Home Toros y Deportes Apoteósica tarde de Arturo Saldívar que corta cuatro orejas y un rabo en La México
Toros y Deportes - November 7, 2011

Apoteósica tarde de Arturo Saldívar que corta cuatro orejas y un rabo en La México

guanajuatense Diego Silveti, que fue aplaudido en sus dos astados, el valenciano Enríque Ponce, que escuchó división, oreja y vuelta en uno de regalo y el aguascalentense Arturo Saldívar en una gran tarde, en la que saludó en el tercio, dos orejas y las dos orejas y el rabo en uno de regalo.

Diego Silveti (rosa mexicano y oro) confirmó su alternativa con Rey David, número 106, cárdeno claro listón bragado meano y cornivuelto con 492 kilos, al cual veroniqueó del tercio a los medios y quitazo por gaoneras. Le confirmó su alternativa que tomó en Gijón el 12 de agosto de éste año, Enrique Ponce y como testigo Arturo Saldívar, para con la pañosa, muletazos de tanteo de las tablas al tercio y una serie de naturales en la contraquerencia, con la diestra, una buena serie de derechazos, regresó a torear por naturales hasta ser cogido sin consecuencias que lamentar y con la toledana, dos pinchazos, una estocada y un descabello para escuchar aplausos y pitos al toro en el arrastre.

El sexto fue Pardavé, número 121, negro bragado y cornivuelto con 522 kilos, verónicas de recibo y quitó por tafalleras. Empezó su trasteo muleteril con dos estatuarios péndulos y derechazos ante la embestida calamocheando del de San Isidro y con el acero, tres pinchazos y media para escuchas aplausos y pitos al toro en el arrastre.

Enríque Ponce (tabaco y oro) con Fiesta Eterna, número 89, cárdeno claro listón bragado meano y cornidelantero con 504 kilos, nada, porqué fue protestado ruidosamente por la afición y fue cambiado por el primer reserva, Pirrícas, número 128, negro bragado y cornivuelto con 475 kilos, excelentes verónicas y buen quite por mandiles; sin brindar, muletazos molestado por el público que protestaba por la poca presencia del astado, por lo cual cortó por lo sano dejando una media estocada; división para el valenciano y pitos al toro en el arrastre.

El cuarto fue Molcas, número 111, cárdeno claro nevado listón bragado caribello y cornivuelto con 485 kilos, con el percal, aterciopeladas verónicas; le brindó al cónclave capitalino que atiborró el numerado de la Plaza, para hacer una faena con el sello de la casa, derechazos largos y deletreados, pasándose los pitones por la faja ante el delirio del público; con la siniestra naturales en el mismo tenor, derechazos con un rodilla en tierra bajo la lluvia otoñal, coronada con media estocada en todo lo alto para cortar una merecida oreja que le otorgó el juez de plaza Don Gilberto Ruiz Torres y le entregó el alguacilillo Armando Ortega.

Regaló a Escultor, número 127, cárdeno claro listón bragado meano y cornivuelto con 480 kilos, verónicas cargando la suerte rematadas con una media de cartel. Le brindó a su banderillero Antonio Tejero que se despidió ésta tarde, para realizar una faena con derechazos cerca de la contraquerencia rematados con pases de pecho deletreados y con la toledana un pinchazo y estocada para tener fuerte petición y todo quedar en vuelta al ruedo en compañía de Tejero.

La apoteosis la hizo el aguascalentense Arturo Saldívar (nazareno y oro) comenzando con Naguas Blancas, número 80, entrepelado bragado meano y cornidelantero tocado del izquierdo con 491 kilos, al cual recibió con dos faroles de hinojos en tablas y de pie verónicas. Con la pañosa, estatuarios muletazos en el tercio y derechazos, se cambió a la siniestra para instrumentar coreados naturales en la puerta de cuadrillas y dosantinas que pusieron de pie a los aficionados, pero con el acero perdió la oreja que ya tenía en la espuerta, dos pinchazos y estocada para saludar en el tercio y pitos al toro en el arrastre.

El quinto fue Tata Rey, número 108, cárdeno obscuro listón salpicado bragado y cornivuelto con 510 kilos, chicuelinas con el percal y bajo la lluvia, un péndulo y derechazos a media altura, naturales en el tercio y dos series más por el pitón derecho, hasta ser trompicado, sin verse la ropa, muletazos de adorno y estoconazo hasta los gavilanes para cortar dos orejas que le entregó el alguacilillo Arturo Ramos.

Acicateado por Ponce que regaló un toro, el regaló a Buen Mozo, número 92, cárdeno claro y cornigacho con 490 kilos, quitó por estatuarias chicuelinas entreveradas con tafalleras. Le brindó al doctor Careaga, para hacer un faenón con muletazos de todas marcas, péndulos en la boca de riego y largas series de derechazos y naturales en el mismo tenor en la puerta de arrastre y una dosantina que puso de cabeza a la plaza con gritos de “torero, torero”, pero no paró allí la cosa, instrumentó otras tres dosantinas y con la toledana, un estocadón para cortar las dos orejas y el rabo y salir en hombros de la afición. Arrastre lento al único toro bueno del encierro

Toros de San Isidro, el 2º como sobrero, y dos sobreros de regalo del mismo hierro (7º y 8º), de poco juego en líneas generales salvo el buen 8º, premiado con el arrastre lento. ENRIQUE PONCE: Silencio, oreja y vuelta al ruedo junto a Antonio Tejero tras petición; ARTURO SALDÍVAR: Ovación desde el tercio, dos orejas y dos orejas y rabo; DIEGO SILVETI, que confirmaba alternativa: Silencio en ambos. Entrada: Más de tres cuartos

Para la segunda corrida la Empresa anunció a Eulalio López “Zotoluco”, a Alejandro Talavante y a Mario Aguilar con toros posiblemente de la ganaderia de Fernando de la Mora.

Foto: Emilio Méndez
Fuente: (suertematador.com)

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *