Home Música Memorias de un huapanguero: Undécimo Encuentro de Música Tradicional Mexicana “Son para Milo 2012”
Música - June 1, 2012

Memorias de un huapanguero: Undécimo Encuentro de Música Tradicional Mexicana “Son para Milo 2012”

la Explanada de la Benemérita Escuela Nacional de Maestros (BENM), ubicada en la Calzada México-Tacuba y Avenida de los Maestros 75, colonia Un Hogar para Nosotros, en la delegación Miguel Hidalgo. La estación del Metro es precisamente “Normal”, de la línea 2, la “azul”.

Las actividades comenzarán el viernes 1 a partir de las 12 horas, con la apertura, para continuar en seguida con Yodoquinsi, Margarita Chacón, Los Tiburones, Son y Canto, Chucho Gil y sus Copleros, “El Gavilancillo del Violín”, Nostalgia Huasteca, Corazón de la Tierra, Grupo Regional Ajuchitlán de J. Natividad Leandro (no Leonardo, como está en el cartel), Estampa Huasteca, Los Arrieros, El Lindero, Furia Huasteca, Mono Blanco, Marimba Alma de las Américas, Trío Aguacero, Los Chilaquiles Verdes, Mariachi Quitapenas, Chintete, Palabra de Escándalo y Corazón de Cedro.

A partir de este primer bloque, con 21 grupos anunciados, se advierten algunas novedades. Primero: la participación de cada grupo está señalada para 25 minutos. De esta manera, Yodoquinsi iniciará a las 12:10 y concluirá a las 12:35; Corazón de Cedro está anunciado para cerrar esta jornada inaugural de las 22:55 a las 23:20 horas. Vale recordar que, como es natural, la programación está sujeta a cambios, así que… Segundo: hay grupos que participarán por vez primera en el “Son para Milo”, o eso creo; me refiero al grupo “El Gavilancillo del Violín”, de la familia Paredes, de Tlapehuala, Guerrero, el Grupo Regional Ajuchitlán de “El Palillo”, de la población homónima, El Lindero, grupo formado por músicos de varios estados del país que tocan sones de arpa grande al estilo Zicuirán, quizás sea el mismo caso de Mono Blanco…

Por supuesto, la inclusión de músicos tradicionales que vienen de sus pueblos a tocar a la ciudad es un acierto que nutre muchísimo este Encuentro, eso sí, no es la primera vez que esto ocurre. En cuanto a la participación de músicos como los de El Lindero y Mono Blanco sucede lo mismo: aparte de nutrirlo, le confieren un matiz de diversidad, de una posible dimensión de la música tradicional mexicana: sin dejar de ser autóctona ya es “otra” música y linda en la world music, respectivamente. Contrastan, muestran la riqueza y la evolución de nuestra música. Insisto: ambas participaciones le dan más peso específico a este “Son”.

El sábado 2, como es costumbre, “están cargados los dados”. La apertura será a las 10 horas y después se sucederán los grupos: Ñu Daavi, As del Sur, Son Huapango, Jóvenes Orquestas, Nanishe, Kumaltik, Trío Tlamalinxochitl, Banda Clásica de Oaxaca, Ernesto Anaya “Huapangueando”, Baltazar Velasco y Los Chileneros de la Costa, Los Parientes de Playa Vicente, Los Camperos de Valles, Hermanos Tavira, Los Pregoneritos de Hidalgo, Los Hijos de la Matraca, Grupo Regional Calentano de Pedro Ignacio, Trío Chicontepec, Gallina Negra, Los Salmerón, Los Chiles, Los Cocoteros de Colima, Recuerdo a Hidalgo, Los Brujos de Huejutla y Los Choznos. La duración de cada participación vuelve a ser de 30 minutos, lo mismo el domingo.

¿Ya contaron cuántos grupos van? Cuéntenle: 45, 21 y 24, respectivamente. De la segunda jornada hay grupos que nunca he escuchado, pero ¡qué mosaico musical! Hay de todo, como en discoteca. Interesante: los internacionales –y profesionales, podríamos añadir– Los Camperos de Valles participarán por primera vez, creo. El grupo de Pedro Ignacio, de El Cantón, también del municipio calentano de Ajuchitlán del Progreso. Así, esta edición del “Son para Milo” adquiere nuevos matices y se requeteconsolida. Ojo, si no se bajan de ahí, de este nivel, los maestros del Tezcatlipoca, el “Son para Milo” es una opción seria de ser propuesta como Patrimonio Cultural Intangible de la ciudad, en primer lugar, y del país y del mundo, “alueguito”. Si no, díganme, ¿en qué otro lugar de nuestro México se reúne tanta riqueza musical? A ver si ahora sí le caen los del Canal Once –tan cerquita que les queda– o los del Canal 22, o los de la televisión privada o por cable, para que saquen un reportaje o una nota. En fin…

El domingo 3 se reanudará el banquete de música tradicional mexicana a las 10 horas con la apertura y, sucesivamente, Telpoch Cuicani, Marimba Tanguyú, Zentzontli, Los Huajitos, Chintacastli, Trío Sierra Hidalguense, In Cuic Xochipilli, Nahucalli, Los Jilguerillos del Huerto y Serafín Ibarra, Zazhil, Trío Los Hidalguenses, Yolotecuani, Sergio Campos Sonecito, Son del Pueblo, Cucalambé, Trío Herencia Huasteca, Anastasia Guzmán Sonaranda, Trío Tordo Huasteco, Moros y Cristianos, Avispones Huastecos, La Aurora y La Zafra. Súmenle: 67 en total.

De esta jornada tercera, resalta la actuación de Los Jilguerillos del Huerto y Serafín Ibarra. Para mí, ¡todo un acontecimiento! No había visto –ni sabía– que ya tocaran juntos. Es decir, son dos grupos en uno, Los Jilguerillos es uno y Serafín tenía o tiene el propio. Además, es una especie de reunión del “maestro” (Serafín) y unos “alumnos de excelencia” (Los Jilguerillos), y no porque sea así en la vida real, simplemente que estos dos grupos, considero, ya son emblemáticos, representativos de dos generaciones diferentes de músicos, y reúnen en su repertorio mucha de la mejor música tradicional michoacana, aunado esto al talento natural de cada uno. Lástima, sólo tocarán media hora… Esto sin menoscabo de la calidad de los demás grupos anunciados, sólo reparo en ello porque son fenómenos aislados, literalmente privilegios que la vida aún nos ofrece. Por supuesto, esto no se había visto en diez ediciones anteriores del Encuentro, ni es fácil que se repita, por lo menos aquí en la Ciudad de México. Quizás ya haya sucedido recientemente en Morelia, donde vive Serafín y estudiaba hace un par de años Huber, el violinista de Los Jilguerillos… Además, reitero, en gustos se rompen géneros y en el “Son para Milo” hay para todos.

Por cierto, otra novedad es la página web, supongo que oficial, del “Encuentro”, en la cual se pueden consultar los horarios, para que cada quien programe su asistencia, y ver el video promocional de esta interesantísima edición. La dirección es http://www.sonparamilo.org/sitio/programacion.html. Ya ocurrieron las actividades académicas –talleres y conferencias–, pero durante el “Encuentro” se montará la muestra gastronómica y artesanal. Dios mediante, ¡allá nos vemos!

Que siga el huapango

Para no variar, como el refrán: hay veces que nada el pato y veces que ni agua bebe, y para cerrar esta entrega de “Memorias de un huapanguero”, sólo me queda informar (y lamentarme) que en San Luis Potosí, donde el huapango fue declarado el año pasado como Patrimonio Cultural del Estado, se efectuará el Segundo Festival del Huapango del 31 de mayo al 3 de junio, que estará de lujo, en la capital del estado y en Real de Catorce, Matehuala y Moctezuma. Durante esos cuatro días actuarán Los Cantores de Valles, Guillermo Velázquez y Los Leones de la Sierra de Xichú, Santuario Huasteco, Halcón en Vuelo, Javier Rodríguez y sus Huapangueros, Los Microsónicos, Los Caporales de Valles, Trío Huasteco de Valles, Doctor Chessani y sus Huapangueros de Rioverde, Trío Tamuín, Trío Xochipitzáhuatl, Los Caimanes de Tamuín, Corazón Huasteco y Pavorreal Huasteco.

Por si fuera poco lo anterior, el sábado 2, don Guillermo Velázquez y Los Leones de la Sierra de Xichú se presentarán en la Casa del Faldón a partir de las 20:30 horas en un evento denominado “Vamos a bailar huapango”, el cual durará cinco horas. Supongo que será rumbo a los festejos del 30 Festival de Huapango Arribeño y de la Cultura de la Sierra Gorda. Lo que sí, es que este sábado 2 el fandango será en memoria de don Benito Lara, quien murió en marzo pasado en Xichú, y en homenaje por los cien años de la señora Maura Reséndiz, quien es bailadora de huapango, y a quien he tenido el gusto de ver bailar en ese hermoso pueblo serrano de mi Guanajuato querido. Así las cosas, no me queda más que seguir robándole tiempo a la vida para ya no tener tan olvidadas estas “Memorias…”, a las que, si Dios me presta vida, aún me falta agregar muchas páginas ya vividas. Hasta entonces.

Comentarios a esta nota: gregorio.martinez@azteca21.com

Foto: Cartel de un encuentro donde esplende la riqueza musical de México.
Cortesía: Taller de Danza Tezcatlipoca de la BENM.

Nota patrocinada por www.vialibros.com

Leave a Reply