Home Cine Vicente Leñero y Guillermo Arriaga imparten conferencia en el “Encuentro Iberoamericano de Escritores de Cine”
Cine - July 10, 2011

Vicente Leñero y Guillermo Arriaga imparten conferencia en el “Encuentro Iberoamericano de Escritores de Cine”

participantes a comentar acerca de sus inicios como guionistas; Leñero comentó que fue la experiencia periodística lo que le enseñó a ver el mundo de manera distinta.

“Así que el siguiente paso, un tanto obvio, fue comenzar a buscar la manera de contar historias, con el objetivo, en principio, de compartir las ideas que tenía en la cabeza, ya fuera porque de esa manera podía darle más vida a mi existencia o para imaginar que vivo cosas a las que nunca tendré acceso.

“Posteriormente, encontré en el cine una manera de lograr que las imágenes que tenía dentro fueran más contundentes, es decir, que se pudieran ver en la pantalla, para así seguir compartiendo mis quietudes e intereses; desde luego que la realidad que me rodea, marcada por el periodismo, es lo que está presente en mis historias”.

Para Arriaga, su experiencia parte de las vivencias que ha tenido a lo largo de su existencia, por lo que en su caso, se trata de compartir lo que le ha pasado con el público, ya sea en forma de novelas o bien como guiones para una película.

“Coincido con el maestro Leñero en el sentido de que son historias que nos llenan de vida y que nos hacen tener una existencia distinta; pero para mí se trata más de sacar lo que llevo dentro, para que no se quede y me sacuda así el dolor que me provoca.

“Alguien me preguntó en una ocasión que cómo se da uno cuenta de que es escritor y me parece que la respuesta está en parte de esa idea, me refiero a que si las cosas te causan un dolor tal que necesitas sacarlas, entonces tienes la motivación suficiente como para lograrlo”.

Uno de los temas abordados con mayor recurrencia en el encuentro, fue el referente al papel y trato que reciben los guionistas en el medio fílmico donde se desarrollan, el cual es generalmente adverso en toda Iberoamérica.

Así que Leñero se sumó a los comentarios de otros participantes en el sentido de que es necesario cambiar el lugar que ocupan los guionistas en el proceso de producción de una película.

“Lo más importante es que los autores sinteticen de las ideas que tienen en la cabeza, pues al final, al entregar el guión o el libro cinematográfico, se pierde el control sobre las imágenes que se han creado; me parece que de ahí viene esta actitud de menosprecio.

“Es decir, en esencia el guión es sólo una referencia, pero en él se encuentran todo lo que se requiere para lograr contar una historia de la mejor manera; así que al enfrentarnos a la escritura, debemos tomar en cuenta todos los aspectos, sobre todo porque el cine ha afectado a la novela”.

Leñero señaló en ese sentido que la rapidez con que se cuentan las historias, con un ritmo ágil y combinando el presente con el pasado, ha hecho que el público se vuelva más exigente.

“Son expertos en ver películas ahora, por la accesibilidad y promoción que tiene; así que los escritores ahora debemos adaptar la gramática del cine a las novelas, para poder insertarnos en las condiciones actuales, participar en la forma en que se cuentan actualmente las historias”.

Por su parte, Arriaga consideró que las imágenes que se nos presentan en la vida cotidiana viajan a una gran velocidad, por lo que los escritores deben mantener sorprendido al espectador todo el tiempo.

“El cine tiene poco más de cien años de existencia, es muy nuevo en comparación a la música, el teatro o la pintura, pero es el que mayor difusión recibe en nuestros días, así que debemos adaptarnos a esa circunstancia, es decir, actualizar un recurso antiguo como la escritura a uno contemporáneo”.

Consideró que ese planteamiento es un reto interesante, pues el espectador, o el lector, se han vuelto muy sofisticados, están acostumbrados a convivir con propuestas complejas, con rompimientos de tiempo y de estructuras.

“Así que como creador, quiero buscar hasta donde es posible llegar; nadie habla de manera lineal, todos contamos las cosas intercalando el presente con el pasado, así que esa es la forma en que debemos presentar los textos que desarrollamos”, precisó.
JRA

Fuente: (CONACULTA)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *