Home Columnista Invitado Elecciones aguadas
Columnista Invitado - July 2, 2011

Elecciones aguadas

clemencia, Juan José Arreola dixit. Hoy le cargan las culpas al calentamiento global.

Calentamiento global el que azotó a la selección de futbol, nada extraño si se considera que son menores de 22 años (edad no limitante, que conste). Lo que irrita es que un reglamento inspirado en la ideología ultraderechista que campea en el país (y en el mundo) les obligue a mantenerse célibes y portarse como niños antes de su primera comunión. A eso le llaman “conducta ética”. En tanto que las televisoras son dueñas de varios equipos (prohibido por la FIFA), de casas de apuestas (que incluyen a los equipos de su propiedad), acomodan fechas y horarios de juego a su conveniencia y esclavizan a los jugadores (o sea que los pueden obligar a transar resultados). Hipócritas, sencillamente hipócritas.

Pero volviendo a los aguaceros, los pronósticos indican que las elecciones que se llevarán a cabo mañana en el Estado de México, Hidalgo, Nayarit y Coahuila, serán pasadas por agua. Los otros pronósticos anuncian carro completo para el tricolor y la lluvia les cae como agua bendita y causa agüite a sus opositores, dada la comprobada premisa de que a menor afluencia de votantes, mayor beneficio al “voto duro” que sigue favoreciendo al PRI.

La del Estado de México fue anunciada como la madre de todas las elecciones, dado su alto significado para las aspiraciones presidenciales del actual gobernador. Así lo es y así lo confirman el desorbitado gasto de campaña y el descarado apoyo mediático local y nacional en favor del candidato oficial. Quieren asegurar y arrasar sin correr riesgos.

Los riesgos legales no cuentan. Está visto que autoridades y tribunales electorales se hacen de la vista gorda y salen con su cantaleta de que sí hubo trampas pero chicas no muy grandes; que influyeron en el resultado pero no tanto; que se pasaron del tope de gastos pero con una multa y un regaño basta. El cochinero de 2006 hizo escuela y creó jurisprudencia.

Pero las aguas pusieron a flote asuntos más importantes, como la falta de soluciones gubernamentales a las necesidades básicas de la población, cualesquiera que sea su origen partidista. Muy orondos los gobiernos federal (PAN) del Estado de México (PRI) y el Distrito Federal (PRD), hace unos meses declararon resuelto el problema de las inundaciones en la zona de Ciudad Netzahualcóyotl. Astutamente el Partido Acción Nacional se montó en la obra común, difundiendo profusamente un spot que sostenía que “gracias a los gobiernos del PAN” los habitantes del Edomex ya no padecerían inundaciones.

El primer aguacero de la temporada les pintó un violín a unos y otros, para desgracia de los pobladores de la zona que, guan mor taim, vieron sus casas invadidas por las pútridas aguas del Dren de Xochiaca. Los panistas retiraron su spot del aire, y de paso los concesionarios demostraron que cuando quieren pueden poner y quitar spots en cuestión de horas. El gobierno federal, en voz del supuesto responsable “administrar y preservar las aguas nacionales” escurrió el bulto y descargó la culpa en los gobiernos municipales por no impedir que echen basura al dren.

Acusación con chanfle, porque da la casualidad de que precisamente el candidato oficial a la gubernatura en disputa, Eruviel Ávila, ha sido dos veces presidente municipal de Ecatepec (2003-2006 y 2009-2011) uno de los municipios más afectados en cada inundación. Y Eruviel se ha jactado de ser el ídolo de Ecatepec, tanto, que ahí tenía programado su triunfal y multitudinario cierre de campaña. Previendo la “calurosa” recepción se hizo el occiso y aduciendo problemas logísticos lo canceló. Será ineficiente pero no tontejo.

En circunstancias “normales” el escándalo, sumado al fallo del tribunal que declaró culpable de actos de precampaña al candidato oficial, les hubiera costado la gubernatura a Eruviel y Peña Nieto (al menos la hubiera puesto en riesgo), como les costó a Alfonso Elías Serrano y Eduardo Bours la de Sonora, por la tragedia de la guardería ABC. Pero para eso están los cuates. Los concesionarios callaron, como los mariachis que son. La libertad de expresión y todas esas vainas que esgrimen en sus lacrimosos desplegados quedaron para mejor oca$ión.

Así que si no hay sorpresas, mañana los tricolores pondrán un buen tramo de pavimento en su camino de regreso a Los Pinos. No por la falta de alianza entre el PRD y el PAN –falacia oportunista- sino porque éstos ni juntos ni separados han sabido organizar gobiernos diferentes, honestos, frescos, eficaces y eficientes. De eso no pueden culpar a nadie sino a sí mismos, por desleales a sus principios originales que derivan en deslealtad con sus electores. Éstos, en pragmática respuesta, prefieren un PRI original en lugar de los piratas. Sencillo, trágico y cómico. Usted puede reír o llorar, le aconsejo lo primero.

Cheiser: Si la comandante en jefe de la Familia Monster magisterial se preocupa tanto por la educación, según dice ¿Por qué a la hora de elegir huesos en la empresa Calderón S.A. de C.V., a cambio de sus truculentos votos, escogió el Sistema Nacional de Seguridad Pública y la Lotería nacional? Pues para darle gusto a “Dedos”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *