Home Toros y Deportes Fermín Spínola corta dos orejas y sale a hombros en Mérida; Pablo Hermoso, un trofeo y Rafael Ortega, abroncado
Toros y Deportes - February 27, 2012

Fermín Spínola corta dos orejas y sale a hombros en Mérida; Pablo Hermoso, un trofeo y Rafael Ortega, abroncado

La Banda de Música del Estado deleito la espera y en punto de las 16:30 hrs el júbilo se desbordo escuchándose un estruendoso ole tan largo como la Av. Itzaes para recibir a los alternantes e iniciar el paseíllo.

Pablo Hermoso de Mendoza, vestido a la usanza campero andaluz con una casaquilla estilo rondeño muy elegante en color azul marino y pasamanería negra, abrió la tarde recibiendo a Azul de 508 kilos, de Fernando de la Mora con su caballo torero Estella para templar la embestida girando en un pequeño espacio y dejar dos rejones en buen sitio. Para el tercio de banderillas saco a Chenel quien puso a la afición de pie al dar una vuelta a todo el pandeo de Reforma pegado al astado a la grupa, escuchando oles y una larga ovación, dejo tres banderillas al quiebro. Haciendo honor a su nombre, Ícaro toreando de frente entregando el pecho como carnada, dejando pasar al toro para dejar dos banderillas en los medios que el público reconoció enormemente. Para terminar la lidia, Pirata hizo acto de presencia, caballo que me recuerda a Chicuelo por su desesperación para estar en la cara del toro, Pablo lo controla y deja tres banderillas cortas en buen sitio, deja una estocada contraria y caída, teniendo que recurrir al descabello, lastima perdió las orejas y se quedo solo con palmas.

En el cuarto de la tarde, Carnaval de 545 kilos, también de Fernando de la Mora, recibió con Garibaldi hermoso caballo hijo de Sarmata, quien emociona desde el inicio templando la embestida del astado, dejando dos rejones en todo lo alto y en los medios. Para deleitar y en búsqueda del triunfo, más si Spínola ya se había ido por delante, Silveti hizo acto de presencia, el mejor caballo de banderillas de la actualidad, quien hizo dos quiebros espectaculares, saco un caballo nuevo que realizo dos giros espectaculares en la cara del burel tras poner banderillas al estribo, preparando con Pirata el punto final con dos banderillas cortas, el teléfono y banderillas a dos manos. Desafortunadamente dejo en dos intentos el rejón en mal sitio, sin embargo, fue premiado con una oreja que el público asistente le reprobó con airada división de opiniones.

El que no estuvo en su día, fue Rafael Ortega, vestido con un bello traje de sangre de toro y oro, partió a sus dos astados en los caballos, llevándose fuerte bronca en su primero y palmas en su segundo, hay que reconocer que hizo un extraordinario tercio de banderillas en el quinto, y lidio con excesivo cuidado permitiendo un buen inicio que se fue apagando por lo débil del astado tras el fuerte castigo inadmisible en el tercio de varas. Dejo una estocada en buen sitio, sin embargo se le vio fuera de forma y eso permio en su accionar. Esperemos que pronto retome su parsimonia y calidad torera que tiene. Sus dos picadores, fueron duramente abucheados y recriminados ante tan violenta acometida contra los toros, siéndoles aplicada una multa justa por parte del Juez de Plaza, misma que la afición aprobó con aplausos y reconocimiento.

Quien llegó con todo, fue Fermín Spínola, quien desde el paseo fue arropado por el público asistente. En un traje obispo y oro, recibió a Buena Suerte de Bernaldo de Quiroz marcado con el número 27 y con 508 kilos de peso, con unas hermosas verónicas y mandiles que el público jadeó con los oles. Para la pica solo le dieron un piquete de aguja pues el toro se dolió saliendo rebrincando del caballo, Fermín tras la bronca a Ortega, decide cambiar el tercio y hacer unas chicuelinas ceñidas al vestido con clase y elegancia. Brinda al público en general, para luego darle su distancia y espacio al astado para pegar dos buenas tandas por derecha con temple, sabor, artísticas mismas que el público sabe entender y se entrega a grito de torero al diestro quien con una sonrisa demuestra lo feliz y a gusto que se siente con el astado. Intenta por izquierda pero el toro se reúsa y pega arriones que hacen retroceder al diestro quien decide regresar por derecha pegando tres tandas más con gusto, rematando con cambiados de mano y pases de pecho de pitón a rabo, deja una estocada entera en buen sitio que hace efecto rápidamente en el burel que rueda en la arena. Elevando los brazos dando gracias a Dios, entrega el Juez una y luego la otra ante el júbilo de toda la plaza.

En el sexto de la tarde, que cierra plaza, Cortijero de La Punta, no logra acomodarse más que para pegar dos verónicas y nada más. Inicia la faena pegado a tablas y con doblones para pegar cuatro buenos muletazos. Al no convercerle el lado derecho, cambia a la mano izquierda para dar cuatro tandas de cinco a seis pases por naturales, largos, sentidos, templados que permiten nuevamente escuchar los oles, largos, hondos como los pases, se deleita toreando en redondo, haciendo cambios de mano de la muleta en la cara del astado, estaba de figura, de gente grande. Lástima que dejo una estocada caída, otra cosa hubiera sido.

Para la siguiente corrida, se anuncia un cartel mixto, domingo 25 de marzo, Emiliano Gamero, Oliver Godoy, Gerardo Adame y el novillero yucateco Michelito Lagravere con astados por designar.

FICHA: Plaza de Toros Mérida. Cartel de No Hay Billetes. Se lidiaron dos toros de Bernaldo de Quiroz, tres de la Punta y uno de Bernardo de Quiroz. Pablo Hermoso de Mendoza: palmas y oreja con división de opiniones. Rafael Ortega: Bronca y palmas. Fermín Spínola: Dos orejas y palmas.

Incidencias: los dos picadores de la cuadra del matador Rafael Ortega fueron multados por el excesivo castigo que le infirieron a los astados del diestro tlaxcalteca.

Fuente: (suertematador.com/Alejandro Canto)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *