Home Toros y Deportes Juez Jesús Morales se pone dadivoso en “La México”: Talavante hace un faenón, pero mata de feo espadazo y en un caso insólito se niega a recibir el rabo
Toros y Deportes - February 18, 2013

Juez Jesús Morales se pone dadivoso en “La México”: Talavante hace un faenón, pero mata de feo espadazo y en un caso insólito se niega a recibir el rabo

El diestro mexicano Fermín Spínola corta una oreja y el hidrocálido Víctor Mora, con pésimo lote, se va de vacío.

Con una entrada de lleno en la zona de numerado y buena en general, se lidiaron en su orden toros de Los Encinos para rejones, primero y quinto, Marrón, Campo Hermoso, La Soledad, San Diego de los Padres, Barralva y Xajay.

De los buenos los dos de Los Encinos, el que abrió plaza premiado con arrastre lento, con emoción el de Campo Hermoso, manejables los de Marrón y Diego de los Padres, cumplió el de Barralva y malos sin atenuantes La Soledad y Xajay. Todos bien presentados y justo de presencia el de Campo Hermoso.

Hermoso de Mendoza tuvo una actuación magnífica. El navarro se lució en el primero mostrándose en toda su capacidad y mató después de pinchar en su primer intento. El juez le otorgó una oreja, pero Hermoso se puso exigente y se plantó frente al juez que exhibió su falta de criterio otorgando una segunda oreja que fue ruidosamente protestada. Con el quinto estuvo más elegante y templado, una pena que con el rejón de muerte descordó al toro y eso le restó todo el mérito; hubo división de opiniones con sonoros chiflidos para el navarro que quiso tomarle el pelo a la afición queriendo hacerle creer que había matado de estocada fulminante, cuento que la mayoría del respetable no se tragó.

Spínola también tuvo una muy buena labor. En su primero que al final se paró, estuvo bien en los tres tercios. Con la muleta realizó una faena con firmeza y torería, mató de pinchazo y estocada para salida en el tercio. En el quinto la faena reunió mejor estructuración, tras un segundo tercio admirable sobre todo en el último par donde dándole todas las ventajas al burel y exponiendo enormidades ha dejado un para el quiebre realmente extraordinario. La faena la inició de rodillas entre el contento general, pero el astado se apagó y ya tuvo pocos muletazos por lo cual Fermín lo mató de estocada. Fue premiado con una bien ganada oreja.

Talavante, con el tercero, estuvo bien con el capote y con la muleta realizó una faena en la que lució su toreo de inventiva y muchos pases cambiados y algunos sin ayudado. Lástima que mató de feo espadazo a medio lomo. Fue premiado con las dos orejas y el rabo, éste protestado y el extremeño ni siquiera lo quiso recibir dando una lección de honestidad que Pablo Hermoso debería de tomar muy en cuenta. Con el séptimo, que tampoco terminó bien, estuvo decidido, sacándole buenos muletazos y mató de pinchazo y estocada. Escuchó palmas.

Mora corrió con mala suerte, su lote fue pésimo y no le dio opciones. En el cuarto después de brindarle al empresario Carlos Slim, su voluntad se estrelló ante un toro precioso de pinta, pero sin calidad que embestía con la cara a media altura, se esforzó sin lograr su propósito. Mató pronto y se silenció su actuación. El octavo se vino abajo, muy parado, y el de Aguascalientes intentó y logró momentos de mérito no apreciados por el público. Mató de dos pinchazos y estocada y escuchó un aviso. Silencio.

Hermoso y Talavante salieron en hombros de la plaza, dando por concluida la temporada grande en La México.

Fuente: (Agencias)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *