Home Expos y Museos Presidente Calderón reinaugura el “Museo de los Altos de Chiapas”
Expos y Museos - November 2, 2012

Presidente Calderón reinaugura el “Museo de los Altos de Chiapas”

Recordó que en 1999, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH-Conaculta), Fomento Cultural y Fomento Social Banamex, junto con  el Gobierno del Estado de Chiapas, unieron esfuerzos a fin de rehabilitar el antiguo convento, que ahora aloja en óptimas condiciones las valiosas colecciones arqueológicas, históricas y de textiles de esta región, las cuales ya pueden apreciarse desde este jueves 1 de noviembre.

De manera paralela y hasta los primeros meses de 2013, el público podrá visitar en la Sala de Exposiciones Temporales del Museo de Los Altos, la muestra itinerante Carmen Carrillo de Antúnez (1900-1981). Artista de lo insólito, conformada por 30 de sus ceriesculturas que representan diversas danzas tradicionales del país: de los viejitos, de los quetzalines, de la pluma, del venado y los pascolas.

Calderón Hinojosa lamentó que el historiador Jan de Vos, fallecido el año pasado, no viera concluida la actualización del Museo de Los Altos de Chiapas, ya que él –junto con su esposa Emma Cosío Villegas— fue el creador de la primera propuesta museográfica de este recinto del INAH, y uno de los impulsores del fideicomiso que hizo posible la puesta en valor de Santo Domingo de Guzmán.

Acompañado de José Ángel Córdova Villalobos, Enrique Villa y Juan Sabines —secretario de Educación Publica, vicepresidente de la Comisión Ejecutiva de Banamex y gobernador de Chiapas, respectivamente-—, el mandatario anotó que se invirtieron 70 millones de pesos en la restauración del ex convento dominico y en dotarlo con tecnología de última generación para la exhibición y conservación de los acervos.

Más de una decena de zonas arqueológicas abiertas al público en los últimos seis años, son parte de los compromisos de esta administración —destacó el presidente Calderón—, siendo Chiapas por su riqueza de vestigios precolombinos uno de los que cuenta con varios nuevos sitios, entre ellos, Chiapa de Corzo, Lagartero e Iglesia Vieja, estas dos últimas abrirán en fecha próxima.

Por su parte, Alfonso de Maria y Campos, director general del INAH, precisó que el de Santo Domingo de Guzmán, en San Cristóbal de las Casas, es el cuarto monasterio dominico rehabilitado recientemente por el Instituto, pues hace algunas semanas se dio a conocer el rescate integral de los ex conventos de Yanhuitlán, Teposcolula y Coixtlahuaca, en Oaxaca.

Con ello, el INAH refrenda su compromiso en el rescate de la memoria colectiva, toda vez que el Museo de Los Altos de Chiapas expone mediante poco más de 200 piezas, la historia prehispánica, la conquista y la evangelización de esta zona, además de reparar en el devenir de San Cristóbal de las Casas, considerada la capital cultural de Chiapas.  

Del acervo de este renovado recinto museístico destaca casi una decena de textiles prehispánicos de mil 500 años de antigüedad, los cuales fueron recuperados en 1997 de la Cueva de El Lazo, en la selva El Ocote, parte de la región zoque de la entidad chiapaneca. Restauradores del INAH hicieron un excelente trabajo de conservación para integrar estos materiales a las salas permanentes del museo.

A cargo de la Coordinación Nacional de Museos y Exposiciones del INAH, el Museo de los Altos de Chiapas cuenta ahora con una curaduría renovada que pone en relieve objetos arqueológicos e históricos pertenecientes al lnstituto, al Ayuntamiento local y a la Diócesis de San Cristóbal de las Casas.

En la primera sala, un centenar de obras originales presentan la historia de esta región de montañas y valles estrechos durante la época prehispánica. Entre los objetos más antiguos descubiertos en las inmediaciones de San Cristóbal de las Casas, se encuentran puntas de proyectil, realizadas en pedernal por grupos de cazadores-recolectores, entre 10,000 y 2,000 años antes de nuestra era.

También destaca la gran variedad de objetos cerámicos hallados en el sitio Cerro Ecatepec, como parte de ofrendas funerarias que se depositaron hacia 200-900 d.C. A este mismo periodo pertenece la escultura conocida popularmente como “El Gordo de Chilón”, por haberse encontrado en ese lugar, y que representa a un jugador de pelota.

Vasos pintados con inscripciones glíficas, orejeras, pendientes, cuentas y una estela que retrata a un gobernante sagrado de la ciudad de Chinkultic, señalan la influencia que tuvieron los mayas en esta área durante 600-900 d.C., al igual que la tuvieron grupos zoques y zinacantecos mediante el comercio. Para 900-1528 d.C., el avance del imperio mexica también dejó su huella en esta región.

Una talla estofada de Santiago de Matamoros, entre otras piezas novohispanas, sirve para mostrar cómo fue la conquista de este territorio, el cual en 1527 quedaría sujeto a la Nueva España, siendo su primer gobernador Diego de Mazariegos, quien fundó la Villa Real de Chiapa en el lugar que los indígenas llamaban “Jovel”.

Retratos de frailes dominicos y de la vida de Santo Domingo de Guzmán, objetos litúrgicos de los siglos XVII a XIX, entre ellos una silla episcopal y una gran custodia de plata en forma de granada, son testimonios de la evangelización que realizó esta orden a través de las visitas y las reducciones, éstas últimas dieron lugar a iglesias y conventos, caso del que lleva el nombre del fundador de la hermandad, en San Cristóbal de las Casas.

El Museo de Los Altos de Chiapas también reúne una colección de textiles prehispánicos, elaborados entre 600-900 d.C., la cual sirve de enlace temático con el Centro de Textiles del Mundo Maya, que conserva y custodia las más importantes creaciones de la región conformadas por la colección Pellizi, constituida por 582 textiles y 228 artesanías, así como 970 textiles procedentes de Guatemala y cerca de 200 piezas de la cooperativa Sna Jolobil.

Museo de Los Altos de Chiapas: Av. 20 de Noviembre s/n, Barrio del Cerrillo, San Cristóbal de Las Casas, Chiapas.  Martes a domingo de 9:00 horas a 18:00 horas. Acceso: $ 46.00 pesos mexicanos. Exentos de pago: personas mayores de 60 años de edad, niños menores de 13 años, jubilados y pensionados y personas con capacidades diferentes, profesores y estudiantes con credencial vigente e investigadores con permiso y credencial INAH. Los domingos la entrada es libre para mexicanos.

Fuente: (INAH)

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *