Home Por la Espiral México tercer país con más “ninis” del mundo
Por la Espiral - September 13, 2012

México tercer país con más “ninis” del mundo

POR LA ESPIRAL

CLAUDIA LUNA PALENCIA

-México tercer país con más “ninis” del mundo

José Narro Robles, rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) afirma que “la solución de los problemas de la nación está en la educación, en la atención a las demandas de los jóvenes y en el cuidado y resolución de los conflictos que siempre han acompañado al país”.

Con esa misma sapiencia, hace un par de años él mismo corrigió al equipo del presidente Felipe Calderón tras precisar que en México los jóvenes que ni estudian ni trabajan –los llamados ninis-, no son cifras de  miles sino de millones, entonces un cálculo de siete millones.

El INEGI debió frenar la controversia  (y al mismo tiempo dio la  razón a Narro Robles) puntualizando que en  2011 los ninis rondaban los  7 millones 583 mil jóvenes. Es decir, un grupo muy importante de la población no tiene ni estudios, ni empleo.

Con este desperdicio de fuerza humana y talento,  días atrás el  propio Narro Robles volvió a colocar el dedo en la llaga al reafirmar el maná que la educación significa para un país, su crecimiento y desarrollo; y la dignidad humana exaltada en la realización profesional.

Se trata de un binomio que debería ser indisoluble: educación y trabajo. La propia OCDE, en voz de José Ángel Gurría, secretario General recuerda las carencias educativas de México y los rezagos para incorporar tanto a la gente tecnificada como profesional al  sector laboral. Algo sigue fallando en la enorme rueca de la productividad en  el país que abre menos ventanas de oportunidades para el sector laboral formal y portones más anchos a favor de nutrir el amplio sector de la economía informal.

Precisamente Gurría acaba de firmar en nombre de la OCDE un acuerdo de colaboración con el equipo de Enrique Peña Nieto, presidente electo, para llevar a cabo una serie de programas que provoquen un cambio en temas áridos como éste, el de la educación y el trabajo, y romper así la inercia de los ninis.

A COLACIÓN

¿Cómo le haremos en México para aprovechar el bono demográfico si un buen número de sus jóvenes está en casa sin hacer nada? Los ninis van en aumento.

El más reciente estudio de la OCDE titulado en español “Panorama de la educación 2012” y difundido esta semana apunta que México es el tercer país con mayor número de ninis: 1) Turquía con el 36.6%; 2) Israel con el 27.4%; 3) México 24.4%; 4) España 23.7%. 5) Italia 23 por ciento; entre otros más.

A los 7.5 millones de jóvenes contabilizados por el INEGI (primer semestre de 2011) habrá que añadirle un incremento de entre el 1% y 1.5%, siendo las mujeres el grupo por género mayormente afectado por no poder concluir estudios, ni tener un trabajo.

Según el estudio de recopilación de la OCDE los más grandes fracasos de México son de corte educativo, por ejemplo, en tasa de titulación universitaria,  en 2010  únicamente el 20% de quienes estudiaron una carrera universitaria lograron titularse en comparación con Reino Unido donde más de la mitad –51%- de quienes estudiaron una educación terciaria obtuvieron su título.  México tiene la menor tasa de titulación universitaria de la OCDE.

También la ostenta en graduación en segunda etapa de educación secundaria, el promedio de la OCDE es del 84%, México es el más bajo con mayores fracasos en el renglón señalado con una tasa del 47%, para tener una idea España tiene un 80 por ciento.

En cuanto a formación de la población adulta (entre 25 a 64 años de edad) para educación preprimaria, primaria y primer ciclo de secundaria, la media de la OCDE  señala que únicamente un 26% del conjunto de la población adulta tiene dichos estudios; otro 44% logró estudiar la segunda etapa de secundaria, secundaria y post secundaria; y un 30% accedió a la educación terciaria o universitaria.

En el caso de México, nuevamente es el país que más destaca dentro de la OCDE por sus lastres: un 64% de la población adulta únicamente tiene estudios de educación preprimaria, primaria y de primer ciclo de secundaria; otro 19% terminó la segunda etapa de educación secundaria y post secundaria; y sólo un  17% concluyó estudios universitarios lo que no significa que estén titulados.

Con este panorama que es por todos conocido y padecido en el México del siglo XXI, como presidente Peña Nieto deberá demostrar su interés por contribuir a mejorar el país atendiendo uno de los grandes desafíos económicos y sociales, imperioso para seguir evitando la fuga de cerebros y tan valiosa mano de obra.

El mexicano necesita creer en la educación como llave para superarse y encontrar un sitio bien remunerado.

P.D. Le invito a que opine del tema en mi blog http//claudialunapalencia.blogspot.com

 

 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *