Home Entrevistas Memorias de un huapanguero: Galería musical, de Reynaldo Mota Molina, desde el corazón de la Sierra Gorda
Entrevistas - October 4, 2012

Memorias de un huapanguero: Galería musical, de Reynaldo Mota Molina, desde el corazón de la Sierra Gorda

Don Reynaldo también es un periodista lúcido y valiente al que siempre se le aprende algo en su columna hebdomadaria, que publica en el Mensajero de la Sierra Gorda. Pero se le aprende mucho más cuando se le conoce, cuando se le trata, cuando se tiene la oportunidad de charlar con él, de disfrutar de su sabiduría sin pretensiones, de su sencillez, de su bonhomía. Han sido pocas las veces que hemos charlado, pero han quedado grabadas en mi memoria. Con su hija Liliana –a quien, junto a sus hermanas Adriana y Norma, debo un reconocimiento y gratitud personal por una gentileza hace dos años– y don Fortunato Ramírez, que en paz descanse… Sus palabras, bien atendidas, son de las que se graban en las mentes ansiosas de conocimiento, de luces, de cultura…

Infatigable, entusiasta, el maestro Mota Molina –quien gusta denominarse como Promotor Cultural Independiente (PCI), pero, en realidad, con todo respeto y justicia, también podríamos denominarlo como PCI: Patrimonio Cultural Intangible– acaba de iniciar el 18 de septiembre –fecha señalada, propicia: Santa Sofía– una nueva etapa a sus 77 fructuosos años: el programa de radio Galería Musical, desde el poblado donde radica y se ubica un sitio declarado patrimonio mundial por la UNESCO: Jalpan de Serra, Querétaro. Con este motivo, entrevistamos al amigo y maestro.

Estimado Reynaldo, cuénteme, por favor, ¿cómo surgió la idea de su Galería Musical y cuánto lleva al aire?

Fue a partir de una invitación del director de Radio Querétaro en su sede de Jalpan de Serra. La denominé Galería Musical con la intención de compartir con el público la amplia fonoteca que poseo, que contiene música y canciones de diversas épocas con los más variados géneros e intérpretes, la mayoría, en versiones originales. La fonoteca la he integrado desde la edad de 12 o 13 años, sin una intención específica, simplemente siempre he sido muy aficionado a la música. Ésta es mi pasión. Iniciamos este proyecto apenas el 18 de septiembre de este año 2012.

Supongo que es una especie de prolongación de su Galería Huapanguera…

No. Galería Huapanguera, siendo esencialmente textual, era preciso sustentar lo escrito con imágenes alusivas para complementar el contexto mismo, relacionado invariablemente con el huapango en sus vertientes de arribeño y huasteco. Galería Musical es la proyección de imágenes imaginarias transmitidas al público a través de la música y canciones de todos los tiempos y géneros. Ésa es la virtud de la radiodifusión.  

Escuché su más reciente programa, donde puso el “Credo”, de Ricardo López Méndez, infiero que en la voz de ese declamador famoso hace unos cuantos años, Manuel Bernal… ¿Cómo arma sus programas? Es decir, me imagino que se basa en su archivo particular…

La magnífica interpretación del “Credo” es del declamador Gonzalo Soto. La de “México de día y de noche”, que le prosiguió, es de Paco Ignacio Taibo, y la interpretación, de Gonzalo Vega. En lo posible, trato de coincidir con hechos históricos, por ejemplo, en dicha ocasión se trataba de exaltar el mes de la Patria con música mexicana y su trascendencia en los músicos extranjeros; de ahí la inclusión de las poesías. Algo similar serán las conmemoraciones del Día de la Raza y la del Día de Difuntos. Desde luego, el material discográfico del que dispongo es con lo que armo los programas.

Hábleme del Programa Cultural Al Rescate de Nuestras Raíces, que, según me ha contado antes, ya lleva recorrido un largo camino, como la organización de festivales y otras actividades. Cuénteme de los planes o proyectos actuales o futuros de su Programa Cultural…

El Programa Cultural Al Rescate de Nuestras Raíces lo inicié en 1995 con un programa radiofónico dedicado a la difusión del huapango en su esencia genuina. Esto dio lugar a la organización de los festivales de huapango con dicho epígrafe y objetivo. Actualmente ya no los organizamos. El Programa Cultural comprende también la línea editorial. Hemos publicado diversas series sobre historia prehispánica tanto de la Sierra Gorda como del país, además de otras colaboraciones especiales. En 2007 editamos el libro Galería Huapanguera como una recopilación de los artículos periodísticos apoyado con un CD interactivo con imágenes fijas, audio y video. Contribuimos también con algunas asesorías culturales y ahora hemos emprendido este proyecto de Galería Musical con el objetivo antes dicho.

De un modo u otro, el programa es o implica una visión y revisión de nuestro pasado cultural, ¿qué lo estimula a seleccionar determinado disco o autor: alguna efeméride, preferencia, solicitudes del auditorio…?

En las emisiones que no están relacionadas con algún suceso histórico, como lo mencionamos antes, seleccionamos los temas que consideramos pueden ser del interés del público radioescucha, bien porque corresponden a otra época o porque son desconocidos para la mayoría; por ejemplo, en nuestro acervo contamos con grabaciones que datan del siglo XIX en cilindros de cera editados por Thomas Alva Edison; grabaciones de principios del siglo XX en discos de pasta de 78 rpm, y así sucesivamente hasta los LP monofónicos, estereofónicos, cuadrafónicos, digitales y los CD actuales. Tenemos mucho que ofrecer a nuestro público, pensamos, para casi todos los gustos.

Sin duda, usted es un coleccionista, de entre todo su material, ¿hay algún objeto, disco o libro que no haya conseguido y aún desee tener?

Desde luego que sí. Luis Arcaraz y su orquesta grabaron allá por los años 50 o 60 una versión de “Tú me perteneces” verdaderamente magistral con la trompeta de Lupe López, que nunca jamás he podido conseguir. Claro que me encantaría.

¿Cuál es la mayor enseñanza que le ha dejado su prolífica labor de investigación, preservación y difusión de nuestro patrimonio cultural?

El estímulo para continuar desarrollando la actividad cultural. Recién concluí un curso sobre Arte e Historia de México Prehispánico y estoy en un diplomado sobre Arqueología de la Sierra Gorda.

Hace años me dijo que tenía en mente algunos proyectos editoriales, ¿podría abundar sobre este asunto?

Hasta ahora no están concretados. Espero en un futuro cercano estar en posibilidad de realizarlos. Sin embargo, dentro de esta línea, tenemos en desarrollo la edición de un CD en coordinación con la Unidad Regional de Culturas Populares de Querétaro, conteniendo huapangos queretanos para su conocimiento y difusión a nivel continental. También la edición de una serie de cedés en coordinación con el Museo Histórico de la Sierra Gorda, conteniendo 100 huapangos que comprenden desde nueva creación, medio viejos, viejos u olvidados, que tienen en común estar en desuso, pero que son dignos de revivificarlos con el propósito de enriquecer el acervo huapanguero y estimular su difusión. Ambas producciones no son de carácter lucrativo, sino de difusión cultural.

Siendo su programa uno de esencia musical, dígame cuál es para usted la importancia de la música en el ser humano, por qué no contamos con una adecuada educación musical o artística…

La música en el ser humano es vital desde el momento en que es concebido. No se podría entender la creación humana sin los sonidos musicales. Desafortunadamente, la educación musical y artística en nuestro país radica fundamentalmente en las instituciones públicas y por razones políticas no les interesa el desarrollo intelectual y cultural de los ciudadanos, menos aún el de los niños. Acabo de regresar de la IV Jornada Iberoamericana de Niños y Jóvenes Poetas, Troveros y Versadores, que se realizó en Panamá, y es sorprendente el desarrollo cultural de niños y jóvenes de ese país y de otros, como Colombia, Cuba o Venezuela, en donde la instrucción artística está institucionalizada desde la enseñanza primaria.

Maestro, ¿desea añadir algo más?

Invitarlos a escuchar el programa radiofónico Galería Musical, los días martes a las 18 horas por la red Internet a través de la dirección www.radioytelevisionqueretaro.mx/1200.html.

Comentarios a esta nota: gregorio.martinez@azteca21.com

Foto: El “Trío Alondras Huastecas”, el trovador Ángel González, al centro, y, en el extremo derecho, Don Reynaldo, de anteojos.
Cortesía: Reynaldo Mota Molina.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *