Slim y Ora.TV

Por la Espiral

El mexicano más rico (y también poderoso) del planeta factura miles de millones de dólares de una forma caudalosa con un despegue trepidante desde 2001.
¿Cuál es la fórmula? Slim Helú ha demostrado con sapiencia y buen tino para las inversiones que la transición política en México (cuando muchos se preocuparon por las consecuencias de la caída del PRI) no debía asustar y nadie mejor que él ha sabido sacarle partido: precisamente durante los dos sexenios de gobiernos panistas,  Slim escaló posiciones entre los multimillonarios del mundo.

Si al concluir el siglo XX, el ingeniero apenas figuraba en la lista Forbes y diversos columnistas en México cuestionaban el origen de su enriquecimiento ligado con el ex presidente Carlos Salinas de Gortari, unos pocos años después una vez superado el colapso del 11-s y la crisis económica desatada, en 2004 llegó el anuncio más inusitado: el mexicano Carlos Slim Helú figuraba como el cuarto hombre más rico del mundo. ¡Vaya manera de hacer dinero! Ese año, Forbes reportó que la riqueza del dueño de Telmex creció 70% al pasar de 13 mil 900 millones de dólares hasta 23 mil 800 millones de dólares.

En ese momento él estaba detrás de Bill Gates (46 mil 500 millones de dólares) y Warren Buffet (44 mil millones de dólares); y el hindú, Lakashmi Mitta (25 mil millones de dólares).

Que un mexicano de origen libanés destacara entre los boyantes del mundo despertó –como  lo sigue haciendo-, recelo en un país con recurrentes  crisis económicas  en cada década desde que inició la maldición de las devaluaciones, fugas de dinero, desequilibrios  de la balanza de pagos a  mediados de 1970.

Un multimillonario mexicano que cada vez se hace más rico en un país donde cada vez hay más pobres, resulta  paradójico; millones de personas quisiéramos nos compartiera su “pócima mágica”, su sentido del olfato para hacer negocio, su know how y saber estar en el momento preciso.

Y con esa personalidad enigmática que desata admiración y envidia al mismo tiempo, su fortuna agiganta y no únicamente demuestra que es inmune a las transiciones políticas, al presidente cuestionado y al presidente legítimo igualmente es valiente al seguir en México y no huir a pesar de la narcoviolencia como muchos otros empresarios para buscar un resguardo detrás de las fronteras.

Además resiste los embates de la crisis global, trata de maximizar las ganancias y minimizar el costo de las pérdidas, aguantar la cresta de la ola como sucedió en 2000 a 2003; 2008 y 2009; y la del año pasado que le hizo perder 5 mil millones de dólares.

Hay que tener tipo para aguantar el varapalo atento  de lo que se fragua en la mar de la globalización, aún así, Forbes lo vindicó como el más rico del mundo el año pasado con 74 mil millones de dólares y lo volvió a reivindicar como tal  para 2012 con 69 mil millones de dólares.

Ni William Gates, el magnate estadounidense, ha sabido rentabilizar tanto su fortuna obtenida gracias a Microsoft y es que, Slim Helú pasó de tener 13 mil 900 millones de dólares en 2003 a 74 mil millones de dólares en 2011, un crecimiento de 432.37% en su fortuna en tan sólo 8 años.

A COLACIÓN
¿Cómo es qué mientras millones sufren y se empobrecen un puñado son más ricos? Preguntémosle a Slim a ver si uno de sus secretitos nos funciona.
Precisamente este año el ingeniero gran amigo de Larry King apostó por él para lanzar con fuerza Ora.TV, nada más que un nuevo canal de televisión por Internet, cuya sede será Nueva York y estará financiada por América Móvil.

Ora.TV saldrá este año dirigida por Jon Housman, ex presidente de la unidad de periodismo digital de News Corporation. Este medio de comunicación contará con contenidos propios  para ser descargados en streaming, en televisores con accesos a la red, ordenadores, tabletas y teléfonos móviles.

Slim Helú, aunque a sus 72 años, dice que ya delegó todo en sus hijos, sigue siendo el eje de los negocios y apunta con visión de lince hacia sectores que sabe bien,  tarde o temprano, serán imán de grandes consumidores. Y todo sucede con crisis o sin ésta.

P.D. Le invito a que opine del tema en mi blog http//claudialunapalencia.blogspot.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *