Home Música Polkas, mazurkas y valses en el álbum “Don Porfirio, la música de su tiempo”, interpretado por Antonio Barberena y su acordeón
Música - December 23, 2012

Polkas, mazurkas y valses en el álbum “Don Porfirio, la música de su tiempo”, interpretado por Antonio Barberena y su acordeón

El álbum, detalla, es una selección parcial de música de salón de la época porfiriana, interpretadas con acordeón clásico. “Es una breve retrospectiva de la música que se sitúa entre 1830 y 1915, demostrando que el estilo nacionalista surgió desde el siglo XIX y no a partir de la Revolución como se ha afirmado”, señala.

El disco es una breve historia de la música mexicana desde la Independencia hasta la Revolución, comenta Barberena, donde el público podrá descubrir que la cultura musical en México no nació después de la Revolución, “así que sigue siendo una visión errónea asegurar que el nacionalismo en la música surgió después de Porfiriato”.

“La Revolución lo que hizo fue tomar estos moldes que se fueron gestando desde antes, para aplicarlos a los elementos fundacionales del nuevo México que buscaban hacer. Sin embargo, el nacionalismo se venía gestando desde tiempo atrás, aunque es verdad que su época de esplendor fue el de los grandes músicos como Carlos Chávez y Silvestre Revueltas”, señala.

Sobre la calidad de los músicos de la época porfiriana, Barberena asegura que hubo de todas las calidades. “Pero en esencia fueron músicos que se arriesgaron en un momento para que la música dejara de tener un plano secundario; a algunos les fue bien como a Felipe Villanueva pero a otros no tanto como a Juventino Rosas”, señala.

Lo que podemos destacar es, sobre todo, que los artistas de la época querían hacer una música mexicana a partir de valores y matices que predominaban en Europa y de levantar el nivel para que México tuviera grandes sinfónicas y buenos instrumentistas. “Por desgracia muchos de estos artistas son conocidos marginalmente, así que hay mucha neblina en torno a estos artistas porque es una música que fue relegada después de la Revolución”, asegura. DISCOX.

Editado por Tempus, Don Porfirio. La música de su tiempo inició cuando Barberena descubrió que Gerardo Codina —compositor de La marcha de Zacatecas—fue un compositor porfiriano. “Entonces entendí que quizá había música mexicana que estaba catalogada erróneamente.

Así que me obsesioné con el siglo XIX mexicano y a partir de Porfirio Díaz desarrollé una historia musical del arte sonoro en México desde finales de la Independencia hasta 1915, pues para bien o para mal don Porfirio es un personaje central, un eje de toda la historia mexicana”, comenta.

En su opinión, la música mexicana de este periodo se ciñe casi perfectamente a la música que en Europa surgió por entonces, es decir, los primeros años de la Independencia de 1820 a 1830 en México se hacía música como en Europa, a la italiana. “En lo que existe un error es cuando se dice que la música mexicana de principios del siglo XX fue afrancesada… entonces podría decir que en todo el mundo fue afrancesada porque París fue el foco de influencia y todo tiempo se compuso al estilo francés”.

Entre las piezas que integran el primer disco están: Obertura la Primavera de Joaquín Beristáin, Variaciones sobre el tema del jarabe mexicano de José Antonio Gómez, La Zandungade Máximo Ramón Ortiz, la Polka la Azucenade Tomás León, Marcha de Zaragoza de Aniceto Ortega y el Vals Dios nunca muere de Macedonio Alcalá. Y en el segundo disco aparecen el Vals Te amaré siempre de Carlos Curti, la Polka Las Bicicletas de Salvador Morlet, la Danza Criolla de Alberto Flachebba, Pasodoble Minuto de Luis G. Jordá, la Marcha de Zacatecas, y Mexican Rag de José de Jesús Martínez.

Fuente: (cronica.com.mx/Juan Carlos Talavera)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *