Home Por la Espiral Los costos del México bárbaro
Por la Espiral - October 5, 2011

Los costos del México bárbaro

el rostro adolorido del México moderno del siglo XXI, un país secuestrado por una pandilla de gente sin ley y con pretensiones de someter a una de las economías que desde  años muy atrás fue  convocada a  figurar como una de las principales del mundo.
Todavía a estas alturas muchos nos preguntamos ¿qué fue lo que pasó? ¿por qué los telediarios, programas y noticieros de buena parte de los  países socios de México únicamente difunden la nota roja?
A veces las preguntas cunden en el sentido de si no habrá otras cosas buenas que comunicar acerca del país.
A principios del siglo XX Kenneth Turner relató las atrocidades llevadas a cabo por gavilleros que entraban a las haciendas, las saqueaban, quemaban, mataban a sus dueños, violaban a sus mujeres y dejaban huellas de su paso con decenas de colgados para atemorizar con tal nivel de destrucción.
Con el tamaño de la dimensión geográfica retomar el control fue una de las etapas más difíciles de la época post revolucionaria así como convocar  y convencer a la gente acerca de las bondades del desarme y reestablecer las leyes civiles.
Por eso es que tantas armas de alto calibre y granadas circulando por territorio nacional no pueden dejar tranquilo a nadie como sucede actualmente ya cerca de 2012.
Y pareciera no importarle al presidente Felipe Calderón quien todavía se toma con tibieza el tamaño de las importaciones no autorizadas de armas provenientes desde Estados Unidos.
Menudo negocio para el mercado negro resulta el tráfico de armas. La operación de “rápido y furioso” que tomó por sorpresa al presidente Barack Obama y a su homólogo mexicano tiene muchas etiquetas de las centrales de inteligencias americanas.
El meollo es un mercado que moviliza demasiado dinero. El peligro para el Estado es de tantos civiles armados, cifras extraoficiales indican que el año pasado el tráfico de armas entre México y Estados Unidos creció 250% a una cantidad cercana a los  mil 500 millones de dólares y que además de vender armas usadas en guerras pasadas con un parqué utilizado en Irak en los noventa o en Afganistán en 2000,  también están traficando con armas de nueva gama.
A COLACIÓN
El gobierno de la ciudad de México a cargo de Marcelo Ebrard, suspirante a la Presidencia, implementó desde 2006 un programa  a favor del desarme; sin cifras precisas todavía acerca de su éxito o fracaso, se opera cambiando armas por becas educativas.
Lo necesario e imprescindible sería extender este tipo de programa hacia toda la Federación, con una frontera permeable e insegura tanto al Norte como al Sur del territorio debería ser casi una obligación que gobiernos estatales y municipales llamaran a la población a canjear las armas en su poder por cupones de alimentos mensuales, dinero o becas educacionales.
De alguna manera hay que comenzar a desarmar a México, tanta gente armada no es precisamente una forma de salvaguardar la paz ni de preservar el Estado.
Para México es un desafío titánico porque además sin exigir visado para estadounidenses ni canadienses tenemos un traspatio inseguro, una verdadera coladera para la delincuencia, lo ilegal y todo tipo de crímenes.
Por ende para amansar a ese México bárbaro y bronco deben tomarse medidas drásticas iniciando por una frontera segura en ambos sentidos, lo hemos escrito reiteradamente; hay que extender a nivel federal un programa de desarme civil explicarle a la gente el riesgo para los niños de tener granadas o armamento en casa.
Asimismo establecer servicios de inteligencia verdaderamente confiables y alertas porque a nivel global se ha detectado que detrás de cada guerra civil está la mano de la CIA, ellos jugando en doble vía surtiendo de armamento a montescos y capuletos. Así como también detrás de cada operación con dinero negro hay un Citibank involucrado.
Lo que no puede suceder más es dejar correr el tiempo y pensar que las cosas como están de malas en México se resolverán por osmosis o generación espontánea.
P.D. Le invito a que opine del tema en mi blog http//claudialunapalencia.blogspot.com.
*Economista y columnista especializada. Presidente de Entorno XXI

 

POR LA ESPIRAL

*Claudia Luna Palencia

-Los costos del México bárbaro

En los calores de la Revolución Mexicana, John Kenneth Turner, periodista estadounidense describió en “México bárbaro” los horrores de la Revolución Mexicana en un país geográficamente vasto e incontrolable.

De aquella literatura revolucionaria, cualquiera de sus pasajes semejan el rostro adolorido del México moderno del siglo XXI, un país secuestrado por una panda de gente sin ley y con pretensiones de someter a una de las economías que desde años muy atrás fue convocada a figurar como una de las principales del mundo.

Todavía a estas alturas muchos nos preguntamos ¿qué fue lo que pasó? ¿por qué los telediarios, programas y noticieros de buena parte de los países socios de México únicamente difunden la nota roja?

A veces las preguntas cunden en el sentido de sino habrá otras cosas buenas que comunicar acerca del país.

A principios del siglo XX Kenneth Turner relató las atrocidades llevadas a cabo por gavilleros que entraban a las haciendas, las saqueaban, quemaban, mataban a sus dueños, violaban a sus mujeres y dejaban huellas de su paso con decenas de colgados para atemorizar con tal nivel de destrucción.

Con el tamaño de la dimensión geográfica retomar el control fue una de las etapas más difíciles de la época post revolucionaria así como convocar y convencer a la gente acerca de las bondades del desarme y reestablecer las leyes civiles.

Por eso es que tantas armas de alto calibre y granadas circulando por territorio nacional no pueden dejar tranquilo a nadie como sucede actualmente ya cerca de 2012.

Y pareciera no importarle al presidente Felipe Calderón quien todavía se toma con tibieza el tamaño de las importaciones no autorizadas de armas provenientes desde Estados Unidos.

Menudo negocio para el mercado negro resulta el tráfico de armas. La operación de “rápido y furioso” que tomó por sorpresa al presidente Barack Obama y a su homólogo mexicano tiene muchas etiquetas de las centrales de inteligencias americanas.

El meollo es un mercado que moviliza demasiado dinero. El peligro para el Estado es de tantos civiles armados, cifras extraoficiales indican que el año pasado el tráfico de armas entre México y Estados Unidos creció 250% a una cantidad cercana a los mil 500 millones de dólares y que además de vender armas usadas en guerras pasadas con un parqué utilizado en Irak en los noventa o en Afganistán en 2000, también están traficando con armas de nueva gama.

A COLACIÓN

El gobierno de la ciudad de México a cargo de Marcelo Ebrard, suspirante a la Presidencia, implementó desde 2006 un programa a favor del desarme; sin cifras precisas todavía acerca de su éxito o fracaso, se opera cambiando armas por becas educativas.

Lo necesario e imprescindible sería extender este tipo de programa hacia toda la Federación, con una frontera permeable e insegura tanto al Norte como al Sur del territorio debería ser casi una obligación que gobiernos estatales y municipales llamaran a la población a canjear las armas en su poder por cupones de alimentos mensuales, dinero o becas educacionales.

De alguna manera hay que comenzar a desarmar a México, tanta gente armada no es precisamente una forma de salvaguardar la paz ni de preservar el Estado.

Para México es un desafío titánico porque además sin exigir visado para estadounidenses ni canadienses tenemos un traspatio inseguro, una verdadera coladera para la delincuencia, lo ilegal y todo tipo de crímenes.

Por ende para amansar a ese México bárbaro y bronco deben tomarse medidas drásticas iniciando por una frontera segura en ambos sentidos, lo hemos escrito reiteradamente; hay que extender a nivel federal un programa de desarme civil explicarle a la gente el riesgo para los niños de tener granadas o armamento en casa.

Asimismo establecer servicios de inteligencia verdaderamente confiables y alertas porque a nivel global se ha detectado que detrás de cada guerra civil está la mano de la CIA, ellos jugando en doble vía surtiendo de armamento a montescos y capuletos. Así como también detrás de cada operación con dinero negro hay un Citibank involucrado.

Lo que no puede suceder más es dejar correr el tiempo y pensar que las cosas como están de malas en México se resolverán por osmosis o generación espontánea.

P.D. Le invito a que opine del tema en mi blog http//claudialunapalencia.blogspot.com.

*Economista y columnista especializada. Presidente de Entorno XXI

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *