Home Inolvidables El poeta Bonifaz Nuño dejó instrucciones para que su biblioteca se quede en México
Inolvidables - February 2, 2013

El poeta Bonifaz Nuño dejó instrucciones para que su biblioteca se quede en México

Según el testimonio de Paloma Guardia Montoya, su asistente personal durante 32 años, el llamado poeta mayor de la literatura mexicana dejó varios escritos inéditos y recordó que estuvo trabajando, en casa, hasta hace una semana cuando el vate cayó inconsciente. Lo hizo en compañía de Bulmaro Reyes, con quien estaban traduciendo el poeta latino Marco Valerio Marcial, trabajo que ha quedado inconcluso. Y además, reveló que el autor de El ala del tigre dejó instrucciones claras y precisas sobre su biblioteca y sus documentos personales.

“Él quería que su biblioteca –conformada por más de 10 mil volúmenes y especializada en humanismo y literatura– se vendiera y quedara en México para que todos los estudiantes pudieran tener acceso a ella. Y sobre sus famosos libreros que conformaban su egoteca personal –una serie de libros forrados en rojo y empastados en piel con dedicatorias de autores mexicanos y extranjeros– que fueran enviados a El Colegio Nacional.

—¿Quiénes sobreviven en la familia del poeta?

—Su hermana Olga Bonifaz Nuño, de 93 años, sus sobrinos y sobrinas… y tuvo una hija adoptiva que soy yo.

POETA MÚSICO. Para el rector de la UNAM, José Narro Robles, el fallecimiento de Rubén Bonifaz Nuño (1923-2013) es una de esas pérdidas que uno debe identificar como irreparable o insustituible. Destacó su labor como traductor de los clásicos y aseguró que muchos jóvenes le deben el verdadero sentido de los clásicos. Así lo dijo la mañana de ayer, tras realizar la primera guardia de honor junto con María Cristina García, directora del INBA.

“Sin duda fue un gran maestro, un hombre con un sentido maravilloso de la vida que siempre tuvo un sentido del humor muy agudo, pero no ofensivo, muy certero para escoger las palabras y construir una obra poética, para hablarle a los jóvenes, a la belleza y para dialogar con los clásicos”, expresó.

Más tarde asistió el también poeta Hugo Gutiérrez Vega, quien aseguró que con el fallecimiento del poeta mayor, “hemos perdido al decano de la poesía mexicana contemporánea y a uno de los poetas fundamentales, no sólo de la lengua castellana, sino de todo el mundo”.

“Rubén es un modelo de poesía lírica, de lírica pura que es difícil de encontrar y además de poesía amorosa. Él nos habló del misterio, de la belleza y de la fuerza de la mujer; fue tan admirador de la mujer que la describió aun en los aspectos más íntimos y secretos”.

Bonifaz Nuño abarca muchos acordes, explicó, pero al mismo tiempo es un poeta músico de grandes sinfonías y pequeñas sonatas. Otro punto importante está en su colección de traducciones, una aportación enorme a  la cultura humanística, así como sus trabajos de filosofía náhuatl.

MAL TIEMPO. Después del mediodía, el crítico literario Emmanuel Carballo llegó a la capilla para despedirse de quien consideraba uno de sus amigos desde hace cincuenta años. “Se trata de una de las grandes pérdidas de la triste literatura mexicana de hoy… Rubén era el mejor poeta vivo, el mejor traductor vivo que supo vivir pese a que las circunstancias y su cuerpo le causaron problemas”.

¿Qué es mas importante, sus traducciones o sus poemas?, se preguntó. “Las dos cosas. Salvo una traducción de la Ilíada de Homero todo en él me encanta. Fue un gran hombre, un gran amigo y un gran mexicano”. ¿Quien fue mejor, Octavio Paz o Rubén Bonifaz?, volvió a plantearse el crítico. “Yo me quedaría con Paz, pero les aseguro que entre los diez mejores poetas de la literatura mexicana de los siglos XIX y XX, ahí está Bonifaz”.

Por la tarde, el escritor y secretario de la Academia Mexicana de la Lengua (AML) Gonzalo Celorio, recordó las palabras que el escritor Fausto Vega repite a menudo: “Al mal tiempo… ¡Bonifaz!”. Resaltó el agudo sentido del humor del bate y su ingenio para crear frases significativas como: ‘Lo único bueno de la lucha de clases es que la vamos ganando’.

Aprovechó para sugerir que se relea el prólogo a la traducción de los poemas de Catulo, y expresó que aunque no fuera el fundador de la biblioteca Scriptorum Graecorum et Romanorum Mexicana, sí fue quien la llevó a sus mejores consecuencias.

HOMENAJE. Respecto al homenaje nacional en el que participarán la UNAM, el Fondo de Cultura Económica (FCE), el Colegio Nacional, Rafael Tovar y de Teresa, titular de Conaculta, señaló que se buscarán que éste no sólo sea un reconocimiento, sino un detonador permanente para su obra.

—¿Se planteó la posibilidad de llevarlo al Palacio de Bellas Artes?, se le inquirió.

—Ayer lo estuvimos analizando. Obviamente el maestro merece el Palacio de Bellas Artes y cualquier recinto, pero no hubiéramos deseado que una persona como él quedara deslucida en el marco del luto nacional y de la tragedia que ocurrió en Pemex, de tal manera que concentraremos toda nuestra atención y esfuerzo y todo el reconocimiento en este homenaje que haremos en las próximas semanas o meses.

Fuente: (cronica.com.mx/Juan Carlos Talavera)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *