Home Toros y Deportes Gran triunfo de Juan Pablo Sánchez cortando tres orejas y un rabo en la “Feria de San Marcos”
Toros y Deportes - April 26, 2011

Gran triunfo de Juan Pablo Sánchez cortando tres orejas y un rabo en la “Feria de San Marcos”

marcado que en él hay un torero de enormes proporciones, como hace muchos años no se le veía a un chaval con ganas y voluntad de ser figura del toreo, y éste señores, tiene “pasta” de la buena para llegar a la cima del mundo taurómaco, máxime cuando se es bien agradecido como él al reconocer a quienes le enseñaron algunos de sus primeros pasos en estos del toro, dejando ver lo anterior al brindarle la faena de la tarde al buen Elías Esparza.

Fundamentalmente tiene valor, pero que hay que tener en la cara del toro, sereno, pensante, inteligente y, sobre todo, sabedor irrefutable de lo que le hace a los astados. Resuelve, tiene oficio, arte, atesora como algo muy propio el temple y el buen gusto tanto con el capote como con la muleta y la “hora buena” está cierto de que en su mano diestra, tras el estoque, tiene todo el éxito y la fama que da esta difícil profesión.

Ese es Juan Pablo Sánchez, quien debutó ayer ante su gente y en su feria envuelto en un velo de dimes y diretes por los arropajes que supuestamente tiene pero no cabe duda que el diestro tiene su propia historia y poco a poco le va dando forma bajo sus indiscutibles méritos, tal y como lo hizo en esta su presentación, lidiando un serio encierro que le dio mayor veracidad a su quehacer en el ruedo y por ello cortar, más que merecidamente tres orejas y un rabo, trofeos que en consecuencia lo llevaron a obtener la Primera Medalla de Plata del “Día Grande de la Feria” y salir en hombros por la Puerta Grande. ¡Esos son los toreros de postín!

De esta manera, ante casi tres cuartos de entrada en el coso Monumental en otra tarde agradable, en el día fuerte de la Feria Nacional de San Marcos, se lidió un bien presentado encierro de astados castaños, compuesto por dos ejemplares de Begoña, el que abrió, complicado y el que cerró, bueno y con arrastre lento. Y cuatro de San Miguel de Mimiahuápam, segundo, tercero y cuarto deslucidos y con poca fuerza, y el quinto, encastado y emotivo, con mucho “nervio”.

Apenas una oreja

De celeste y oro, con faja y corbatín en negro, el francés Sebastián Castella, con sus dos primeros astados, deslucidos, cortos y parados, estuvo empeñoso, teniendo algunos pasajes de buen temple. En el primero tuvo silencio a pesar del estoconazo que ejecutó y en el otro fue aplaudido. Pero fue en el tercero de su lote, “Cofrade Maya” de San Miguel de Mimiahuápam, muy emotivo y encastado, donde pudo expresarse mejor pero sin terminar de atemperar al astado y por ello no poder redondear mejor su actuación. Mató de certera estocada y se le concedió una oreja con algunas protestas.

“Más claro ni el agua”

Juan Pablo Sánchez, de rosa mexicano y oro, con faja y corbatín en negro, quintando lo sucedido en su segundo, muy soso, al que entendió y le dio la lidia adecuada, sacando meritorios muletazos, sobre todo por el pitón derecho para ser silenciada su labor, lo acontecido en sus otros dos bureles se “cuece” aparte. En su primero, “Dientitos” de San Miguel de Mimiahuápam, al estarlo lanceando a la verónica resultó cogido aparatosamente pero sin consecuencias. Se recuperó y con la sarga ha cuajado un trasteo con arrogancia y prestancia, instrumentando trazos muleteros largos y templados, pero cuando el toro perdió fuerza vino lo otro, el aguante, pisar terrenos comprometidos y alegremente “jugarse la vida”. Sin duda, una intensa faena que rubricó de pinchazo y estocada algo trasera para cortar una merecida oreja. Y lo grande vino en el que cerró plaza, “Amiguitos” de Begoña, al que veroniqueó con empeño y con la tela escarlata realizó tandas de muletazos con su ya sello personal, “de aquí hasta allá”, imprimiendo una dimensión especial, a la vez de emocionante, a cada lance y cuando tronaron en las alturas las notas musicales de la famosa “Pelea de Gallos” su quehacer ya tomaba tintes de faena grande en un día tan especial para la feria de todos. Naturales de arrebato y convencimiento y más derechazos acortando distancias. Vino el estoconazo y entre gritos de ¡torero! le otorgaron las orejas y el rabo, los reconocidos aficionados don Julio Díaz Torre y don Alfonso Pérez Romo le entregaron la Medalla de Plata del “Día de Grande de la Feria y terminó con la triunfal salida en hombros. ¡Vaya torero!

Ficha: Monumental de Aguascalientes, 3ª de la Feria de San Marcos, más de tres cuartos de entrada en tarde c alurosa. Se lidiaron tres ejemplares de Mimiahuapam  y tres de Begoña, todos castaños, bien presentados pero desiguales de juego.  Sebastián Castella, aplausos, silencio y oreja. Juan Pablo Sánchez, oreja, aplausos y dos orejas y rabo.

Salió al tercio el banderillero Gustavo Campos.

Para mañana la cuarta corrida

Esta tarde, con ejemplares de la dehesa de Fernando de la Mora, se anuncia en la cuarta corrida del serial sanmarqueño, a Ignacio Garibay, el andaluz Daniel Luque y Arturo Saldívar

Fuente: (suertematador.com)

Foto: Cortesía Manolo Briones

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *