Home Libros “Canto roto”, libro de Julio Estrada, que aborda la vida del músico duranguense Silvestre Revueltas
Libros - September 22, 2012

“Canto roto”, libro de Julio Estrada, que aborda la vida del músico duranguense Silvestre Revueltas

El libro es el producto de 25 años de investigación y estudio sobre Silvestre Revueltas, explica. Contiene seis ensayos y numerosas fuentes que trazan un acercamiento a sus distintas facetas, pasando desde su concepción del nacionalismo y su carácter ambivalente, hasta el estudio de sus obras y la difícil relación que sostuvo con Carlos Chávez, ante lo cual el también investigador de la UNAM aporta una carta inédita del músico norteamericano Herbert Weinstock.

“Revueltas fue un hombre iconoclasta que no respeta nada de lo establecido. Se planta de frente a la cultura, a la historia y al momento que está viviendo y lo expresa de manera muy directa. De ahí que si le convenía utilizar un ruido lo haría de manera abierta”, detalla, porque en buena medida su aproximación al ruido y al caos sucedió por esa vivencia de un México bronco, desordenado y caótico que el propio Silvestre refleja de manera involuntaria en su obra.

INDIVIDUAL. En opinión de Julio Estrada, es necesario ver a Revueltas fuera del marco en que se le ha querido integrar: como formal, nacionalista y miembro de una lista de autores como Carlos Chávez, José Pablo Moncayo… que son parte de la programación tradicional de las orquestas mexicanas.

“Él sale de ese cuadro porque no pertenece a ningún movimiento institucional, pero además hay que destacar que no es un centralista, a diferencia de Manuel M. Ponce y Carlos Chávez”, explica.

En su libro habla sobre un vínculo importante con Posada y José Clemente Orozco, pero también con Debussy y Ravel.

De Posada tiene humor e ironía y en el caso de Orozco ambos actúan bajo la legitimidad artística, es decir, lo que ambos generan es auténtico y no es parte del discurso oficial; de Claude Debussy resalta esa gran masa orquestal y de Ravel el gusto por la orquestación.

—¿Qué hay de su visión política?

—Es muy interesante. Hay artistas que hacen uso de la política para sus intereses como Diego Rivera y Carlos Chávez. Pero en Revueltas esa no era la actitud. Nunca se asimiló a ningún partido político porque supuso que con ellos no se podían atender los requerimientos de la sociedad. Así que se mantuvo en el individualismo artístico y propuso una obra fuera de los intereses del Estado.

PROTESTA. Editado por el Fondo de Cultura Económica (FCE) y el Instituto de Investigaciones Estéticas de la UNAM, Canto roto: Silvestre Revueltas también presenta una carta inédita sobre el conflicto entre Chávez y Revueltas. Se trata de la misiva que el musicólogo estadounidense Herbert Weinstock le remitió a su amigo Chávez, donde le dice:

“Si no tienes gran estima por las composiciones de Revueltas, y lo dices simplemente, estaría muy bien. Pero el evitar el tema completamente es dar en consecuencia la impresión, no importa cuanto lo niegues, de que el no tocar su obra se debió a disputas personales o a desacuerdos –una suerte de actitud antimusical que no puedo relacionar contigo–. Si por otra parte piensas bien del compositor Revueltas deberías decirlo y explicar con sencillez por qué, a pesar de pensar así, dejaste de tocarlo desde la época en que era tu asistente”.

Finalmente, Julio Estrada considera que hay mucho por hacer en la música de Revueltas. Uno de los pendientes es la necesaria reinterpretación de la música vocal e instrumental. “Hay que rechazar las  versiones refinadas y depuradas que hicieron Luis Herrera de la Fuente, Eduardo Mata y Enrique Diemecke, entre otros.

“Porque su música tiene más de protesta política y social de no adhesión a la idea general de cultura… A Revueltas le tiene sin cuidado esa belleza intocable, él toca la belleza y si es necesario destruirla o romperla con el caos y la desorganización lo hace porque lo que en verdad le interesa es reflejar a esa sociedad en la que está viviendo”.

Fuente: (cronica.com.mx/Juan Carlos Talavera)

Foto: Cortesía FCE

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *