Home Sitios Arqueológicos Restauradores del INAH dan nueva vida a murales de la Zona Arqueológica de Bonampak
Sitios Arqueológicos - October 3, 2011

Restauradores del INAH dan nueva vida a murales de la Zona Arqueológica de Bonampak

cuatro pintores mayas guiados por un maestro representaron en Bonampak, en el hoy estado de Chiapas, una batalla ganada por ésta —junto con Yaxchilán— contra la ciudad de Sak’ Tz’i’.

Los restauradores trabajan en el Cuarto 3 del llamado Templo de los Murales de Bonampak, donde armados de paciencia retiran de los muros las capas de sales que impiden admirar las imágenes, que con maestría fueron plasmadas sobre un aplanado de cal-arena.

Tres meses de labores en esa habitación, por parte de un equipo de la Coordinación Nacional de Conservación del Patrimonio Cultural (CNCPC), permiten admirar de nuevo —en algunas zonas— la viveza del azul maya y los tonos amarillos, verdes, rojos, ocres, negros… en que fueron perfilados personajes que aparecen celebrando la victoria de Bonampak, ocurrida en 787 d.C.

El restaurador Gilberto Buitrago Sandoval, coordinador de los trabajos, comenta que la intervención de los murales de la Zona Arqueológica de Bonampak, mismos que están plasmados en tres cuartos, se extenderán a lo largo de cuatro o cinco años dado lo delicado de las tareas, en particular por las duras sales que las cubren.

El éxito de estas labores de conservación, dijo, se debe a que en 2009 y en atención a daños ocasionados por sismicidad, fue atendida la problemática estructural del Templo de los Murales, de manera que se sellaron grietas y ductos (hechos en los años 60) que estaban separando a los muros, además de inyectar un consolidante en los cimientos de éstos.

“Empezamos quitando las capas de sales con el uso de un gel especial, elaborado con base en estudios químicos; posteriormente utilizamos bisturí, piedras abrasivas, puntas metálicas y fresas con punta de diamante (instrumento con cuchillas), debimos echar mano de estas herramientas pues las concreciones que se perciben como un velo blanco son muy duras y no se reblandecen con ácidos”, explicó Buitrago Sandoval.

Fuente:  (INAH)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *