Home Por la Espiral INE: bienvenido seas
Por la Espiral - January 17, 2013

INE: bienvenido seas

Para datos basta un botón: Proméxico y el IMEF señalan que de 200 mil empresas que cada año abren sus puertas en México “únicamente 35 mil sobreviven dos años, 25% tiene escasas posibilidades de desarrollo y 10% cuenta con alguna oportunidad de hacerlo en la economía formal”.

El sendero del éxito empresarial no es fácil fundamentalmente porque se ofrece un bien o servicio que además depende en el tiempo de una serie de factores para posicionarlo en el gusto de las personas.

Menos sencillo lo hace los altibajos del ciclo económico, los vaivenes en el consumo  y los cambios del consumidor en modas, tendencias, gustos, preferencias o el surgimiento de bienes sustitutos o complementarios.

Por eso es que abrir una micro, pequeña o mediana empresa requiere de algo más que únicamente arrojo, feeling o dinero. Hay que conocer el mercado y la competencia, los costos y el precio final.

El vericueto emprendedor resulta luego más sinuoso en la medida en que el incipiente empresario acude de un sitio a otro con sus papeles, trámites y pagos para cumplir con todos los requisitos que tanto Economía, Relaciones Exteriores y Hacienda exigen sobre el papel.

Ahora bien el proceso no es homogéneo para todas las empresas depende de su tamaño y ámbito de acción, aunque el promedio de trámites entre dependencias puede variar de 8 a 12 pasos para funcionar dentro del marco de la legalidad.

Una guía muy interesante al respecto se puede encontrar en http://www.plancameral.org/news/adjuntos/Tramites_constitucion_empresa_Mexico.pdf permite tener una orientación burocrática de todos los requisitos.

Todos esos trámites implican también una pérdida de tiempo y dinero. Es verdad, con el tiempo ha mejorado si lo comparamos por ejemplo con los 70 días que demoraba una persona en celebrar la formalidad de su empresa. Al cierre de 2012, con 45 días bastan para ver el sueño hecho realidad.

A COLACIÓN

El presidente Enrique Peña Nieto que inició su sexenio pisando fuerte y marcando el ritmo de los cambios para atender rezagos, pendientes y aspectos negativos  anquilosados en distintos sectores presentó la semana pasada el Instituto Nacional del Emprendedor (INE) que preside Enrique Jacob Rocha  y que visto a todas luces está orientado a cerrar todas las deficiencias informativas, sobre todo la ausencia de orientación que afecta a quienes deciden iniciarse como empresarios.

Enhorabuena porque el INE se antoja como una nueva herramienta clave para que las iniciativas empresariales personales o familiares fructifiquen con  el tiempo.

Porque  nuevamente es el tiempo la clave para permanecer y lograr lo que muchas personas añoran cuando invierten su capital, mucho o poco, y me refiero a que suceda la transmisión generacional.

¿Cuántas empresas en México superan los 50 años o han visto pasar todo un siglo? Algunas como Grupo Modelo deciden cambiar de manos porque los nietos tomaron un rumbo nuevo, recordemos que Grupo Modelo fue constituida en 1925 y vendida el 29 de junio de 2012 a Inbev de Anheuser-Busch.

Y también pensemos en cuántas otras empresas quizá no del tamaño de Modelo más bien pequeñas y medianas consiguieron un posicionamiento en su mercado local que les permitió expandirse hacia otros lugares de la República Mexicana vía las franquicias.

Definitivamente todavía estamos en pañales en cuanto a la expansión de las franquicias un mercado inexplorado para muchos negocios que suena a una aventura muy difícil de recorrer o bien desconocida totalmente por personas que han reunido un capital e ignorar qué decisión será la más correcta.

El INE absorberá toda la tarea orientativa para además agregar un plus importante como permitir que el futuro empresario conozca las ventajas de ser un empresario ecológico, hacer que el negocio genere el menor impacto ambiental posible.

Me parece que se trata de una decisión presidencial relevante y de largo alcance a la que ya comienzan a sumarse distintos sectores tales como    la Asociación Mexicana de Entidades Financieras Especializadas (AMFE).

El propio Alejandro Martí, presidente de la AMFE, ha destacado que el INE es una gran oportunidad para actualizar la función de las instituciones financieras especializadas en crédito y diseñar una estrategia que lleve a una mejor canalización de los recursos a la pequeña y mediana empresa.

Por lo pronto hay mucha algarabía con el estrenado instituto, toca ahora hacer que cumpla con lo prometido.

PD. Mi twitter es @claudialunapale. Mi blog es http://claudialunapalencia.blogspot.com

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *