Home Columnista Invitado La cultura mexicana según Consuelo Sáizar
Columnista Invitado - December 10, 2011

La cultura mexicana según Consuelo Sáizar

referencia: algunas fotos, un par de declaraciones, nada más. Por eso le respondí a Miriam Hinojosa que con mucho gusto asistiría a la comida.

Una rápida pesquisa en Google me dio lo superficial, los datos esenciales, pero no me preparó para ese banquete. La UDEM siempre ha sido una magnífica anfitriona, y compartir la mesa con el rector es garantía de tener alrededor gente interesante para personas curiosas. Pero si la comida fue sabrosa, más sabrosas fueron la conversación preliminar y la charla de sobremesa que disfrutamos mis colegas periodistas con esta mujer formidable.

En esencia, el mensaje que Sáizar ofreció a los presentes era sencillo: México no es un país de tercera en materia cultural, sino un auténtico coloso al que necesitamos defender, reconocer, aquilatar. Y no lo dijo solamente como algo de trámite, sino con una convicción elocuente y fluida que, según pude ver en algunas expresiones de la concurrencia, tocó fibras y entusiasmó.

Hasta donde sé, no es común que los reporteros aplaudan a un funcionario federal, pero escuché un aplauso espontáneo cuando Sáizar habló de la importancia de Isaac Hernández, el jovencito tapatío que, a sus 21 años, es quizás el mejor bailarín de ballet del mundo. Al menos, es apenas el tercer receptor de una medalla que honra la perfección técnica y que la Sociedad de Ballet del Kirov sólo había concedido, dijo, a Rudolf Nureyev y a Mikhail Baryshnikov.

Sáizar enumeró razones detrás del poderío cultural de México. Algunas francamente parecieron un tanto exageradas, pero la enumeración me puso a pensar y sí, creo que tiene razón al decir que muchas veces nos falta la generosidad para reconocer nuestros valores, nuestras riquezas. Otras no me las creí ni siquiera con la mejor intención: el Parque Fundidora sí es un gran recinto cultural, pero es mucho más un gran recinto comercial. Y otras me hicieron tragar saliva por correctas: dijo que en Monterrey hay 60 museos y agregó que le daría un premio a quien los hubiera visitado todos. Nadie dijo ni pío.

Entre los asuntos positivos que recuerdo, pese a mi mala memoria, está el hecho de que el presupuesto cultural definitivamente ha crecido más que la inflación. En 2006 se destinaron a este asunto seis mil 121 millones de pesos, en tanto que en 2012 serán 16 mil 700 millones. Y acompañó este dato con otro señalando que al inicio de la administración actual la mayor parte de cada peso se destinaba al pago de sueldos, y se invertía muy poco propiamente en cultura, pero ya se invirtió la relación. En todo caso, a partir de este año es más el gasto en cultura que en nómina, o al menos eso entendí.

“Todo proyecto de nación atraviesa por un proyecto cultural”, dijo Sáizar. Y procedió a exponer argumentos y a describir algo equivalente al proyecto cultural de México en el siglo XXI. Eso me pareció un tanto exagerado, sobre todo porque ella misma dijo luego que la cultura es algo superior a lo que pueda hacer una persona o una institución: es la suma de actividades de una sociedad, de un pueblo.

Sé que algunos la escucharon tratando de encontrar por dónde hincarle el diente, pero a mí me pareció muy positiva la exposición; sé que ella tiene un montón de críticos en la capital, donde el nombre de una antigua columna describe bien la fraternidad del colectivo cultural: “Desolladero”. Pero me pareció magnífico que la persona más prominente del Conaculta tenga una visión tan lograda y un proyecto en marcha, más de lo que muchos intelectuales han hecho en décadas.

La charla de sobremesa fue lo que disfruté más, y algunas de las anécdotas que ella contó me encantaron y hasta me dieron escalofríos. A lo mejor suena cursi, pero disfruté más la conversación que la comida. Nutrir solamente la tripa digestiva no es la mejor receta para mantener vivo al espíritu. ¡Gracias!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *