Home Entrevistas Fermín Rivera: Me sentí torero de verdad y escuchar ese ¡olé! en esta plaza es de verdad algo indescriptible
Entrevistas - January 9, 2013

Fermín Rivera: Me sentí torero de verdad y escuchar ese ¡olé! en esta plaza es de verdad algo indescriptible

“Me siento de verdad muy contento. La faena a ese toro de San Mateo la sentí realmente y en consecuencia me hizo sentir torero de verdad, pues la gente entendió lo que hice y así me respondió. Fue algo muy bonito y por lo que había estado trabajando”, dijo el espigado torero dinástico.

Lo hecho por Fermín Rivera fue importante a ese astado de emblemático nombre, “Gavioto”, lidiado en tercer lugar y de la ganadería prócer de San Mateo, tal y como sucedió en las mismas circunstancias hace ya casi 67 años cuando se inauguró la Monumental Plaza México aquel martes 5 de febrero de 1946, cuando el tercer espada en el cartel, Luis Procuna, al tercer burel del histórico festejo, llamado “Gavioto” y también de San Mateo, le cortó una valiosa oreja que lo convirtió en el primer diestro mexicano en “tocar pelo” en dicho escenario.

Sin embargo, lo tiempos cambian, todo evoluciona y al cabo de esos ya mero 67 años de bella historia, Fermín nos habla de su faena al moderno sanmateíno “Gavioto”: “Fue una faena de menos a más por la poca fuerza que tenía el toro pero a base de consentirlo y esperarlo fue que pude cuajarla y se pudo rematar. El toro rompió, fue a más y terminó agradecido, yéndome con clase, lo que hizo que materialmente me desfondara y desbordara, y escuchar ese ¡olé! en esta plaza es de verdad algo indescriptible”.

¿Ahora qué sigue Fermín!

“Aún no lo sé. Con lo que pasó este domingo tengo confianza en poder regresar a la gran plaza y, en consecuencia, que este triunfo me abra las puertas de otros cosos del país. En lo personal yo estoy a la completa disposición, esperando a que nos consideren en el ruedo que sea”.

Antes de esta exitosa actuación habías sentenciado que querías trascender y lo lograste.

“Era importante hacerlo y se logró. La tarde no iba bien pero por algo me tocó ese noble toro de San Mateo y no lo dejé ir. Todo se lo debo a Dios, que es muy grande. Me pude proyectar a pesar también de los problemas climatológicos que se presentaron durante la corrida, pues inclusive hasta con esa, que a lo largo de mi trasteo al toro del triunfo el tiempo me dejó estar. Ya estaba escrito, asumí el reto y lo cumplí de manera sobrada”. ¡Enhorabuena! y ¡suerte matador!

Fuente: (suertematador.com/Adiel Armando Bolio)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *