Home Expos y Museos El “Museo del Fuerte de Loreto” será reabierto al público en el marco del 150° aniversario de la derrota de las tropas francesas a manos del “Ejército de Oriente”
Expos y Museos - May 4, 2012

El “Museo del Fuerte de Loreto” será reabierto al público en el marco del 150° aniversario de la derrota de las tropas francesas a manos del “Ejército de Oriente”

Para la conmemoración de esta gesta, al inmueble histórico se le efectuaron trabajos de conservación, al igual que a parte de su colección. Los visitantes ahora podrán admirar más de 180 piezas de los siglos XVIII y XIX, entre las que destacan óleos de advocaciones marianas y otros de gran formato; esculturas de madera, objetos religiosos, retratos de próceres, armas, litografías, uniformes, cañones, banderas, mapas, planos, cartas y alegorías.

Asimismo, se incluyen los anteojos, binoculares y una casaca militar de gala con bordados en hilo de oro, que pertenecieron a Ignacio Zaragoza; banderas de batallones y óleos sobre tela que muestran escenas de la batalla, entre las que sobresalen dos pintados por el artista poblano Patricio Ramos.

De acuerdo con Celia Salazar Exaire, responsable de los contenidos históricos de este recinto del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH-Conaculta), la historia de dicho fuerte se remonta al siglo XVII, cuando se construyó una pequeña capilla en honor a la Virgen de Loreto, que con el tiempo se convirtió en un santuario circundado por un claustro cerrado.

Fue en 1815 cuando se construyó la fortaleza —de forma cuadrada y flanqueada por cuatro bastiones—, y años más tarde, dijo la especialista, la capilla de Loreto junto con otras cercanas, fueron ocupadas como cuarteles militares, al estar ubicadas en lugares estratégicos desde los que se podía dominar la visual de la ciudad.  En 1862 el inmueble fue escenario de la Batalla del 5 de mayo, donde el Ejército de Oriente al mando del general Ignacio Zaragoza derrotó a las tropas francesas, las más poderosas de aquella época.

La historia del espacio como recinto museístico, se remonta a 1936, cuando se inauguró el Museo de Guerra, cuyo acervo de guarnición de artillería fue donado por el Ejército Mexicano. Posteriormente, con motivo del centenario de la gesta, el espacio se transformó en el Museo de la No Intervención, como símbolo de la defensa de los mexicanos contra la invasión extranjera y la lucha por la soberanía.

Para el 150° aniversario, al recinto se  le realizó una restructuración museográfica y le fue cambiado el nombre a Museo del Fuerte de Loreto, indicó Salazar Exaire, investigadora del Centro INAH-Puebla.

La especialista comentó que el anterior guión museográfico fue creado en los años 80, y tras más de 25 años de permanecer casi intacto es la primera vez que se le hace una renovación completa; propuesta que comenzó a trabajarse desde 2006, y cuyas temáticas novedosas que ahora se presentan, son el origen religioso del fuerte, así como el aspecto antropológico del culto y los festejos actuales.

En ese sentido, Cora Falero, subdirectora de Investigación y Curaduría, refirió que la nueva propuesta curatorial del museo hace énfasis en la soberanía nacional y la identidad. El nuevo discurso museográfico está dividido en nueve núcleos temáticos y cronológicos, que abordan el desarrollo del culto lauretano (relativo a la Virgen de Loreto) en Puebla, las transformaciones del lugar, desde su vocación religiosa y militar, los momentos cruciales de la batalla, hasta los actuales festejos del 5 de mayo dentro y fuera del país, de manera que abarca más de 350 años de historia.

Los títulos de los módulos del espacio museístico renovado son: Introducción al museo; Identidad religiosa; Arquitectura militar en Nueva España; El Fuerte de Loreto en el proceso de la construcción de la República; La Reforma y los antecedentes de la Intervención Francesa; La Intervención Francesa; El Sitio de Puebla; La festividad cívica del 5 de mayo y Los usos del patrimonio cultural en el imaginario colectivo.

El recorrido se complementa con la proyección de tres videos; introducción al Fuerte de Loreto, una animación de la Batalla de Puebla, así como la importancia de la festividad del 5 de mayo, en México y Estados Unidos, abundó Cora Falero, especialista de la Coordinación Nacional de Museos y Exposiciones del INAH.

Es en la última parte de la museografía donde se aborda, desde la perspectiva antropológica, la Batalla de Puebla y el culto lauretano; en esta sección, a través de imágenes e indumentaria, se muestra cómo se rememora dicho episodio histórico en el Carnaval de Huejotzingo, donde la comunidad recrea la ofensiva; también se da a conocer cómo los mexicanos que viven en Estados Unidos recuerdan esta fecha celebrando el ‘Día del Orgullo Mexicano’, con mariachis y corridas de toros, entre otras actividades.

“Además se muestra el culto mariano actual, a través de la pervivencia de mayordomías, como la de San Miguel Canoa, comunidad nahua de Puebla, donde se venera a la Virgen de Loreto; y en la Iglesia de los Remedios, que fue cuartel de Zaragoza y donde se cree que la imagen del Cristo principal salvó a este personaje de recibir un disparo, por ello se le llama el ‘Cristo de la Bala’ ”, comentó a su vez la antropóloga del Centro INAH-Puebla, Margarita Piña.

Para la conmemoración, junto al acervo en exhibición del museo —integrado por 180 piezas en total— se presentará además una veintena de objetos históricos, provenientes de los museos nacionales de Arte, del Virreinato, y de Historia “Castillo de Chapultepec” (Ciudad de México); los museos de Arte Religioso “Ex convento de Santa Mónica” (Puebla) y Regional de Querétaro; y de los recintos a la Bandera y Santuario a la Patria (Iguala, Guerrero) y de la Junta Auxiliar de Zaragoza (Puebla), así como de una colección particular.

De dicha colección, que se exhibirá de manera temporal en el Fuerte de Loreto, destacan tres obras de Patricio Ramos, una proveniente de la Junta Auxiliar de Zaragoza y dos de una colección particular; dichas obras del pintor poblano son reunidas por primera vez para disfrute del público, destacó Cora Falero.

Respecto al acervo que estará de manera permanente en el museo, más de 50 piezas fueron sometidas a tratamientos de preservación por especialistas de la Coordinación Nacional de Conservación del Patrimonio Cultural, a través de un grupo dirigido por las restauradoras Dora Méndez y Bárbara Lara.

Además de la renovación museográfica y restauración de colecciones, se efectuaron labores de conservación del inmueble, mediante la recuperación de elementos arquitectónicos originales, como ventanas y óculos (ventanillas circulares frontales) de la capilla; se rescató un patio que había sido ocupado como auditorio, y se recobró el estado original que tuvo la cubierta.

Asimismo, se quitaron algunos aplanados de cemento, colocados en 1962, y así poder apreciar la superficie original. También se crearon rampas para facilitar el acceso a personas con discapacidad, se mejoró el mobiliario de la taquilla y la librería; se adecuaron dos áreas que rodean la fortaleza conocidas como “abrigos”, para que posteriormente sean ocupadas como áreas de servicios educativos.

Luego de varios meses de labores, el Museo del Fuerte de Loreto (Centro Cívico 5 de mayo, calzada de los Fuertes, Puebla de Zaragoza) podrá ser visitado nuevamente a partir del domingo 6 de mayo. Horario de martes a domingo de 9:00 a 17:00 horas. Costo 41 pesos. Entrada libre a maestros, estudiantes, niños menores de 13 años,  pensionados, jubilados, maestros y estudiantes con credencial vigente. Domingo: entrada gratuita a público nacional y extranjeros residentes.

Fuente: (INAH)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *