Home Espectáculos “Sarao del chocolatero”, un espectáculo único para gozar y catar
Espectáculos - June 9, 2012

“Sarao del chocolatero”, un espectáculo único para gozar y catar

Anunciado en el programa de mano como “una deliciosa velada con música y danza del siglo XVII”, el sarao fue una oportunidad magnífica para deleitarse con unos ejecutantes extraordinarios, una música difícilmente interpretada en vivo en estas tierras del Señor y una bailarina dotada de la gracia y el vestuario de época, que la hacían “a-parecer” etérea y sutil, aérea e ingrávida, terrenal y fantasmal, complementada por un bailarín michoacano, creo de nombre Martín Pérez, “a quien nadie conoce”, dijo él, pero quien cerró espectacular y brillantemente la reunión con un baile impetuoso y vistoso, al que el artista plástico portugués Filipe García, amigo de Casilda y presente en la reunión, supongo, por la sincronicidad, denominó “El baile de las facas”, que me hizo recordar la peruana danza de las tijeras. La música escuchada en el salón del MuCho fue del enigmático fraile español Bartolomé de Selma y Salaverde y novohispana de “diferentes fuentes históricas y antigua lírica popular”.

Además, se montó una exposición muy ad hoc que sirvió como de escenografía, obra de una pintora noruega radicada en México, de nombre Cristin, cuyas pinturas daban espíritu, realce y fulgor a la música y a la danza nocturnales. A pesar del calor ambiental, sazonado con el espumoso aroma del chocolate, la velada transcurrió galanamente y fue un éxito rotundo.

Los artistas que dieron vida a esa música son Vladimir Bendixen en la fídula y en el canto, Pavel Amilcar en el violín barroco y Manuel Mejía Armijo en el laúd y guitarra barroca; en la danza y castañuelas refulgió el arte de Casilda Madrazo. Superlativos. Para concluir, José Luis Curiel Monteagudo hizo un panegírico merecido de los artistas y del equipo de MuCho y su directora, la arquitecta Ana Rita García Lascurain.

Al término del sarao, se ofreció un menú espiritoso consistente en pan artesanal, obra del chef Hugo González, y diversas bebidas a base de chocolate, de Sanborns. Así, pues, someramente, aconteció este prodigio musical-dancístico-gastronómico. Que se sepa. Vale.

Comentarios a esta nota: gregorio.martinez@azteca21.com

Foto: Un sarao que merece la pena repetir aquí y en provincias…
Azteca 21/Gregorio Martínez M.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *