Home Del Toro La cuarta generación
Del Toro - August 16, 2011

La cuarta generación

querido ser mi padrino de alternativa y que el maestro Talavante haga lo propio como testigo. Sus presencias no hacen más que darle categoría a la cita. Por un lado, porque será la primera vez que ambos compartan cartel, también porque será la segunda alternativa que conceda José Tomás y la primera tras su regreso a los ruedos, además de la relación que le unía a mi padre. Se dan una serie de factores que hacen de la tarde algo mágico”

José Tomás recibió la alternativa de matador de toros en la Plaza México el  10 de diciembre de 1995 de manos de Jorge Gutiérrez y de testigo Manolo Mejía con un toro de Xajay aunque originalmente el padrino iba a ser David Silveti,  pero David se accidentó días antes y el padrino de lujo para el madrileño fue Jorge.

A la alternativa que se refiere Diego que otorgo José, es la de José María Soler de quién fue padrino en Algeciras el 3 de julio de 1999, José María  hoy  en subalterno y en esa categoría ocupa un puesto en la cuadrilla de Tomás.

La dinastía Silveti se convirtió con Diego en la única en llegar a 4 generaciones de matadores de toros: Juan Silveti Mañon su fundador, tomó la alternativa en Barcelona de manos de Luis Freg en 1916, su hijo Juan en 1950 en la Plaza México y también Juan Antonio y Fernando (hijos de Juan Silveti Mañon) fueron novilleros, en 1977 David, hijo de Juan y en 1988 su hermano Alejandro, y ahora Diego quién además es Licenciado en Relaciones Internacionales  su padre David, en economía y Alejandro, arquitecto.

En Gijón actuaron los dos Juanes y el 14 de agosto de 1953 Juan hijo (de apellido materno Reynoso por recordar una  anécdota) salió en hombros junto con Julio Aparicio y Rafael Ortega en tarde triunfal e inolvidable para los buenos aficionados asturianos.

Juan Silveti Mañon actuó por última vez  el 1 de mayo de 1942 en el Toreo de la Condesa dejando una historia llena de sucesos en su errante vida por todos los países taurinos en los que dejo estela de valor y de vida bohemia.

Su hijo Juan es uno de los toreros mexicanos mejor reconocidos por la crítica taurina española de los años cincuenta por su toreo sobrio y clásico. David recordado por el concepto dramático de su toreo y Alejandro por su valor temerario quién dejo su profesión  de arquitecto, para trazar arte con valor en el ruedo y hoy es en día un exitoso ejecutivo de los medios de comunicación.

La competencia  entre los toreros en el coso el Bibio fue emotiva, templado Talavante, que salió en hombros después de una faena cumbre y  José Tomás, que firmó su actuación más sólida y redonda  desde su retorno a los ruedos.,  no se arredró  Silveti en su alternativa y toreó por momentos con gran temple y expresión, todo en una corrida de juego notable de Salvador Domecq que sirvió para un espectáculo lleno de momentos brillantes.

Diego Silveti ingresó con éxito en la categoría de matador, con gran parsimonia actúo tanto en el  de la alternativa como en su segundo astado que cerró plaza, con el capote y con la muleta alcanzó grandes alturas, falló con la espada y los aplausos fueron el premio a una meritoria actuación que demuestra el buen planteamiento de su trayectoria como novillero.

Finalmente ya se dio un suceso que nos conmueve, representa un hito en la historia del toreo, han pasado poco más de 200 años de toreo a pie para que acontezca y quede en la memoria del arte efímero del toreo, se lo merece una familia a quienes todos queremos y respetamos, en el mundo misterioso del toreo.

Sea enhorabuena la alternativa de Diego que ahora empieza una nueva etapa de su vida taurina con buenos augurios.

Fuente: (suertematador.com)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *