Home Entrevistas Javier Castro y Rodolfo Mejía “El Tuco” apuntan para buenos; dos novilleros diferentes
Entrevistas - April 18, 2012

Javier Castro y Rodolfo Mejía “El Tuco” apuntan para buenos; dos novilleros diferentes

ESTE ES RODOLFO MEJÍA “EL TUCO”

 

¿De dónde saliste?

“De esas ganas de querer ser torero, sin que nadie me lo inculcara. Es algo que nació de mi”.

¿Tienes antecedentes taurinos familiares?

“Mi padre Pedro quiso ser torero y mis hermanos Miguel, quien fue aspirante a banderillero y Adán fue novillero”.

¿Cómo ha sido tu formación taurina?

“Técnicamente en la Academia Taurina Municipal de Aguascalientes, además de lo que yo he conseguido toreramente con mi esfuerzo”.

¿La del domingo pasado fue tu segunda novillada formal de luces?

“Así es. La primera fue el 31 de octubre de 2010 en la plaza Xonacatique de Jesús María, Aguascalientes”.

¿Cómo sentiste tu actuación en el coso San Marcos?

“La viví, la disfruté, que fue lo importante, porque yo disfruto estar en la cara del astado y lo demás no tengo palabras para explicarlo, aun no me la creo y eso ha marcado mi vida para bien”.

Rompiste un “maleficio” de casi 14 años sin haberse concedido un rabo en la plaza San Marcos.

“Es algo que creo histórico, me siento un privilegiado por ser esa persona que logró eso y estoy muy contento por el triunfo más que nada”.

¿Cuáles son tus aspiraciones como torero?

“Torear mucho, ser constante, vivir día a día, no de lo que pasó y llegar a lo más que se pueda. Puedo decir que quiero ser figura del toreo pero creo que para mí no es tanto así, por lo que conforme se me vayan dando las cosas para bien puedo ir diciendo qué quiero y a qué aspiro”.

Tienes una percha en el ruedo que hace recordar tiempos pasados ¿qué opinas de ello?

“Creo que es algo que me gusta. Del vestido me decía gente que pidiera prestado uno, que rentara, pero yo tengo ese y yo digo que voy a torear no a modelar vestidos de luces, por ello estoy contento, no me quiero dar a conocer por vestir bonito, me quiero significar por torear bien y gustar a la gente”.

¿Y ahora qué sigue?

“Lo que ahora diga la empresa Espectáculos Taurinos de México, pues ya pertenezco a ella”.

HABLA JAVIER CASTRO

¿Cómo te sentiste en tu debut ante tu gente, en el coso San Marcos?

“Muy contento. Partir plaza aquí es un sentimiento distinto, además de estar ansioso porque abrieran la puerta para hacer el paseíllo. La verdad lo disfrute todo”.

Esa ansiedad se notó desde que saliste a hacerle un quite al quinto astado.

“Ahí dije que tenía que salir a darlo todo, quise que la gente viera que quiero ser torero”.

Tu actuación ¿cómo la sentiste?

“Mi novillo no era fácil pero era toreable y estuve ahí, le peleé y le pude sacar algunos muletazos que no tenía”.

¿Qué me dices de la oreja que cortaste?

“Estoy muy contento por haber ‘tocado pelo’ en mi plaza, la que me vio hacerme torero y ello seguramente me dará mayor proyección en otros ruedos”.

¿Cuál fue la reacción de la gente contigo?

“Todo mundo muy contento, nadie esperaba que fuera a estar así , todo se me dio bien, aunque hubiera querido que el novillo doblara antes pero Dios quiso que así fueran las cosas, que cortara una oreja y no hay más que seguir adelante”.

¿Qué sigue Javier?

“Seguir preparándonos, no aflojar, redoblar esfuerzos porque la gente me querrá ver mejor y donde nos pongan salir a darlo todo”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *