Home Libros “La Diosa y la Serpiente”, novela de Juan Miguel Zunzunegui, conjuga misterio, historia y pasión humana
Libros - August 3, 2011

“La Diosa y la Serpiente”, novela de Juan Miguel Zunzunegui, conjuga misterio, historia y pasión humana

obra, tras la salida de ‘El misterio del águila’, novela que ha vendido a la fecha cerca de 30 mil ejemplares, Juan Miguel Zunzunegui entrega la secuela protagonizada por ‘Sofía’ y ‘Miguel’, quienes viven una etapa turbulenta en su sólida relación.  

Lo anterior sucede en la trama, advierte la misma fuente, al tiempo que decae el movimiento Insurgente. Ellos van tras los pasos de la ‘Sociedad del águila’ y ‘Los Guadalupes’, sin embargo, todo apunta a que son un mito, de acuerdo con lo que investigan y la información que llega por sí misma a sus manos.  

Aun cuando ambos recibieron con agrado la bendición matrimonial por parte del padre Morelos, cuando continuaba excomulgado, y la confianza entre los dos crecía a la par del movimiento, ellos nunca se imaginaron que la traición y el decaimiento de los insurgentes pudieran destruir la cordialidad existente.  

Según el autor, ese desengaño vino acompañado de otro, pues al parecer la ‘Sociedad del águila’ y ‘Los Guadalupes’ eran un mito para aprovechar ciertas situaciones históricas. El referente motiva otros planteamientos y abre caminos de redención que la pareja, intentará encontrar para el bien nacional.  

Dadas las actividades cotidianas de ‘Miguel’, ‘Sofía’ tiene fuertes sospechas sobre su fidelidad. Por su parte, Morelos ha desoído a sus colaboradores más leales y se ha dejado llevar por un infiltrado de los realistas. Eso lo ha lleva a una racha de derrotas y a convertirse en una persona soberbia e intransigente.  

Las investigaciones históricas que realizó el autor, permiten a la novela argumentar que Galeana y Matamoros, considerados sus principales brazos, son apresados y asesinados.  

Cada uno de ellos rompió con él cuando vieron que su jefe se volvió inexplicablemente soberbio y dejaba de lado los ideales.  

Los movimientos políticos y bélicos de Napoleón y el jaloneo que llevan a cabo Fernando padre y Fernando hijo por la corona española ha permitido que, en la Nueva España, también se enfrenten dos fuerzas para obtener ese territorio: La iglesia y los representantes de una corona aparentemente sin dueño.  

Calleja es Virrey y busca aniquilar la insurgencia definitivamente. El Gran Inquisidor se lo ha ordenado y, además, ha mandado observar a ‘Miguel’ y a ‘Sofía’ para saber qué es lo que encontrarán en su búsqueda. Ellos, por su parte, una vez reunidos van a Valladolid a la casa de Miguel por información.  

En las páginas del libro se lee que encuentran un baúl donde aparece una lista con nombres de quienes, se supone, han presidido la ‘Sociedad del águila’, además de otros documentos que los relacionan con ‘Los Guadalupes’. Sin embargo, todo sigue siendo un acertijo, sin que se revelen los secretos.  

También encuentran un documento que parece indicar que busquen en ‘La Rodilla del Diablo’, ojo de agua ubicado en la casa de ‘Sofía’. Van y hallan un baúl con documentos. Cuando salen, un fraile franciscano los espera. Es el espía que mandó el Gran Inquisidor, quien les dice que todo ha sido un invento.  

Les explica que nunca existieron ‘Los Guadalupes’ ni la ‘Sociedad del águila’. Sin embargo, es cierto que ellos, ‘Miguel’ y ‘Sofía’, realmente son descendientes de Hernán Cortés y de la hija de Moctezuma. Les habla de su linaje y de la enorme importancia de estar conscientes de lo que harán ahora.  

Por descubrir la verdad mucha gente ha muerto y a ellos les puede pasar lo mismo, además de que deben estar preparados para asumir lo que encuentren. El fraile se va diciéndoles que en el mito de la Mujer Serpiente está lo que buscan. Una vez fusilado Morelos, ‘Miguel’ y ‘Sofía’ salen en busca de Guadalupe Victoria.  

Cuando dan con él en Veracruz, Victoria está debilitado y decaído. Pero se alegra de verlos. Después de los saludos, ‘Sofía’ le pide explicaciones. Guadalupe Victoria tampoco le da señales claras de lo que busca. Le dice que, en efecto, ni ‘Los Guadalupes’ ni la ‘Sociedad del águila’ existieron.  

Fuente: (Notimex)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *