Home Por la Espiral INEGI medirá inflación
Por la Espiral - July 21, 2011

INEGI medirá inflación

inflación en el mercado de los consumidores y es tan relevante que es parámetro para elaborar planes, programas, políticas, tomar decisiones y proponer presupuestos.
Banco de México fue el encargado de medir la inflación y emitir los reportes correspondientes, en su trayectoria no faltaron diversas críticas al respecto de su autonomía de Presidencia, para ser más exactos de las intenciones y/o recomendaciones del presidente de México en turno.
Es interesante que al tiempo que México en su vida política experimenta diversos cambios y modificaciones también atañe a organismos, dependencias, indicadores y metodologías relacionadas con lo económico.
Así durante las dos administraciones panistas, los investigadores, analistas y especialistas económicos hemos sido testigos de alteraciones metodológicas para cuantificar la tasa de desempleo y los niveles de pobreza.
Como sabemos no es un secreto a voces la credibilidad en torno a las cifras y estadísticas económicas oficiales, son muchas las dificultades cuando se trata de realizar comparativos entre quinquenios y décadas.
Muchos nos preguntamos acerca de la discrecionalidad en el manejo de la información económica y deambulamos entre las referencias de la OCDE, FMI, Banco Mundial tratando de atajar las discrepancias entre lo que emite Banco de México, INEGI, Secretaría de Economía, etc.
A COLACIÓN
Con las dudas que siempre provocan las estadísticas económicas en México, la noticia esta vez entre  Banco de México y el Instituto Nacional  de Estadística y Geografía (INEGI) finalmente quedó consumado el día 15 de julio la transferencia entre el instituto central y el INEGI sobre la medición de la inflación.
Ya no será Banco de México el encargado de medir la inflación y emitir los resultados, la estafeta queda en manos del INEGI con toda la polémica que rodea dicha decisión.
Agustín Carstens, gobernador del Banco de México, justifica la medida argumentando que desde tiempo atrás el instituto central pagaba en outsourcing a un grupo de personas encargadas de la medición de la inflación y por razones administrativas y costos decidieron darle al INEGI la nueva función.
El INEGI recibe el equipo de personas esta vez bajo contrato, como parte de la dependencia, de hecho fue creada una gerencia y el INEGI recibirá un mayor presupuesto anual para pagar las nóminas y llevar a cabo toda la función de ser el encargado de medir la inflación.
Para medir la inflación, INEGI tendrá  61 millones de pesos anuales, pero además una de las preguntas fundamentales es ¿por qué quitarle al Banco de México encargado de vigilar el poder adquisitivo y elaborar la política monetaria la elaboración del INPC?
Hay quien dice que no pasa nada porque se trata del mismo equipo únicamente contratado para distintos patrones, entonces no debe caber lugar para las distorsiones máxime porque Banco de México y el INEGI son organismos autónomos.
Ya veremos qué pasa en los próximos meses además rumbo a una recta de elecciones a la Presidencia, el último año de una administración siempre tiene especial interés en mostrarle a sus ciudadanos –sobre todo por razones electorales-, lo bien que van las cosas en materia de macroeconomía aunque el bolsillo del elector esté lleno de agujeros.
En lo personal, como economista, no estoy de acuerdo en el traspaso, creo que Banco de México debería preservar la autoridad en cuestión de medición de la inflación, aunque sea el mismo equipo.
P.D. Encuéntrenme en Facebook. Les invito a que opinen del tema en mi blog http//claudialunapalencia.blogspot.com

POR LA ESPIRAL

*Claudia Luna Palencia

-INEGI medirá inflación

Desde la década de los sesenta, Banco de México se encargó de la medición de los precios en el país, condensarlos y presentarlos en un índice mejor conocido como el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) y el Índice Nacional de Precios Productor (INPP).

El primero sirve para tener una referencia sobre la inflación en el mercado de los consumidores y es tan relevante que es parámetro para elaborar planes, programas, políticas, tomar decisiones y proponer presupuestos.

Banco de México fue el encargado de medir la inflación y emitir los reportes correspondientes, en su trayectoria no faltaron diversas críticas al respecto de su autonomía de Presidencia, para ser más exactos de las intenciones y/o recomendaciones del presidente de México en turno.

Es interesante que al tiempo que México en su vida política experimenta diversos cambios y modificaciones también atañe a organismos, dependencias, indicadores y metodologías relacionadas con lo económico.

Así durante las dos administraciones panistas, los investigadores, analistas y especialistas económicos hemos sido testigos de alteraciones metodológicas para cuantificar la tasa de desempleo y los niveles de pobreza.

Como sabemos no es un secreto a voces la credibilidad en torno a las cifras y estadísticas económicas oficiales, son muchas las dificultades cuando se trata de realizar comparativos entre quinquenios y décadas.

Muchos nos preguntamos acerca de la discrecionalidad en el manejo de la información económica y deambulamos entre las referencias de la OCDE, FMI, Banco Mundial tratando de atajar las discrepancias entre lo que emite Banco de México, INEGI, Secretaría de Economía, etc.

A COLACIÓN

Con las dudas que siempre provocan las estadísticas económicas en México, la noticia esta vez entre Banco de México y el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) finalmente quedó consumado el día 15 de julio la transferencia entre el instituto central y el INEGI sobre la medición de la inflación.

Ya no será Banco de México el encargado de medir la inflación y emitir los resultados, la estafeta queda en manos del INEGI con toda la polémica que rodea dicha decisión.

Agustín Carstens, gobernador del Banco de México, justifica la medida argumentando que desde tiempo atrás el instituto central pagaba en outsourcing a un grupo de personas encargadas de la medición de la inflación y por razones administrativas y costos decidieron darle al INEGI la nueva función.

El INEGI recibe el equipo de personas esta vez bajo contrato, como parte de la dependencia, de hecho fue creada una gerencia y el INEGI recibirá un mayor presupuesto anual para pagar las nóminas y llevar a cabo toda la función de ser el encargado de medir la inflación.

Para medir la inflación, INEGI tendrá 61 millones de pesos anuales, pero además una de las preguntas fundamentales es ¿por qué quitarle al Banco de México encargado de vigilar el poder adquisitivo y elaborar la política monetaria la elaboración del INPC?

Hay quien dice que no pasa nada porque se trata del mismo equipo únicamente contratado para distintos patrones, entonces no debe caber lugar para las distorsiones máxime porque Banco de México y el INEGI son organismos autónomos.

Ya veremos qué pasa en los próximos meses además rumbo a una recta de elecciones a la Presidencia, el último año de una administración siempre tiene especial interés en mostrarle a sus ciudadanos –sobre todo por razones electorales-, lo bien que van las cosas en materia de macroeconomía aunque el bolsillo del elector esté lleno de agujeros.

En lo personal, como economista, no estoy de acuerdo en el traspaso, creo que Banco de México debería preservar la autoridad en cuestión de medición de la inflación, aunque sea el mismo equipo.

P.D. Encuéntrenme en Facebook. Les invito a que opinen del tema en mi blog http//claudialunapalencia.blogspot.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *