Home Inolvidables Recordando a Edmundo O’Gorman, considerado el padre fundador de la Escuela de Historiadores Latinoamericanos
Inolvidables - November 24, 2011

Recordando a Edmundo O’Gorman, considerado el padre fundador de la Escuela de Historiadores Latinoamericanos

1995. Conaculta celebra la labor de este importante historiador mexicano y rinde homenaje a su trayectoria, en ocasión del 105 aniversario de su natalicio.

O’Gorman cursó la licenciatura en la entonces Escuela Libre de Derecho, donde se graduó en 1928. Ejerció la abogacía por algunos años, pero abandonó el foro para dedicarse a la academia.

Obtuvo la maestría en filosofía en 1948 y el doctorado en historia en 1951, en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México, (con una mención Magna cum laude).

A partir de 1938 inició su labor docente en la UNAM y en 1971 estableció el Seminario de Historiografía Mexicana en la Universidad Iberoamericana. Entre 1938 y 1952 trabajó en el Archivo General de la Nación. Laboró como profesor de la Facultad de Filosofía y Letras, así como del Instituto de Investigaciones Históricas, ambas de la UNAM. También fue docente en la Universidad Iberoamericana.

Trabajó ininterrumpidamente en el Archivo General de la Nación de 1939 a 1952. Como consejero del Centro de Historia de México (Condumex), contribuyó a conformar un valioso acervo bibliográfico que preserva esa institución.

También contribuyó al conocimiento de clásicos novohispanos como José de Acosta, Bartolomé de Las Casas, Alonso de Zorita, fray Toribio Motolinia y fray Servando Teresa de Mier, entre otros.

Interesado siempre en las ideas, fue particularmente reconocido en el campo de la historiografía dentro de la corriente historicista. Fue discípulo directo de José Gaos, quien lo introdujo en el pensamiento filosófico de José Ortega y Gasset y de Martin Heidegger.

O’Gorman se negó a reducir la historia a un mero recuento de datos, por lo que es considerado como uno de los más importantes revisionistas de su generación. Desde sus primeros trabajos historiográficos fijo una postura ideológica contraria a lo que llamaba la “historiografía positivista”. Actitud combativa que mantuvo a lo largo de su vida.

Mientras que en su producción literaria se aprecia un trabajo de reflexión e interpretación que vinculaba el pasado con el presente y procuraba resaltar el sentido de los acontecimientos.

O’Gorman es considerado también el padre fundador de la Escuela de historiadores latinoamericanos, algunos a quienes formó durante sus años como profesor en la UNAM y en la Universidad Iberoamericana.

Algunas de sus obras más destacadas son La invención de América; La supervivencia política novohispana; México, el drama de su historia y Meditaciones sobre el criollismo.

Recibió numerosos reconocimientos, como el Premio Nacional de las Letras (1974), Doctor Honoris Causa por la UNAM (1979) y Premio Rafael Heliodoro Valle (1983). Perteneció a múltiples academias, entre las que sobresalen la Mexicana de la Lengua, la Mexicana de la Historia, de la que fue director, así como The Society of American Historians.

Fue nombrado miembro numerario de la Academia Mexicana de la Lengua en 1969, el 24 de julio de 1970 tomó posesión de la silla VI. En la actualidad, el Premio del Instituto Nacional de Antropología e Historia a las mejores obras en Teoría de la Historia e Historiografía lleva, en su honor, el nombre de “Edmundo OGorman”.

Fuente: (CONACULTA)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *