Home Entrevistas Dedicación, persistencia y “terquedad” dan frutos a la actriz Sandra Echeverría, quien filmará “Savages” dirigida por Oliver Stone
Entrevistas - August 14, 2011

Dedicación, persistencia y “terquedad” dan frutos a la actriz Sandra Echeverría, quien filmará “Savages” dirigida por Oliver Stone

terca (risas). Bueno, mejor dicho, soy muy persistente, así suena más bonito, ¿no?”, agrega antes de estallar en una sonora carcajada. Y es que la actriz vive el mejor momento de su carrera y tiene motivos para sonreír.

Hace unas cuantas terminó con éxito la telenovela La fuerza del destino, pero “soy tan hiperactiva que no me pude quedar en la casa dormida, así que aproveché para lanzar mi disco y ahora lo promuevo”.

Cantar no es lo único que está ocupando los días de Sandra. La actriz recién se sumó al reparto de Savages, cinta donde se pondrá bajo las órdenes de Oliver Stone y donde compartirá cuadro con John Travolta, Uma Thurman, Benicio del Toro, Demián Bichir y Salma Hayek, quien será su mamá en la película.

Durante la charla con este medio, Echeverría gesticula, describe sus planes y no deja de sentirse afortunada por ser parte de proyectos cada vez más ambiciosos.

Sandra busca disfrutar el momento con el que tanto soñó y no olvida ni por un segundo que lo mejor en su carrera aún está por llegar.

— Muchos colegas tuyos se toman varios meses de descanso después de terminar un proyecto, pero tú no sólo terminaste una novela y de inmediato lanzaste disco, sino que  luego te sumaste a una película. ¿No descansas?

— (Risas) La verdad es que soy muy hiperactiva desde que soy chiquita. Me gusta ser nómada, estar cambiando, buscando nuevos proyectos, nuevas motivaciones. Cuando se me realiza un sueño ya estoy pensado en el siguiente. Es una búsqueda constante.

— ¿Eres artista todo el año?

— Procuro. Pero cuando no estoy haciendo algo relacionado con la actuación o el canto me dedico a aprender. Tomar clases es algo que disfruto, porque me he dado cuenta de que en la vida jamás se termina de aprender. Es inútil aparentar que se sabe todo.

— ¿Qué te motiva más, un aplauso o que te digan que no puedes hacer algo?

Ambas formas funcionan en mí. Por ejemplo, con el disco, al principio me decían “no te preocupes Sandra, vamos a sacar un material tremendo, te vamos a conseguir temas de todo el mundo para que éste, que es el primero, quede bien, y luego ya escribes tú para el segundo”. Y yo pensaba, “ajá, sí, como no”. Y claro que por la fuerza puse temas míos en el disco. Soy muy necia, mucho, ese “no” sacó mi lado más persistente. Pero también me motiva cuando la gente llega y me felicita, que me dice “oye Sandra, vas muy bien, felicidades”. Claro que me gustan los halagos, es señal de que mi trabajo es aceptado y es la aspiración de todo artista, ofrecer mejores cosas siempre.

— ¿Ser terco en los espectáculos es una virtud?

— (Risas) Creo que ser perseverante es una cualidad en el medio del espectáculo.

— Eres una estrella en México gracias a la música y la televisión, ¿tuviste miedo de ir a Estados Unidos y comenzar de cero en muchos aspectos?

— Me motivaba mucho para pensar “¿por qué no se va a poder triunfar allá?”. Recientemente audicioné para una obra de teatro de Broadway. Pasé a lo largo de cuatro rondas de castings y llegué hasta el final, pero no me quedé. Eso no me desanimó, porque pienso que llegué lejos, estuve muy cerca del objetivo y así como en mi vida me he topado con algunos “no” siempre llega el “sí”, como sucedió con Savages, que es un proyecto muy especial para mí. Es el proyecto que hizo valer la pena los años de tocar puertas y de “no” como respuestas.

— ¿Cómo llegaste a “Savages”?

— Todo se lo debo a mis managers, que se pusieron las pilas, mandaron videos, fotos, currículo, de todo un poco, y al final los de la productora aceptaron que audicionara. Me mandaron el libreto, que era super confidencial, me grabé leyendo el papel, lo envié de vuelta a Estados Unidos, a casting le gusta, se lo mandan a Oliver Stone, a él le gusta también y pide tener una cita conmigo. Hice un viaje relámpago nada más para conocerlo y nuestra reunión se resume a que me dijo “ya estás, el papel es tuyo”. ¡No lo podía creer!

— Pero te lo creíste, ¿no?

— Me costó mucho trabajo (risas). Hasta le dije a mi agente, “sabes qué, hay que esperarnos, porque no es algo oficial”. Dos semanas después nos llaman y nos dicen que en efecto fui seleccionada y el mismo Oliver Stone me envía una carta dándome la bienvenida y que nos veíamos pronto para los ensayos y la filmación. ¡Tengo que enmarcar esa carta! (risas).

— Cualquiera diría que eres una chica “afortunada”

— Afortunada sí, pero también con mucho trabajo detrás. Estuve viviendo siete años en Los Ángeles preparándome, no fue llegar y quedarme con un papel. Todo lo que sé de actuación lo aprendí allá, de muchos maestros en los que invertí mis ahorros. Todo ese esfuerzo está finalmente dando frutos.

Interesada en la producción

Por cierto

Además de su trabajo en Savages, la actriz Sandra Echeverría no descarta en un futuro participar en una obra de teatro, especialmente de género musical, que es su favorito. “También quiero seguir haciendo música, quiero componer para otros cantantes, no nada más para mí. Quiero producir cine y seguir tomando proyectos que me hagan sentir completa como mujer y artista”.

Siempre me ando moviendo y es raro que trate de echar raíces en un lugar. Siempre tengo las maletas listas para ir por nuevos objetivos
Sandra Echeverría, actriz.

Fuente: (informador.com.mx)

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *