Home Buenas Noticias Mensaje de la Primera Dama Margarita Zavala respecto a la protección del derecho a la vida
Buenas Noticias - September 28, 2011

Mensaje de la Primera Dama Margarita Zavala respecto a la protección del derecho a la vida

no se tomen en cuenta otros derechos o que uno no pueda colocarse en el terreno de atenuantes, excusas absolutorias y excluyentes de responsabilidad, como se hace con muchos otros derechos.

Hace no mucho tiempo, la Corte resolvió en materia del Distrito Federal que legislar con respecto al derecho a la vida estaba comprendido dentro de la libertad legislativa de las entidades federativas.

Me parece que el proyecto que se presenta a discusión, lo digo con todo respeto por el propio promovente y por los ministros que lo discuten, me parece que no lo resuelve así.

Son 18 estados de la República donde se amplió el derecho a la vida, en casos como el de San Luis Potosí y el de Yucatán, se estableció expresamente que no incluye la legislación en materia penal en relación a las excluyentes de responsabilidad. Me parece que el proyecto enfrenta los derechos de las mujeres con los derechos de la vida del concebido.

Soy mujer, soy abogada y he luchado por los derechos de las mujeres y estoy convencida que los derechos de las mujeres no anulan otros derechos y por ello no tienen por qué ser la causa de la invalidez de las reformas estatales.

¿Puede convivir o podría coexistir el derecho a la vida con el derecho de las mujeres? Yo creo que sí, que los derechos de las mujeres no deben ser utilizados para anular otros derechos y estas reformas obligan a proteger, esto en todo caso, a ambos derechos, a todos los derechos.

El Estado debe reconocer los derechos humanos y no uno sobre otros, como el propio proyecto, me parece que establece, en contra del derecho a la vida. No reconocer el derecho a la vida del concebido, que sí reconocen las reformas constitucionales estatales, implicaría absolutizar otros derechos. Es decir, que prevalezcan siempre unos sobre el derecho a la vida del concebido.

La validez de las reformas constitucionales en 18 estados de la República me parece que debe reconocerse entre otras razones, porque protegen la vida desde que es concebido en lo general, como dice la Convención Americana y además es conforme a la propia Convención de los Derechos de las Niñas y los Niños.

Las recientes reformas a la Constitución Federal se refieren, además, en su Artículo 1 al principio pro personam, es decir, debe interpretarse en favor de las personas.

Nuestra Constitución, además, con esas reformas reconoce el principio de la dignidad humana y eso hace que deba interpretarse a favor de las Constituciones locales porque protege a la persona en su sentido más amplio. Además, es un derecho, también consagrado en el Artículo 29 Constitucional, como un derecho no sujeto a la suspensión.

Me parece que desgraciadamente se ha distorsionado la discusión porque parte de que las reformas constitucionales crean un sujeto de derecho o crean un derecho, y no es así. En todo caso la intención del legislador no es crear sino reconocer dicho derecho, los derechos no se crean ni se otorgan, se reconocen tal y como lo hacen las reformas constitucionales que en estos días se estudian y que me parece están de acuerdo con la Constitución Federal.

El Estado debe garantizar todos los derechos y no absolutizar unos sobre otros, es decir, en este caso los derechos de las mujeres no anulan otros derechos. El derecho reconocido en nuestra Constitución puede y debe coexistir con otros derechos, como el de las mujeres, el de los niños y las niñas, el de los adultos mayores, es decir, con todos los derechos humanos.

Por otra parte, cabe aclarar que es evidente en las reformas, que el ánimo de los legisladores no es normar cuestiones de salud, nunca lo dicen. La intención del legislador, de los legisladores locales, es reconocer los derechos.

Me parece además que en un federalismo bien entendido los derechos pueden ser ampliados por los estados, es el caso, es decir, el derecho a la vida del concebido en las Constituciones locales no excluye a los demás derechos. En términos federalistas se trata de una ampliación del derecho que no se contrapone con un precepto de la Constitución Federal.

Resalto, además, que tiene que ver con convicciones de los estados, de sus representantes, de sus pueblos y en un espíritu federalista, deberían respetarse las reformas constitucionales de los estados que protegen la vida desde que se es concebido.

Muchísimas gracias.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *