Home Expos y Museos Exposición en Silao muestra la Cosmovisión de las Culturas de Occidente con las “Tumbas de Tiro”, símbolo del regreso al útero materno
Expos y Museos - October 13, 2011

Exposición en Silao muestra la Cosmovisión de las Culturas de Occidente con las “Tumbas de Tiro”, símbolo del regreso al útero materno

sábado en el municipio de Silao, Guanajuato.  

De acuerdo con un comunicado del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), esta muestra exhibirá por primera vez un centenar de piezas, entre las que destacan tres urnas funerarias de barro que contenían las cenizas de igual número de individuos y ofrendas consideradas de las más ricas por la cantidad de objetos.  

También se presentarán platos, cajetes, cuencos y ollas de cerámica naranja y café, las cuales están decoradas con líneas geométricas, círculos y figuras de serpiente hechas en diversos colores, entre los que predominan el blanco, negro, amarillo y ocre.  

Todos estos materiales fueron recuperados hace casi un lustro durante el Proyecto Arqueológico ‘El Cajón’, que desarrolló la Dirección de Salvamento Arqueológico del INAH en el sureste de Nayarit, donde se hallaron 72 sitios con vestigios arqueológicos de los cuales se excavaron 21.  

‘De esta veintena de lugares destacan La Playa y Lagunitas, en los municipios de Layesca y Hostotipaquillo, Jalisco, en la Riviera del río Grande de Santiago, donde se encontraron 29 tumbas de tiro, 12 de ellas intactas’, compartió Raúl Barrera, arqueólogo responsable del proyecto y curador de la exposición.  

Según el especialista del INAH, las tumbas de tiro son espacios funerarios que consisten en pozos verticales con profundidad variable de metro y medio a siete metros, que desembocan en una bóveda donde eran colocados los difuntos con objetos de acompañamiento.  

Este tipo de depósito mortuorio es característico de las culturas de Occidente que ocuparon los estados de Nayarit, Jalisco, Colima y parte de Michoacán y Zacatecas, desde 200 a.C hasta 600 d.C.  

‘Dentro de la cosmovisión de las culturas de Occidente, este tipo de enterramiento simbolizaba el regreso al útero materno (representado con la bóveda) de la ‘Madre Tierra’ al morir, ello con la creencia de que así renacerían en otra vida, pues la muerte únicamente era el tránsito hacia ella’, explicó Barrera.  

Además, dijo el experto, en las tumbas de tiro se hallaron ricas ofrendas que incluían representaciones de rostros tallados en roca, ornamentos de concha, figuras de animales y vegetales en cerámica y piedra, como garzas, coyotes, alacranes, guacamayas, calabazas y huajes.  

Así como cerca de 150 figurillas ahuecadas de barro con representaciones de ancianos, músicos, jugadores de pelota, mujeres y guerreros, la mayoría con diseños pintados.  

Las figurillas de guerreros, que en conjunto suman 30, destacan por encontrarse en cada una de las tumbas de tiro excavadas, lo que sugirió a los especialistas que fungían antiguamente como guardianes de los difuntos que custodiaban las almas en su camino hacia el inframundo para someter a las fuerzas malignas; a estas piezas estará dedicado un módulo de la exposición.  

En la mayoría de estas esculturas de barro, los personajes de entre 15 y 40 centímetros de altura están desnudos, llevan sombreros bicornes y cónicos, portan macanas y petos que les cubre el pecho, algunos más llevan escudos, mazos, hachas, piedras e insignias, sin embargo, todas las figuras están decoradas con líneas, espirales y puntos en negro, amarillo y blanco.  

Estos colores y diseños son los mismos con los que los coras se pintan su cuerpo durante la celebración de Semana Santa, conocida como ‘Judea Cora’, en la comunidad de Santa Teresa del Nayar, en Nayarit, por lo que aseguran puede existir una relación entre los antiguos pueblos prehispánicos que habitaron la zona y los actuales pobladores, de los cuales se mostrarán diversas fotografías sobre este ritual.  

Según estudios antropológicos, los restos humanos encontrados en los entierros corresponden a más de 100 individuos, aunque sólo de 30 se hallaron las osamentas completas. De los restos óseos, 60 por ciento son de mujeres y el 40 por ciento de hombres, además se estima que al morir tenían entre 20 y 45 años de edad.  

Así, esta muestra compuesta por nueve módulos, versa sobre la ‘Tradición Tumbas de Tiro’ y ‘Las civilizaciones de Occidente’, abordando la importancia de la naturaleza para estas civilizaciones y la manufactura de cerámica, la veneración a los ancestros, los ornamentos de concha, guerreros, grupos de mujeres, jugadores de pelota y músicos.  

‘En el módulo de ornamentos de concha se mostrará gran cantidad de collares elaborados con este material, que tienen formas tubular y triangular, además de caracolillos recuperados de los cuellos y cinturas de las osamentas; un pendiente miniatura con la figura de un individuo y una variedad de pulseras’, detalló Raúl Barrera.  

Por otra parte, dentro de las piezas que se exhibirán en la sección de veneración de ancestros, se expondrán cuatro cabezas humanas talladas en piedra con la representación de ancianos muertos con los párpados cerrados.  

En la muestra también se incluirán las representaciones de las tumbas 24 y 26, cada una con las réplicas de los huesos humanos encontrados y los objetos ofrendados que les acompañaban; durante la exposición se mostrarán también más de 100 fotografías tomadas por el arqueólogo Raúl Barrera.  

Además de cinco videos sobre los trabajos de excavación del Proyecto ‘El Cajón’, la ‘Judea cora’ y las tradiciones y vida cotidiana de los coras y huicholes, actuales grupos étnicos de la región.  

Esta exposición se presenta por séptima ocasión, pues anteriormente se presentó bajo el nombre ‘Entre ríos y montañas sagradas: arqueología en El cajón, Nayarit’, que incluía alrededor de 165 objetos y dos videos, misma que desde 2006 a 2009 estuvo en los museos del Templo Mayor y en el Tecnológico de la Comisión Federal de Electricidad, de la Ciudad de México.  

El Museo Regional de Tepic, Nayarit; el Regional de Guadalajara, Jalisco; la Casona de la Estación, Michoacán; y tierras europeas.  

Cabe subrayar que ‘Vida eterna: hallazgos recientes en el Occidente de México’, es montada en el marco de la reapertura de ‘Expo Bicentenario’, bajo el nuevo nombre de Parque Recreativo y Cultural.

Fuente:  (Notimex)

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *