Home Toros y Deportes Corrida 13 en “La México”: banderillas negras, polémica y orejas protestadas para Leonardo Hernández, Joselito Adame y Arturo Macías
Toros y Deportes - January 14, 2013

Corrida 13 en “La México”: banderillas negras, polémica y orejas protestadas para Leonardo Hernández, Joselito Adame y Arturo Macías

El rejoneador extremeño Leonardo Hernández, con dos apéndices protestados y, el también aquicalidense Arturo Macías, con una oreja de un astado manso que mereció banderillas negras, hicieron efectivo el recurso del toro de regalo, provocándose con ello que la función llegara a casi cuatro horas de duración.

De esta manera, bajo un clima agradable y con una buena entrada, se lidiaron dos buenos toros para rejones de la dehesa de Fernando de la Mora, siendo mejor el primero de ellos y que puso en marcha el festejo. Y uno más de regalo para rejoneo, como séptimo, de Marrón, bueno igualmente. Para la lidia a pie hubo cuatro de la divisa de Lebrija, siendo bueno el cuarto, regulares primero y segundo y, difícil, el tercero. Y un octavo de obsequio, de Jorge María, para la lidia a pie, manso y que hubo de clavársele banderillas negras.

LEONARDO HERNÁNDEZ

El caballero en plaza extremeño en el toro de su presentación en el gran ruedo de la capital del país, de nombre “Petrolero”, de la dehesa de Fernando de la Mora, montando a “Cairel”, tras doblarse y llevar bien templado a la grupa clavó cuarteando el primero y único rejón de castigo para salir cabalgando de nuevo a la cola del caballo. Cambió de jaca y arriba de “Verdi” templó a la mínima distancia de costado para luego de frente y al cambio colocar la primera banderilla y volver a torear de costado, rematando con una pasada por dentro. Más atemperancia de costado y encelando con la grupa como preámbulo de otra espectacular banderilla al cambio, toreo de costado y otra pasada por los adentros. Luego, encima de “Xarope”, realizando la balotada (brinco) clavó otra estupenda banderilla y salir toreando y templando al estribo, repitiendo la dosis y, después, prácticamente en un palmo de terreno, dejar tres palos cortos al violín y la rosa que rubricó tomándole el testuz al toro con la mano derecha. Mató hasta el tercer viaje de estocada y al final se le ovacionó en el tercio, además de que al buen astado se le dio arrastre lento a sus restos.

En su segundo, manejando las riendas de “Burladero” se fue a porta gayola para recibir al de Fernando de la Mora y después clavar tan sólo un rejón de castigo, terminando por torear templadamente a la grupa. Cambió de montura y jineteando a “Templario” hizo el toreo de costado y exponiendo para luego clavar una banderilla y al salir de un giro en la cara del toro, el bridón perdió las patas traseras en un momento dramático pero Leonardo supo rectificar la posición del caballo. Clavó otra banderilla seguido de otro ajustado giro, un palo más y ligar vistosamente hasta cuatro giros en la cara del astado. Arriba de “Xarope” puso banderillas a dos manos hasta en dos ocasiones intercalando balotadas, cerrando con tres palos cortos al violín. Y encima de “Humorista” clavó la rosa para hacer el teléfono desde la jaca y terminar al segundo viaje de estocada. Tuvo que echar pie a tierra para acabar hasta el sexto golpe de descabello, provocando la división de criterios.

Regaló un  séptimo, “Filibustero”, de la divisa de Marrón, al que arriba de “Cairel” le falló al intentar clavar el primer rejón de castigo y acertó en los dos siguientes. Después, montando a “Verdi” y con gran oficio, tras torear de costado y hacer pasadas por dentro, clavó dos banderillas de manera estupenda, una de ellas al cambio de gran exposición. Ahora cabalgando con “Xarope”, previas balotadas, clavó otro palo largo y tres cortos, dos de ellos al violín. Y sobre “Travieso” logró matar de manera más que efectiva para cortar dos apéndices entre algunas protestas.

ARTURO MACÍAS

Al primero de su lote, el espada de Aguascalientes le lanceó bien y con torerismo para luego quitar en los medios por ajustadas saltilleras, mismas que remató con una revolera y la brionesa, siendo ovacionado. Con la muleta, previo brindis al gobernador del estado de Aguascalientes, ingeniero Carlos Lozano de la Torre, quien ocupaba una barrera de primera fila del sector sombreado, inició en el centro del ruedo con dos cambiados por la espalda, dos de pecho y un desdén para a continuación ligar dos tandas derechistas de buena calidad. Otra por naturales de buen trazo, a la que le siguió una más que se le jaleó. De nuevo por el pitón diestro templó mejor, acortó distancias, el trasteo bajó en intensidad, aunque por disposición y valor no quedó. Ceñidas manoletinas para abrochar la faena, terminando de pinchazo y estocada para ser aplaudido tras escuchar un aviso.

En el segundo de su lote dio dos largas cambiadas de hinojos al hilo de las tablas y ya incorporado veroniquear con soltura. Quitó en el centro del ruedo por gaoneras siendo prendido sin consecuencias. Se levantó para reponer el quite y volvió a ser maromeado sin nada que lamentar. Con la sarga, brindando su quehacer a su colega madrileño Julián López “El Juli”, su faena fue a base de doblarse con el lebrijano y entonces por el lado derecho pisarle los terrenos al débil y parado ejemplar, sacando muletazos meritorios pues cuando le iba lo hacía de manera descompuesta, aguantándole de verdad el torero. Por el izquierdo pasó apuros, decidiendo continuar por el pitón derecho con evidente valentía y ganas de agradar. Finiquitó de media estocada y tres golpes de descabello para escuchar un aviso.

Regaló un octavo, “Dorado”, éste de la hacienda de Jorge María, protestado airadamente por su mansedumbre evidente y al que se le pusieron banderillas negras puesto que por ser de obsequio no se podía regresar a los corrales, según lo anunció el juez de plaza Jorge Ramos por el sonido local. Una vez cubierto lo anterior, con la muleta Arturo, previa persecución del astado, le dio las tablas y le sacó muletazos de gran valor hasta cuajarle una brillante faena, cambiando auténticamente las “lanzas por cañas”. Ha sido un trasteo de enorme mérito, pues entendió muy bien al toro, que después de todas las circunstancias que hubieron de darse, el de Jorge María terminó entregándose de alguna manera gracias al buen oficio de Macías. Netamente derechista la labor y cuando estaban por cumplirse las cuatro horas de festejo, todavía le dio una valiente serie de manoletinas para perfilarse a entrar a matar, dejando una estocada entera entre gritos de ¡torero! para cortar una más que bien ganada y merecida oreja.

JOSELITO ADAME

El diestro también aquicalidense en su primero ejecutó de rodillas dos largas cambiadas cerrado en tablas y de pie jugar bien los brazos en lances suaves a la verónica a pies juntos. Quitó en los medios por estrechas chicuelinas y en el tercio de banderillas clavó con espectacularidad, Su quehacer muleteril lo comenzó caminándole al astado, midiéndole la embestida, para más adelante en los medios largar tela derechista en dos series y yendo a más, aunque la tercera no fue igual. Lo intentó por naturales sin mucha fortuna. Volvió al perfil diestro bien, en otras dos tandas, pero sin recuperar el nivel que en un principio tuvo su labor torera. Serie de molinetes para encausar el trasteo, toreo de aliño y concluyó de estocada entera y desprendida para recibir aplausos.

En el segundo que le tocó lidiar, llamado “Rivereño”, se vio empeñoso con el capote, en tanto que con las banderillas le echó voluntad. Con la franela ligó en un palmo de terreno y sin enmendarlo hasta cinco ayudados por alto para luego, a pesar de la poca fuerza del burel, saber darle la distancia justa para ligarle dos estupendas series con la mano diestra. Por el otro lado lo intentó con torerismo, teniendo que volver a armar la muleta y por el pitón derecho dar otra buena tanda y una más metiéndose entre los pitones y obligando al toro a sacarle uno a uno los meritorios lances. Lasernistas para terminar, matando de pinchazo y estocada, siéndole otorgada una oreja entre algunas protestas.

FICHA: Temporada Grande Internacional 2012-2013. Décima tercera corrida. Monumental Plaza México. Buena entrada con buen clima. Se lidiaron dos toros de Fernando de la Mora para rejones, siendo muy bueno el primero de ellos y bueno el segundo. Y cuatro de Lebrija para la lidia a pie, resultando bueno el cuarto, regulares los dos primeros y complicado el tercero. Un séptimo de regalo para rejones de Marrón, de buen juego. Y otro, octavo de obsequio, para la lidia a pie, de Jorge María, manso y que mereció banderillas negras. El rejoneador Leonardo Hernández: Al tercio, división de opiniones y dos orejas protestadas en el de regalo. A pie, Arturo Macías: Palmas tras un aviso, silencio tras un aviso y una oreja en el de regalo. Joselito Adame: Palmas y una oreja protestada.

Fuente: (suertematador.com)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *