Home Tradiciones Exhiben “Altares de Dolores” en Museos del INAH, tradición de más de 400 años adoptada como costumbre en la Nueva España
Tradiciones - April 19, 2011

Exhiben “Altares de Dolores” en Museos del INAH, tradición de más de 400 años adoptada como costumbre en la Nueva España

dolientes cristianas por medio de la orden franciscana, interesada en fomentar la devoción a la Virgen María como parte de la evangelización de los indígenas.

Dicha tradición, de más de 400 años en México, se adoptó como costumbre de la Nueva España, con un simbolismo sincrético en la que los pueblos nativos relacionaron la Pasión de Cristo y el sufrimiento de la Virgen María, con los ritos prehispánicos de fertilidad de la tierra, debido a que el periodo de siembra coincide con las actividades de Semana Santa, por ello, integraron elementos agrícolas —como semillas de trigo, alpiste, cebada o amaranto— a los Altares de Dolores.

Hoy esta tradición se sigue haciendo en México con la intención de rememorar los sufrimientos de la Virgen María. Es por ello que diversos museos pertenecientes al Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH-Conaculta), cuyas sedes en el pasado fueron conventos, aún mantienen viva esta costumbre que comenzó en el país en 1519, cuando el fraile Bartolomé de Olmedo, quien acompañaba a Hernán Cortés, erigió en San Juan de Ulúa, Veracruz, el primer altar del continente americano.

La colocación del Altar de Dolores se lleva a cabo ocho días antes del Viernes Santo, con la idea de consolar a la Virgen María por los dolores que padeció, desde el nacimiento hasta la muerte de su hijo. Dichos sufrimientos son: La persecución de Herodes y la huida a Egipto; La profecía de Simeón a María, la cual menciona: “Este Niño está puesto para ruina y resurrección de muchos de Israel, y una espada traspasará tu alma”; Jesús perdido en el templo por tres días; María encuentra a Jesús cargado con la Cruz; La Crucifixión y Muerte de Nuestro Señor; María recibe a Jesús bajado de la Cruz y La sepultura de Jesús.

Museo Nacional de las Intervenciones. Ex Convento de Churubusco

Cada año, desde la fundación del Museo Nacional de las Intervenciones (1981), el Ex Convento de Churubusco presenta el Altar de Dolores, mismo que comenzó a montarse en este lugar en 1524, fecha en la cual los franciscanos comenzaron a construir este inmueble.

Desde entonces y hasta la fecha, el Departamento de Museografía se encarga de crear el altar, el cual se coloca sobre mesas forradas con papel china o manteles de color morado o blanco que simbolizan luto.

Incluye tapetes de pétalos, semillas o aserrín pintado con figuras que representan la Pasión de Cristo y los Dolores de María, como el corazón de María con siete dagas alrededor, la corona de espinas utilizada por Cristo, la columna donde fue flagelado Jesús, la lanza que atravesó su costado, los dados con los cuales los soldados echaron a la suerte su túnica, el gallo que representa las tres negaciones del apóstol Pedro y el talego con dinero que Judas aceptó por entregar a Jesús a los fariseos

El altar también tiene semillas de trigo que representan la Resurrección, y que a su vez tienen relación con el calendario agrícola prehispánico. Así mismo, se colocan jícaras con naranjas pintadas de dorado —que por ser un fruto semiamargo representa el dolor de María y el amor que emana de su corazón—, en las cuales se ensartan banderitas de papel picado morado, dorado o plateado que simbolizan al pueblo y los soldados que vivieron la Pasión de Cristo.

Así mismo,  se exhibe una imagen, que puede ser una pintura o una escultura, de la Virgen de los Dolores o Dolorosa, además de vitroleros con agua de limón con chía, horchata, tamarindo, piña o jamaica que representan las lágrimas de María ante la muerte de su hijo.

El Museo Nacional de las Intervenciones se encuentra en la calle 20 de agosto, s/n, esquina con General Anaya, en la colonia San Diego Churubusco, Coyoacán, Distrito Federal. El horario de acceso es martes a domingo de 9:00 a 18:00 horas. El altar permanecerá hasta el domingo 24 de abril. La entrada es gratuita.

Ex Convento de Acolman, Estado de México

Hace un año el Ex Convento de Acolman se unió a las rememoraciones de la Pasión de Cristo y la vida Dolorosa de la Virgen María, a través del montaje del Altar de Dolores.

Este altar está conformado por una escultura de la Virgen Dolorosa que lleva en sus manos una daga, y un tapete hecho con diferentes semillas con las cuales se forman figuras que simbolizan la Pasión y Crucifixión de Jesucristo, así como los siete dolores de la Virgen, entre las imágenes la de un corazón —que evoca al de María— atravesado por una daga.

Sobresale también, la exhibición de instrumentos pasionarios como el flagelo, los clavos y martillo, la corona de espinas, la lanza, la esponja, los dados, las monedas —que hacen alusión a las que recibió Judas Iscariote—, la escalera, el pan que simboliza vida, el cráneo —símbolo de la redención del género humano y el cerro Gólgota donde fue crucificado Cristo—, el cáliz que representa la magnificencia de Jesús y la cruz.

Como complemento del altar se muestran dos óleos, el primero titulado La piedad, de autor anónimo, y el segundo, La Dolorosa, hecho por el artista Miguel Cabrera.

El Ex Convento de Acolman se localiza en Calzada de los Agustinos, s/n, en Acolman, Estado de México. El altar permanecerá hasta el 1 de mayo, horario de 9:00 a 17:30 horas de lunes a domingo. La entrada es gratuita.

Ex Convento de San Nicolás de Tolentino de Actopan

El Ex Convento de San Nicolás de Tolentino de Actopan, Hidalgo, se une al rescate de las tradiciones mexicanas de origen español, por medio del montaje del Altar de Dolores, el cual se compone de siete pequeños escalones, representados sobre una mesa, que están cubiertos con un mantel de lino de color morado y aluden a los dolores de la madre de Cristo.

En el centro del altar se halla una escultura de madera de la Virgen Dolorosa que viste una túnica negra, sus manos están entrelazadas en señal de plegaria y porta una aureola en la cabeza que simboliza santidad.

Cabe mencionar que por primera vez el Ex Convento mostrará, de manera complementaria al altar, litografías que hacen referencia a los siete dolores de la Virgen, además de un tapete de semillas de linaza, mijo, mostaza y arroz con motivos pasionarios.

El Altar de Dolores fue presentado al público el 15 de abril y permanecerá en exhibición hasta el 2 de mayo, de 9:00 a 17:00 horas. La entrada es gratuita y durante las dos primeras semanas se ofrecerán visitas guiadas. El Ex Convento de San Nicolás de Tolentino de Actopan se localiza en la calle Casasola, s/n, en la colonia Centro, en Pachuca, Hidalgo.

Fuente: (CONACULTA) (INAH)

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *