Home Por la Espiral De armas tomar
Por la Espiral - June 16, 2011

De armas tomar

espaldarazo verbal a la lucha sin ton ni son del presidente Felipe Calderón contra el narcotráfico.
Sin reconocer que México es un Estado fallido y que la violencia y la anarquía nos subsume a un nivel equiparable al de Irak o Afganistán, Sarukhán considera que los cuatro años de lucha contra el narcotráfico tarde o temprano encontrarán la parábola de Colombia aunque el territorio mexicano diste mucho de parecerse al sudamericano en todos los sentidos: extensión territorial, demográfica, social, económica;  puente de la droga, tráfico de inmigrantes,  etc.
La complejidad del territorio mexicano únicamente puede ser entendida en las referencias del siglo XIX o de la Revolución Mexicana porque su extensión y diseminación demográfica no son precisamente fáciles de manejar ni administrar.
Así es que pensar que México llevará la misma trayectoria que Colombia y su Plan Colombia son mera especulación, una proyección demasiado arriesgada porque en primer lugar Colombia no comparte frontera con Estados Unidos.
Y esa complejidad de dos vecinos que no hablan el mismo idioma aunque comparten un tratado comercial lleva precisamente a entretejer el culebrón del “oso y el puercoespín” como años atrás escribió Jeffrey Davidow, ex embajador de Estados Unidos en México.
¿Es tan mala la relación entre México y Estados Unidos? La respuesta no deja lugar a dudas: “tan lejos de Dios y tan cerca del diablo” diría el general Porfirio Díaz, las dos administraciones panistas tanto de Vicente Fox como la del presidente Calderón no logran encontrar un canal de comunicación coherente y equilibrado ni con presidentes republicanos o demócratas.
A COLACIÓN
¿Cómo ganar la guerra contra el narcotráfico y una serie de grupos facciosos y anárquicos cuando hay más de 250 mil armas ilegales circulando a nivel nacional?
Cada año, según, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) son incautadas 25 mil armas de ese enorme grupo de las 250 mil, la misma dependencia documenta  que el 70% son armas provenientes de Estados Unidos utilizadas para delinquir y matar, provocar caos y terror en una guerra que lleva más de 40 mil muertos en cifras oficiales y manipuladas hasta entonces  no se ubiquen más pozos y fosas al estilo de San Fernando.
¿Cómo ganar la guerra? ¿Cómo retomar el control y la viabilidad del Estado? Desde luego pretender hacerlo sin acabar con la corrupción y el desarme en el país sería a todas luces una lucha estéril.
Para lo primero necesitamos que presidentes municipales, directores de Policía, secretarios de Seguridad, gobernadores y otros funcionarios no avalen ni se involucren en actividades del narcotráfico, ni alimenten la maquinaria del terror que no hace más que debilitar a la sociedad y el Estado.
Segundo, no habrá forma de pacificar el país con tantas armas ilegales en manos de personas, familias y grupos delincuenciales. Debe instrumentarse un amplio programa federal  a favor del desarme.
Y fundamentalmente, limpiar las Aduanas porque está bien que el presidente Calderón reproche a Estados Unidos por no controlar la venta de armamento, sin embargo, lo más grave es que México tenga una frontera demasiado porosa  donde trafican con armas, granadas, mercancía ilegal, ropa usada y contaminada; niños, inmigrantes y hasta órganos. ¿Y eso de quién es responsabilidad del oso o del puercoespín?
P.D. Encuéntrenme en Facebook. Les invito a que opinen del tema en mi blog http//claudialunapalencia.blogspot.com.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *