Home Del Toro Ocho con Ocho – ¡Sacudida!
Del Toro - October 29, 2012

Ocho con Ocho – ¡Sacudida!

En la corrida inaugural el coso monumental se cimbró con la actuación deslumbrante de Diego Silveti que combino técnica, estilo propio y emoción para dejar etiqueta y sello propio de la cuarta generación de los Silveti que entre otras grandes virtudes atesora torería dentro y fuera del ruedo, esa característica básica pérdida en su concepto actualmente por muchos coletudos.

Con el capote en su primer astado nos levantó del asiento con unas gaoneras untándose de toro, con la muleta interpretó pases de todas las marcas y en el epílogo de la faena ejecutó una serie de bernardinas (pase de la creación del maestro catalán Joaquín Bernardó ) y dentro de esa serie,  una de ellas todavía no alcanzamos a entender por dónde salió la cabeza del buen toro de Xajay.  El público como impulsado por un resorte le gritó en reconocimiento ¡Torero, torero!

Por fallar con la espada perdió trofeos pero en conjunto su actuación fue de las que se quedan en la memoria colectiva como de hito.

Nos sacudimos también antes de iniciar el paseíllo al ver salir del túnel de las cuadrillas al matador Juan Luis Silis cargando las cenizas de su maestro Mariano Ramos fallecido el 5 de octubre de 2012 con el reconocimiento en la vuelta al ruedo  a uno de los toreros más brillantes de la historia del toreo y que todavía seguía en activo hasta el día de su fallecimiento.

Fermín Spinola con el primero de su lote, un astado pegajoso que no le dió reposo al matador y sólo hacia al final de la faena pudo eslabonar naturales y pases de derecha de gran mérito. Al intentar matar recibiendo Fermín fue fieramente cogido y por fortuna todo quedo en golpes y una cornada poco profunda en el muslo y el escroto. Salió a lidiar a su segundo astado sedado y aún así puso gran par de banderillas al quiebro que le fue muy celebrado. Sin embargo  se quedo con la espina clavada Spinola para una próxima actuación en la que le ruede mejor la tarde.

El valenciano y para ser más preciso de Chiva Enrique Ponce, ya rebasó por dos en número de festejos toreados a Pedro Gutiérrez Moya El Niño de la Capea, como el hispano con mayor número de corridas toreada en La México.  Lo cual refleja el grado de conexión de ambos con el conclave capitalino, tan grande fue el de Pedro que su despedida gloriosa fue en su ruedo en dónde actúo 37 tardes, con el último Enrique llega a 39 festejos en La México.

Enrique Ponce toreó por primera vez el 13 de diciembre de1992 en la confirmación de alternativa en La México, su padrino fue Guillermo Capetillo y el testigo David Silveti con toros de La Venta del Refugio, sufriendo esa tarde Ponce la primera cornada de su carrera como matador de toros.

Pedro sigue hasta la fecha como el torero español con mayor número de rabos conseguidos, 3 acumuló el salmantino en La México y fue el primer torero español en ejecutar una faena que sirvió para el indulto de Samurai de la ganadería guanajuatense de Begoña el 4 de mayo de 1986 época en la que ya no se concedían trofeos simbólicos. El otro hispano con faena de indulto en La México como matador de toros, es Julián López El Juli con Trojano de Montecristo en 2005, el 5 de febrero para ser preciso.

Un  dato curioso es que Enrique alternó por primera vez en La México con el hijo de su testigo de confirmación de alternativa,  lo que refleja el inexorable paso del tiempo que avanza sin detenerse ante nada y ante nadie.

Lo anterior es la historia, la realidad del festejo inaugural fue tormentosa para Ponce que si bien  brilló por momentos Enrique en su primer toro, en su segundo no había como tener lucimiento ni para él que es un dechado de conocimiento y luego vino la gran sacudida para Enrique y me parece para todos sus colegas cuando apareció el séptimo de regalo de Ponce para compensar a tantos seguidores como tiene en La México.

El regalo fue contraproducente al aparecer un toro de Xajay, veleto de encornadura pero de nulo trapío en los cuartos traseros, falto de remate y como dicen algunos de plaza. Gran parte del público se fue de la plaza disgustado y otro se dedico a corear en son de burla lo que hacía Enrique además aventando miles de cojines al ruedo de La México.

Esa me parece  es un mensaje claro para toreros, ganaderos, empresarios y autoridades.

El 27 de octubre en Aguascalientes el público obligó al juez de plaza a regresar a un astado de Teófilo Gómez por pequeño en el cartel que integraron Castella, Saldívar y Juan Pablo Sánchez  lo cual es  muestra clara que en nuestro país, no sólo en la capital el público manifiesta que no quiere gato por liebre.

Ojala  entiendan los llamados profesionales que la mejor manera de defender al toreo es ser serios y respetuosos de su grandeza. Que así sea.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *