Home Espectáculos Con su espectáculo “Kinky retorcido”, Susana Zabaleta celebra en el CENART 25 años de carrera
Espectáculos - May 29, 2011

Con su espectáculo “Kinky retorcido”, Susana Zabaleta celebra en el CENART 25 años de carrera

Kinky retorcido, en la cual la artista interpreta temas de su extensa carrera musical, en medio de un escenario que recuerda la mejor época de los cabarets en el mundo, a lo que agrega una actitud con desbordada sensualidad y atuendos que resaltan su belleza.

Las presentaciones en el CENART continuarán sábado y domingo, con otros títulos y por tanto, propuestas distintas. Las presentaciones llevan por título Los amores de mi general Villa y Susana Zabaleta canta a Liliana Felipe, quien la acompañará al piano en todas las presentaciones.

A ritmo de jazz, bossa nova y combinaciones de diferentes ritmos y estilos, Zabaleta interpretó el repertorio preparado para esta ocasión; con su voz recorrió con enorme sensualidad y provocadores movimientos todos los géneros, que van de arias, al pop, rock, bolero, balada, flamenco, tango, y rancheras.

Su presencia en el escenario es siempre inquietante, en todo momento fascina, altera, seduce, envuelve y provoca la imaginación con todas sus formas interpretativas. Lo más impactante es la calidad de su voz e interpretaciones.

Zabaleta sorprende con la versatilidad de su propuesta, pues lo mismo podemos verla de jurado en un reality show de televisión, que dando todo de sí en el Teatro de las Artes; en ambos casos es ella misma y al mismo tiempo, muestra una rostro diferente, adaptado al contexto en que se encuentra.

Atrevida y llena de deseos, la cantante desborda todos sus sentimientos; demuestra la gran sensibilidad con la que cuenta y logra un espectáculo que sorprende a todos.

La improvisación escénica y ocurrencias inquietantes de la cantante atrapan al público, Kinky retorcido es un espectáculo de cabaret, con la noche de cómplice, que celebra la vida y el deseo.

“Es un reto para mí –ha dicho-, claro que tengo nervios, pero de esos ricos porque espero que salga bien; estoy nerviosa por aquello de la memoria, así que estoy estudiando como loquita. Lo que más ayuda es la soledad, para poner las cosas en orden en tu cabeza.

“Siempre me preocupa que el público se vaya contento, que sienta, que llegue un momento en que salga la lágrima o se carcajee; existe ese pequeño regalo que es el aplauso, que llega como consecuencia de estarla pasando bien y qué rico que estén tan a gusto como yo en el escenario”.

En este momento, dijo, sus temores nocturnos corresponden a la preocupación por sus hijos, a la inseguridad, a la intención de que el amor nunca muera, “el mío, porque el de los demás me vale… pero siempre quisiera estar enamorada”.
JRA

Fuente: (CONACULTA)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *