Home Entrevistas Carmen Thierry platica sobre su nuevo disco “Oboemia, Música Mexicana para Oboe Solo”
Entrevistas - August 8, 2011

Carmen Thierry platica sobre su nuevo disco “Oboemia, Música Mexicana para Oboe Solo”

Thierry, quien ha lanzado el primer disco compacto de música dedicado a este instrumento, titulado Oboemia, Música mexicana para oboe solo.

“En México existe poca difusión del oboe porque casi toda la atención se concentra en las orquestas, donde colaboran entre tres y cuatro oboes. Aunado a esto, añade, ser recitalista en México no es fácil porque las instituciones apoyan más a grupos grandes, aunque sea mucho más fácil y práctico mover grupos pequeños”, lamenta la también concertista de Bellas Artes.

Este es un instrumento difícil de ejecutar, en experiencia de Carmen Thierry,  y muy pocas personas se interesan en la composición de repertorio para éste, porque normalmente los artistas se dedican más a las orquestas.

Un detalle curioso es que el 80 por ciento del éxito de un oboísta depende de la boquilla o caña, hecha de carrizo, la cual siempre debe permanecer húmeda, aunque se sabe que incluso el cambio de humedad, calor, altura sobre el nivel del mar y el aire acondicionado pueden modificar su rendimiento. Además, señala la artista, otro dato poco sabido es que el oboe es el encargado de afinar a la orquesta durante los conciertos, a través de la nota “La”, y no el primer violín, como muchos piensan.

En el peor de los casos, el desempeño del oboe no depende del artista. “Hasta cierto punto es un instrumento muy ingrato y delicado porque en los momentos más importantes podría fallarte”.

El panorama en México es alentador –dice–, porque están surgiendo jóvenes oboístas talentosos. “El problema llegará cuando terminen su carrera, y enfrenten que no habrá suficiente trabajo”.

–¿Cómo resolver esta situación? –se le pregunta a Carmen Thierry.

–Lo que hace falta es impulsar el oboe, pero no solamente como instrumento de orquesta, sino como instrumento de cámara, es decir, oboe y piano, oboe y clavecín, incluso un trío de cañas, aprovechando que éste se lleva casi con todos los instrumentos, bueno, menos con la flauta.

Oboemia, Música mexicana para oboe solo, tiene como repertorio 12 piezas entre las que destacan: “Upingos” de Carlos Chávez, “Llama de vela” de María Granillo, “Oboemia” de Manuel Enríquez, y “Marsias” de Mario Lavista. E incluye: “Canción del Arlequín” de Antonio Navarro, “Canción” de Gonzalo Macías, “Agni” de Lius H. Arévalo y “La voz del viento” de Jorge Calleja.

Fuente: (cronica.com.mx/Juan Carlos Talavera)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *