Home Toros y Deportes El arte desgarbado del hidrocélido Alejandro López triunfa en la 6ª novillada en “La San Marcos”
Toros y Deportes - April 4, 2011

El arte desgarbado del hidrocélido Alejandro López triunfa en la 6ª novillada en “La San Marcos”

suerte, indispensable en el desarrollo de su carrera, pues que mejor. Por ello bien dicen por ahí “suerte te dé Dios que el saber poco te importe”.

Esto viene a colación por lo que ayer vimos en la sexta novillada de la Temporada Chica Internacional 2011 que la empresa Espectáculos Taurinos de México monta en el coso San Marcos de Aguascalientes, al confirmar entre otras cosas, que en un lapso de 15 el toreo del espada local Alejandro López evolucionó y se desarrolló con todo y su arte torero desgarbado, todo acompañado de una importante dosis de suerte que lo llevó obtener el triunfo que prácticamente lo mete a una de las dos novilladas de la inminente Feria Nacional de San Marcos, en su coso Monumental.

El torero es arrebatado, por momentos poco le importan las formas, su quehacer en el ruedo tiene tintes de desparpajo y desprecio pero en una línea muy personal en la interpretación del toreo y que lo convierte en un estilo heterodoxo. Le llega a la gente y al final de cuentas logra el objetivo, como ayer que tras cortar dos orejas al novillo que cerró plaza fue izado en hombros entre vítores y palmas. En lo personal, su apuesta de inicio nos gusta, porque muestra lo que debe tener un novillero, valor, ganas, afición y, sobre todo, vocación. El tiempo lo irá puliendo pero por lo pronto está convertido en un novillero diferente y que atrae al público.

Por lo que se refiere a sus alternantes, diremos que el niño novillero yucateco Michelito Lagravére no fue lo que se esperaba, por más que quisimos verle los más de 340 festejos que ha toreado, 40 de ellos con caballos, en poco más de 7 años, vamos, que los ha cumplido desde que tenía 6 años de edad, ahora con 13 años y cuatro meses no le encontramos nada. Si, se le vieron algunos detalles pero de ahí a ser el fenómeno que dicen es, hay mucho trecho. Nos parece que a ese nivel y con lo que lidia el chaval eran infinitamente mejores aquellos niños que formaban la cuadrilla de Joselito Adame, Hilda Tenorio, Juan Chávez y Pepe López, todos actualmente matadores de toros hechos y derechos.

Y el defeño Mirafuentes de Anda simplemente pasó inédito. Está verde, se desconfía demasiado y es difícil que pare los pinreles para torear.

Así que ante tres cuartos de entrada en la histórica plaza San Marcos en soleada y algo de viento se lidiaron seis terciados ejemplares de la dehesa que se anunció con el nombre del rancho donde se ubica la ganadería zacatecana de Santa Bárbara, Presillas, con divisa en rosa, verde y azul. El encierro fue bueno en general pero disparejo en presentación, sobresaliendo los astados corridos en tercero, cuarto y sexto lugares, éste último acusando poca fuerza. Los demás se dejaron torear.

¿CUÁL NOVILLERO?

De obispo y oro, Michelito Lagravére a su primero, que no era un novillo, tuvo detalles con capote y muleta pero nada más y que la gente le aplaudió, pero, ojo, se le ovacionaba más a la imagen del niño, que a la de un novillero formal. Mató de estocada honda y delantera para salir al tercio. A su segundo, un burel más cuajado, se dio a tener algunos momentos pintureros y darle estructura a la faena. Lo mejor lo hizo por naturales y toreando por alto de costado. Falló al matar y se le aplaudió tras un aviso.

ESTÁ MUY “VERDE”

Por su parte, de corinto y azabache, Mirafuentes de Anda, bien se le vio en su primero a la verónica pero de ahí en adelante todo eran dudas y andarle al astado sobre piernas, sin quietud. Silencio. En su segundo anduvo peor la situación hasta que Alejandro López provocó una rivalidad en el ruedo al atravesársele en los quites, lo que le puso “sabor al caldo”, pero todo se disolvió al brindarle el torero en turno al invasor de su espacio cuando todo mundo esperaba alguna mentada para subir de tono el festejo. En fin, que De anda siguió demostrando su verdor además de algunas “posturitas” que no venían al caso. Al tercio con división de opiniones.

DESBORDA GANAS Y ENTUSIASMO

Y Alejandro López, de rosa y azabache, fue quien ejecutó las faenas de la tarde. A su primero le endilgó con el capote dos largas cambiadas de hinojos cerrado en tablas y de pie le realizó un vistoso quite por valentinas. Con banderillas estuvo voluntarioso y con la muleta, por ambos lados, pero sobre todo por el derecho, trazó muletazos largos y templados, de buena dimensión. Ayudados por alto para finalizar y mató de tres pinchazos y estocada para ser llamado al tercio. Pero en su segundo, “Notario”, le puso el “cascabel al gato” al responderle Mirafuentes en los quites y replicarle igual Alejandro resultando ambos algo atropellados, viniendo lo mejor cuando López invitó a De Anda a clavar palos, llevándose la mejor parte el torero anfitrión. Así, con el ambiente “calientito”, el espada-abogado, expuso ante la corte (el público), todos sus argumentos leguleyo-taurinos, realizando una faena talentosa pues el astado tenía poca fuerza y éste lo toreó con cadencia, temple y calidad a media altura, principalmente por el pitón diestro. Terminó de estocada contraria que hizo doblar al “socio” y para el torero fueron las orejas, la vuelta al ruedo y otra en hombros para salir así de la plaza.

Ficha: Plaza  de toros San Marcos, Mas de tres cuartos de entrada, Novillos de Santa Barbara, justos de presencia, variados de juego a excepción del que fué lidiado en sexto lugar que fue de arrastre lento, Michelito Lagravere (obispo y oro): Ovación tras petición y palmas tras un aviso. Mirafuentes de Anda (sangre de toro y azabache): Palmas y ovación. Alejandro López (fucsia y azabache): Ovación y dos orejas. Al final de la novillada Alejandro López salió a hombros.

SÉPTIMO CARTEL

Para el próximo domingo la empresa Espectáculos Taurinos de México anuncia la séptima novillada del serial menor sanmarqueño, con tintes internacionales. Así que a partir de las 17:00 horas harán el paseíllo el potosino Carlos Rodríguez, el colombiano Camilo Pinilla y el defeño Rodrigo Ochoa para lidiar ejemplares de la dehesa zacatecana de Boquilla del Carmen.

Fuente: (Adiel Armando Bolio/suertematador.com)

Foto: Cortesía Emilio Méndez

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *