Home Teatro Dedican función y develan placa-homenaje a Julio Alemán durante la representación de “La muerte de un viajante”
Teatro - May 6, 2012

Dedican función y develan placa-homenaje a Julio Alemán durante la representación de “La muerte de un viajante”

El viernes pasado, los actores participantes en el montaje, dirigido por José María Mantilla, dedicaron su trabajo en escena a la memoria del actor. En el evento estuvo presente como invitado especial Odiseo Bichir y su padre, el también actor Alejandro Bichir.

El texto de Miller, estrenado en Nueva York en 1949, es interpretado por José Elías Moreno, Silvia Mariscal, Osvaldo de León, Emilio Guerrero, Julián Pastor, Héctor Kotsifakis, Talía Marcela y Miguel Conde, entre otros.

Al concluir la función, los intérpretes acompañados por el equipo técnico que produce la obra, develaron una placa conmemorativa dedicada a la memoria de Alemán, en un emotivo acto que incluyó un minuto de aplausos en honor del fallecido intérprete.

Intensidad reflexiva

La historia de La muerte de un viajante, es la de Willy Loman, un vendedor ambulante que ha llegado al final de su vida productiva sólo para descubrir que no ha logrado reunir los beneficios suficientes como para poder retirarse tranquilamente; la crisis lo lleva a enfrentar los errores del pasado y sus consecuencias del presente.

Moreno regala en esta puesta en escena uno de los trabajos más logrados que ha logrado en su carrera, al dar la intensidad e interpretación precisas que requiere la obra, marcada por la desesperación y la locura a la que se acerca este personaje.

La manera en que la crisis impacta a su familia, conformada por su esposa Linda (Mariscal) y sus dos hijos, provoca que algunos secretos del pasado se descubran al tiempo de ofrecerse como una dramática explicación del fracaso y frustración por la que los integrantes atraviesan.

Para el desarrollo de esta obra, Miller planteó situaciones cotidianas llevas al extremo, por lo que los actores están obligados a realizar una interpretación intensa todo el tiempo.

La reflexión de la obra es intensa: los errores de juventud marcan el presente de la vida adulta del protagonista, sus deseos están borrados por la realidad, sus sueños desechos por la inmadurez… su familia vive las consecuencias de sus actos, la responsabilidad lo agobia.

Pero al final aparece la esperanza como elemento redentor en esta historia que se ubica en la ciudad de Nueva York, pero que por sus valores deviene anécdota universal sin tiempo ni fronteras que la limiten.

La muerte de un viajante se presenta en el Foro Cultural Chapultepec, con funciones los viernes a las 20:45, sábados a las 18:00 y 20:30, y los domingos a las 17:30 y 19:45 horas. El costo de la entrada es de 160 y 500 pesos.

Fuente: (CONACULTA)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *