Home Por la Espiral Más policías y más gasto vs. inseguridad
Por la Espiral - February 9, 2012

Más policías y más gasto vs. inseguridad

Si lo traducimos en términos de cuánto fue destinado  por habitante: en 2006, el primer año del sexenio del presidente Felipe Calderón,  un total de 687.06 pesos per cápita fueron gastados en seguridad nacional (con una base de  108 millones de habitantes según el Conapo)
En 2012, con un  mayor número poblacional estimado en 112 millones de personas y un gasto aprobado que se duplicó, tendremos que al próximo mes de diciembre  habrán sido ejercidos 1 mil 339.28 pesos de gasto per cápita anual en seguridad nacional.
En seis años duplicó  el gasto en seguridad nacional y casi  creció al doble su gasto per cápita, así que por cada habitante menor o mayor de edad el Gobierno Federal destinó para su cuidado mucho más dinero que en los prolegómenos del poder del presidente Calderón.
No obstante, el desembolso pecuniario emanado de los impuestos de la ciudadanía, la gente siente  más miedo en la actualidad respecto de seis años atrás; la violencia es más aguda; el saldo de muertos civiles supera los 50 mil debido a la guerra de fuego cruzado contra cárteles y grupos delincuenciales.
De allí el refuerzo de los cuerpos de seguridad, por ejemplo, la Policía Federal nada tiene que ver con la dependencia que era en 2006 cuando en ésta  trabajaban  6 mil 500 agentes; en los albores de 2012 hay 36 mil agentes, un crecimiento del 453.84% en la plantilla de este órgano desconcentrado de la Secretaría de Seguridad Pública.
¿Qué ha pasado con esta expansión? En 2006 había un agente de la PF por cada 16 mil 615.38 habitantes y para 2012 hay un agente por cada 3 mil 111.11 habitantes, pero la percepción de la ciudadanía sigue siendo negativa al respecto de la violencia y acerca de su propia protección y su familia.
Hoy por hoy, la inseguridad y todo lo que de ésta deriva, es el gran tema. Nada preocupa más ni siquiera lo económico donde salario y empleo siempre están presentes en el diario vivir de los mexicanos de hecho familiarizados con la crisis de cada seis años.
A COLACIÓN
En su momento, los diversos candidatos que contiendan para la Presidencia tendrán menudo reto para llevar al electorado a las urnas.
Por lo pronto Josefina Vázquez Mota en plan de candidata del blanquiazul conoce de cerca la sensibilidad del tema. Ojalá lograra integrar a sus propuestas algunas de las experiencias padecidas por Isabel Miranda de Wallace cuando ella se dedicó a  buscar a los secuestradores y asesinos de su hijo.
La seguridad no únicamente engloba más o menos Ejército en las calles como viene anunciando Andrés Manuel López Obrador con la promesa de que, en caso de ser presidente, en 6 meses lo sacaría de las calles; ni tampoco es cuestión de hacer más grande la Policía Federal o elevar  la Secretaría de Seguridad Pública a calidad de súper dependencia.
La experiencia de Isabel es la de muchos miles de ciudadanos doblemente victimizados primero, por las personas que dañaron a sus respectivos seres queridos y segundo, por leyes e instituciones operando bajo una serie de incompetentes que en vez de ayudar, más bien entorpecen; que en lugar de proteger, más bien acechan; que en vez de representar la ley de manera honesta, la aplastan para corromperse.
La seguridad deseada supera la cuantificación de  más o menos agentes federales; más o menos Ejército o tenerlo en la calle o en los cuarteles, se trata de contar con un verdadero plan integral en seguridad que reduzca la corrupción, agilice los juzgados, modernice los ministerios públicos; eleve las penas de cárcel para secuestradores e incluso introduzca el debate nacional acerca de la pena de muerte para todos aquellos que detenten contra la vida de un menor de edad.
De lo que se trata es de resolver problemas,  la gente merece vivir en paz, antes secuestraban a los hijos de familias pudientes, ahora secuestran a hijos del pueblo por 3 mil o 5 mil pesos.
Esto forma parte de la realidad, por ende, hay que resolverlo, a todos nos interesa porque ha rebasado los estratos sociales y considero no puede ser abordado de forma banal por quienes aspiran a gobernar México.
P.D. Le invito a que opine del tema en mi blog http//claudialunapalencia.blogspot.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *