Home Toros y Deportes “El Zotoluco”, Castella y Silveti salen en hombros en tarde para recordar en la Plaza de Toros de León
Toros y Deportes - January 22, 2012

“El Zotoluco”, Castella y Silveti salen en hombros en tarde para recordar en la Plaza de Toros de León

Ante una plaza llena a reventar, surge el arte, la valentía y el pique entre los alternantes que se dieron un agarrón de los buenos

León, Guanajuato.- 21 de Enero de 2012.- Más allá del resultado que arrojó el segundo festejo mayor de la tradicional Feria de León 2012, en lo que se refiere a apéndices cortados, que fueron 7, cuando de haberse acertado con la espada en los seis bureles del encierro titular, estaríamos hablando de hasta 9 trofeos auriculares, lo verdaderamente importante, digno de comentarse, es que, con todo y que hubo un toro de regalo, pudimos “saborear”, “paladear” y, por supuesto, disfrutar de siete estructuras de faena.

Apreciamos desde los trasteos magistrales hasta los plenos de enjundia y frescura, pasando por la displicencia y suavidad de otros pero que en su conjunto hicieron que el público disfrutara de su espectáculo favorito.

Cada uno de los alternantes por separado desplegó lo mejor de su tauromaquia en el ruedo de la colonia Plaza de Toros. El poder y la sabiduría de “Zotoluco”, el oficio y la técnica de Sebastián Castella y el sello y prosapia torera de un Diego Silveti, quien ante la mirada de su abuelo Juan Silveti Reinoso “El Tigrillo”, dejó ver que aunque no puede negar el sello de su Casta de Dinastía, está en pleno forjamiento de su personalidad.

De esta manera, ante un lleno a reventar en tarde calurosa y de bochorno, se lidiaron siete ejemplares, faltos de presencia, de la dehesa queretana de los Herederos de Teófilo Gómez pero que en términos generales dieron buen juego, sobre todo los corridos en primero y tercer lugares, éste último recibiendo una vuelta al ruedo “fantasma”. Regulares resultaron el segundo, cuarto, quinto, sexto y el de regalo para el que por cierto se solicitó un indulto inexistente.

Como estaba previsto, la corrida fue en homenaje y recuerdo póstumo al reconocido taurino guanajuatense Salvador “El Mosco” Suárez. Los toros lucieron nombres alusivos al personaje en cuestión, se lució un sentido arreglo floral y se le tributó un cariñoso minuto de aplausos.

Eulalio López “Zotoluco”, al que abrió plaza, llamado “Mosco”, lo recibió con dos largas cambiadas de hinojos cerrado en tablas para luego de pie lancear bien a la verónica con el compás abierto y a pies juntos. Llevó al caballo con plasticidad y su faena de muleta fue auténticamente un compendio de sabiduría torera. Que inteligencia y que manera de hacerse de un toro al que hizo ver bien, teniendo todo el diestro todo ese mérito. Derechazos fueron y naturales vinieron dentro de un trasteo pletórico de solvencia y desengaño, con incrustaciones de toreo en redondo, además de ligar sin enmendar el terreno. Vino la estocada desprendida y por ello se le otorgaron las orejas.

A su segundo de igual forma le recetó de inicio dos largas cambiadas de rodillas en la zona de tablas, combinando ya pie la verónica y la chicuelina. Con la pañosa ejecutó una faena del mismo nivel de magisterio taurino pero que malogró con la espada para ser ovacionado.

Por su parte, el europeo Sebastián Castella fue totalmente diferente al del día anterior, tanto, que hasta apareció con el cabello recortado, sin lucir su ya conocida “greñita”. A su primero, de nombre “Suárez”, lo lanceó con suavidad con el capote, en tanto que con la sarga realizó una labor con el deseo inequívoco de querer agradar, haciendo bien todo, con esa técnica y oficio que atesora. Sus series por ambos lados tuvieron calidad y buen trazo, aunque por momento pecaba de displicente al exagerar en su evidente confianza en la cara del astado. Terminó de estocada trasera desprendida para cortar una oreja que se le protestó y devolvió para dar la vuelta al ruedo.

En su segundo, “Gran Amigo”, elaboró una faena con templados muletazos y evidenciando autoridad, tirando y llevando bien toreado al “socio”, débil por cierto, incluyendo su repertorio de toreo circular y exponiendo. Acertó en la estocada ligeramente trasera para ser premiado con dos apéndices.

Diego Silveti, prácticamente el torero de la tierra, causante del entradón en la plaza leonesa, hizo vibrar con su toreo artístico, estético, plástico y energético a la concurrencia durante las tres faenas que ejecutó, pues tanto en uno como en las otras dos llevó a los aficionados del éxtasis del arte al dramatismo escalofriante de su quehacer en el ruedo, sobre todo cuando le da por acortar distancias al máximo. De hecho, bajo estas condiciones se rigieron sus tres espectaculares lidias, estupendo juego de brazos en el manejo del capote y con la hizo maravillas. Derechazos y naturales largos y atemperados, consintiendo a los bureles, adornos como el pase de trinchera, los de pecho, los molinetes abelmontados y el toreo en redondo, además de manoletinas, joselillinas y bernadinas escalofriantes. En los tres trasteos arrancó del público los gritos de ¡torero, torero! Sin embargo, en su primero falló al matar, recorrió el anillo y al toro le dieron inexplicablemente una vuelta al ruedo a sus restos. En su segundo volvió a marrar a la hora buena para ser ovacionado y en el de regalo, llamado “Leonés”, tras liquidarlo al segundo viaje, le fueron concedidas las orejas, saliendo al final los tres diestros en hombros, incluyendo el ganadero José Roberto Gómez Canobbio, y la gente feliz.

León, Gto.- Plaza “La Luz”. Lleno de agotado el boletaje en tarde agradable. Siete toros de Teófilo Gómez (el 7o. como regalo), buenos en general, de los que destacó el 3o. por su gran clase y fue premiado con vuelta al ruedo. Eulalio López “Zotoluco”: Dos orejas y palmas. Sebastián Castella: Oreja y dos orejas. Diego Silveti: Palmas, ovación y dos orejas en el de regalo.

Incidencias: Al final de la lidia del séptimo toro, Silveti dio la vuelta al ruedo con el ganadero José Roberto Gómez.

VIENE LA TERCERA DE FERIA

Esta tarde, en punto de las 16:00 horas, en el coso Monumental La Luz, con motivo de la celebración del CXXIV del natalicio del “Califa de León” Rodolfo Gaona, se anuncia la tercera y última corrida de la primera etapa taurina del serial leonés, con la actuación el tlaxcalteca Rafael Ortega, el badajocense Alejandro Talavante y el aguascalentense Juan Pablo Sánchez, siendo el ganado a lidiarse de la dehesa regional de Bernaldo de Quirós.

Fuente: (suertematador.com)

 

Fotos: Cortesía Emilio Méndez

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *