Home Buenas Noticias La “Fundación Memnosyne”, financiará nuevo Centro Cultural en Teotihuacan, con el fin de beneficiar y rescatar las tradiciones indígenas
Buenas Noticias - March 4, 2013

La “Fundación Memnosyne”, financiará nuevo Centro Cultural en Teotihuacan, con el fin de beneficiar y rescatar las tradiciones indígenas

Con una inversión de alrededor de 12 millones de pesos, este recinto se crea con el fin de beneficiar y rescatar las tradiciones culturales indígenas y prehispánicas de esta región en México que, sobra decir, son patrimonio de la humanidad.

Dicho desarrollo estará ubicado a tres kilómetros de las pirámides de la zona arqueológica de Teotihuacan, en los ejidos de la comunidad de San Sebastián Xolalpa.

Thompson-Frenk explica que para edificar este Centro Cultural en Teotihuacan —que constará de cuatro edificios de una sola planta, un anfiteatro, plazas y un jardín botánico—, la fundación cuenta con la aprobación de las autoridades locales, en particular del presidente municipal de Teotihuacan.

Como guía y representante de las familias de esa localidad, Rafael Cervantes fungirá como director del Centro Cultural.

La aspiración de la directora de la fundación es que este lugar sea un punto de reunión para científicos, artistas, educadores y líderes espirituales, con el propósito de que puedan intercambiar ideas y conocimiento en los campos de la ciencia, la filosofía, la cultura, la medicina y la religión.

Interés por la cultura

Mary Ann Thompson-Frenk aspira a dar voz a la gente de cualquier clase social mediante la creación de programas desarrollados en este tipo de centros.

Precisa que el Centro Cultural Teotihuacan es el segundo proyecto de esta naturaleza que impulsa en México. El primero se localiza en Quintana Roo y está destinado al estudio y preservación de la cultura maya, en el municipio de Felipe Carrillo Puerto.

Thompson-Frenk, quien es artista y filántropa de origen mexicano, está interesada en preservar el legado cultural para evitar que se pierda.

Aunque también le preocupa el fenómeno de la globalización, pues los ojos del mundo están puestos en la economía, lo que resulta que pocos se preocupen por las repercusiones que ésta causa a la cultura: impacta las artes, las ciencias, la vida espiritual y la ecología de nuestro planeta.

“Hoy en día estamos inmersos entre países y culturas diversas, las cuales pueden chocar unas contra otras. En vez de esto, podemos elegir la colaboración de unas con otras de manera consciente en beneficio del desarrollo de la humanidad.”

De ahí su interés en que la sociedad responda a la globalización desde una perspectiva de colaboración, y descubra cómo la humanidad puede convertirse en una sociedad compasiva y cooperativa, necesaria para crear un futuro sano y sustentable para todos. Por eso, ha puesto especial énfasis para que durante la construcción del centro se respete la naturaleza y la ecología.

El propósito de la “Fundación Memnosyne” no es sólo crear conciencia en la gente de su aportación en la evolución e historia de la humanidad, sino que también proporciona los medios necesarios para hacer esto posible y contribuir de manera positiva en todas las áreas de conocimiento, mismas que son herencia para futuras generaciones.

Thompson-Frenk indica que el mundo sólo avanzará como humanidad “cuando nos juzguemos unos a otros en base a lo que cada quien como individuo aporte a la humanidad y al mundo… de hecho, sólo progresaremos cuando empecemos a reconocernos todos como humanos”.

Si alguien se pregunta por qué razón esta fundación apoya proyectos culturales en México, la respuesta está en el significado de su nombre Memnosyne, pues así se llamaba la diosa griega de la memoria y el conocimiento, madre de las nueve musas.

Aunque también es el nombre del río del inframundo griego de cuyas aguas, según cuenta la leyenda, debían beber aquellos que quisieran aprender de la memoria del pasado de la humanidad antes de reencarnar; por el contrario, quienes bebieran de su homólogo, el río Lethe, estaban destinados a repetir sus errores en la próxima vida.

Claves

Para cuatro años

– El Centro Cultural se edificará por etapas, por lo que se espera se concluya en al menos cuatro años.

– Está abierta la invitación para quien desee apoyar con recursos económicos o materiales esta iniciativa.

– La inversión total se calcula en 12 millones 121 mil 80 pesos.

– Al frente del Centro Cultural estará Rafael Cervantes, representante de las familias de descendencia teotihuacana.

Fuente: (milenio.com/Leticia Sánchez Medel)

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *