 mil 200 personas, entre las que predominan las mujeres (55 millones 166 mil 400) respecto de los hombres (53 millones 229 mil 800)
Por grupos de edad, la distribución de la población es la siguiente: de 0 a 14 años de edad de 30 millones 489 mil 600; en el amplio intervalo de 15 a 64 años un grueso de 71 millones 493 mil 800 personas; y de 65 años y más son 6 millones 412 mil 800 personas.
Si lo comparamos con la demografía de 1980 observamos cambios muy interesantes suficiente argumento para demandar una planificación moderna, realista, adecuada a los nuevos desafíos pautados precisamente por las necesidades de la población.
Por ejemplo, en 1980 la población estaba distribuida de la siguiente manera: de 0 a 14 años 30 millones 077 mil 500 personas; de 15 a 64 años de edad 34 millones 433 mil 400 personas; y de 65 años y más 2 millones 873 mil 300.
Treinta años después, en México encontramos que la población de 15 a 64 años de edad más que duplicó y la de 65 años y más triplicó.
Por ende es muy relevante entender las nuevas necesidades de la población del siglo XXI a fin de no desperdiciar las ventajas ofrecidas por el bono demográfico.
Me parece un error atender a la población actual con base a seguir construyendo las mismas viejas políticas del pasado, el de 10, 20 o 30 años atrás cuando el rostro del país no tiene nada que ver con el actual.
A C0LACI0N
Desde 2010 predomina la población de 15 a 64 años de edad, es decir, una en edad productiva, disponible para el trabajo, ávida de una retribución y de participar en el valor agregado.
Es menester construir políticas públicas no de los ochenta, sino de una actualidad avasallante, donde  existe el outsourcing, el subempleo es amplísimo y la movilidad en el sector laboral es elevada.
Deben  elaborarse políticas públicas que preparen a un determinado número para ser empleados públicos, otros para ingresar a la iniciativa privada y otros más para encontrar los estímulos reales para convertirse en patrones a través de convertirse en emprendedores.
No reconocer el nuevo rostro demográfico del país y no  planear adecuadamente  puede significar un error imperdonable.
Igualmente sucede con la población de 65 años y más que en la década de los ochenta era de 2 millones 873 mil 300 personas y que, treinta años después, triplicó a 6 millones 412 mil 800 personas.
Después de 2030 seguirá triplicando, el problema es que la población de 6 millones 412 mil 800 personas está pasándola muy mal, sin pensiones, sin vivienda, sin cobertura de salud, ni acceso fácil a los servicios públicos. Viven con dificultades hasta para salir a la calle porque caminar por las banquetas es arriesgarse a romperse una pierna.
Por eso no se ven casi handicap en México no porque no existan, si  para personas sanas es complicado movilizarse y evitar caer en hoyos y alcantarillas abiertas,  para discapacitados mayores lo es más.  Así es que prefieren quedarse en casa porque ir al cine, el  estadio o a un centro comercial es superar obstáculo tras obstáculo.
Tampoco para este grupo se ha realizado una planificación real, correcta y objetiva para sus necesidades; integral en todos los sentidos.
Sé de muchas personas mayores de 70 años que en pleno 2010 deben seguir laborando de lo que sea explotadas como “cerillos” en las cadenas de tiendas departamentales y de autoservicio que no les proporcionan nada más que la autorización para estar guardando la compra de la clientela en las bolsas y sobreviviendo de la “voluntad”.
Simplemente hagamos juntos una reflexión: si hoy en día usted no tiene nada que lo cubra, ni seguro médico,  vivienda propia, ni aporta para una pensión, cómo será su vida dentro de 10, 20 o 30 años.
México será un país con muchos mayores después de 2030 y habrá entonces una mayor tensión social.
PD. Mi Twitter es @claudialunapale. Mi blog es http://claudialunapalencia.blogspot.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *