Home Salud Lo que pueden ver y decir los ojos y la boca sobre su corazón
Salud - February 15, 2012

Lo que pueden ver y decir los ojos y la boca sobre su corazón

Hay cada vez más evidencia que sugiere que la enfermedad de las encías puede aumentar el riesgo de enfermedades cardíacas y, en muchos casos, su oculista puede ser el primero en ver los signos de condiciones relacionadas con las enfermedades cardíacas.

Los hispanos, en particular, deben prestar atención a esto, ya que tienen una alta probabilidad de desarrolar problemas de la visión, incluyendo ceguera y enfermedades de la vista ocasionadas por la diabetes.  Por otro lado, según la Asociación Dental Hispana, el pasado año, 65 por ciento de los hispanos experimentaron por lo menos un problema de salud oral, comparado al 53 por ciento de la población general.  El 36 por ciento de los hispanos experimentó un problema de salud oral lo suficientemente severo como para afectar sus actividades diarias, comparado al 22 por ciento de la población general.

Los riesgos de enfermedades cardíacas incluyen el tabaquismo, la obesidad, el colesterol alto y la presión arterial alta. Todos estos riesgos a menudo dañan los vasos sanguíneos, que generalmente se detectan en las etapas avanzadas, cuando son difíciles de revertir.

Sin embargo, las enfermedades cardiovasculares también pueden dañar a los vasos sanguíneos de los ojos, y un oculista que realiza un examen de la vista puede detectarlas en una etapa temprana y supervisar su evolución.

Según la publicación Harvard Heart Letter, varios estudios revelaron que las personas que presentan cambios en los vasos sanguíneos de la retina debido a la presión arterial alta tienen significativamente más probabilidades de sufrir derrames cerebrales y ataques cardíacos. Estas personas también están en mayor riesgo de padecer derrames vasculares dentro del ojo que provoquen ceguera.

Si su oculista detecta algún problema en los vasos sanguíneos de la retina, puede advertir a su médico y recomendarle a usted que busque el tratamiento adecuado.

¿Cómo puede afectar la enfermedad de las encías al corazón?

Existen varias teorías que explican la relación entre la enfermedad de las encías y las enfermedades cardíacas. Por ejemplo, las enfermedades periodontales son infecciones de las encías que generalmente producen las bacterias que se encuentran en la placa.

Las bacterias bucales que se encuentran en la placa pueden afectar al corazón cuando entran al torrente sanguíneo, se adhieren a placas de grasa en las arterias coronarias (los vasos sanguíneos del corazón) y contribuyen a la formación de coágulos. Los coágulos de sangre pueden obstruir la circulación sanguínea normal, lo que puede restringir la cantidad de nutrientes y oxígeno que necesita el corazón para funcionar correctamente.

Otra posibilidad es que la inflamación causada por la enfermedad de las encías aumente la acumulación de placa, lo que puede contribuir a la inflamación de las arterias. La eliminación de la placa dental puede ser un paso importante para prevenir la enfermedad de las encías y la enfermedad de las arterias coronarias, según un estudio del 2007 publicado en la Journal of Periodontology.

¿Qué puede hacer para mantenerse saludable?

Además de seguir el consejo de su médico, oculista, dentista y periodoncista, también puede tomar estas medidas para mantener la salud de los ojos, los dientes y las encías:

•    hágase exámenes oculares regulares aunque crea que su vista está bien;
•    cepíllese después de cada comida y refrigerio con un cepillo de dientes de cerdas suaves;
•    use hilo dental al menos una vez al día;
•    haga que un profesional le realice una limpieza dental con regularidad, dos veces al año es lo recomendado para la mayoría de los pacientes, aunque si usted tiene enfermedad de las encías se podrían sugerir limpiezas más frecuentes;
•    pregúntele a su dentista sobre tratamientos como raspado, una limpieza profunda (alisado de raíz) o tratamiento de las encías si le diagnostican enfermedad periodontal;
•    informe a su dentista y a su oculista que tiene una enfermedad cardíaca;
•    si fuma, hable con su médico para tratar de dejar el hábito.

Los buenos hábitos dentales y de la vista no sólo son una manera de tener una boca sana, sino también un corazón sano.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *