Home El Mensaje del Rey Dentro de los tesoros del reino una joya lo es “la actitud”.
El Mensaje del Rey - March 21, 2011

Dentro de los tesoros del reino una joya lo es “la actitud”.

hacer las cosas, está hecha de la predisposición que has aprendido, la forma de responder, su sustancia está en el sentimiento a favor o en contra que reconoces en ella. La actitud que tengas va a definir tu experiencia, proviene de Mi, y te pertenece, seguridad plena
La buena noticia es que tu actitud, depende de ti.
Ve hacia delante, hacia donde te llamo, deja todo lo que queda atrás. En cierta manera la actitud forma parte de tu carácter, con ella actúas, te impulsa con fuerza frente a los motivos que tienes u obstáculos que enfrentas y te orientan a la acción. Camina ligero.
En la vida tendrás aflicción y habrá circunstancias que enfrentar pero quien decide qué vas a hacer con ellas, y quien decide cómo vas a corresponder a ellas, eres tú.
Decide tener actitud correcta ante la vida en el reino, con visión fresca, sigue creyendo en tus sueños, sin la carga del pasado, sé alegre, y practica el  buen humor.
Si te he dicho que eres rico, ¿por qué actúas como pobre? Tú actitud carente te marca.
¿Cómo vas a actuar? Las circunstancias no te marcan, en realidad, tú has permitido que te marquen, que te definan, hasta has permitido que sean punto de referencia y modelos en la vida.
Empieza a creerlo y esta realidad se manifestará y será en tu experiencia, un día habrá amanecido esta verdad. Piensa que eres capaz, asertivo, inteligente, coherente, que tu memoria es buena y perfecta, que tu participación es sabia, que los años no te han acabado, piensa que usas las palabras correctas, que los demás aman trabajar a tu lado, que tus hijos disfrutan de ti, que estas en el lugar correcto en el momento indicado y se manifestará. Espera que la balanza esté a tu favor. Transfórmalo todo con tu actitud, si tienes buena actitud mantenla, si no por favor ¡cámbiala!
Tienes por herencia las naciones de mi reino ¿por qué limitarte? Estás hecho para conquistar desde tus formas de reaccionar mas simples hasta el mercado mas sofisticado.
Si te he dicho que moverás montañas, ¿por qué te cansas al subirlas?
Si eres jugador de beisbol y te dijera que vas a meter un jonrón hoy en el partido, ¿no saldrías feliz al campo con la expectativa de en qué turno del bat vas a lograr este batazo? Te invito a que inicies cada día esperando solamente lo mejor, aunque no comprendas por qué el marcador no “parece” estar a tu favor.
Proezas, te he llamado a realizar proezas, espera hazañas, acciona correcta y valerosamente. Tu ser esta hecho para responder a ti y de esta manera. No te he dicho que si crees verás mi gloria.
Que no ves que estoy a tu lado hablando contigo en todos los sentidos, no importa donde estés. Estoy en todas partes y en todo lugar, en cada pensamiento tuyo, quiero que sepas que estoy en lo más intimo de ti, que veo las intenciones en el silencio de tus palabras, que te conozco en tus pretensiones más secretas e insospechadas. Me llevas siempre, no me dejas mientras haces  algo, te conozco y sé lo que deseas.
Estoy impulsándote, no me he apartado de ti, estoy tocando a tu corazón para que no me pospongas. 
¿Podrías dejar las uñas de tus manos mientras vas de viaje? ¡No! De la misma forma, aunque no lo hubieses percibido, he estado aquí siempre, siempre, como el aire que respiras, como el aire cuando expiras, más cerca que tus manos, a quienes a veces no miras.
Soy la luz cuando observas y el calor de la deliciosa sopa, el aroma sofisticado de la mañana en Cuernavaca, o el viento saturado el domingo en la mañana, en cualquier cabaña, junto al mar, a la estufa o a la fogata, aquí donde estás ahora. Actúa sabiéndome de tu parte. No soy algo que te pones, algo que  llevas y que regresas por ella, o vas a ver de vez en cuando. Yo te digo, no importa nada de lo que veas, todo saldrá bien.
Soy quien reina en tu vida y quien te muestra a cada instante su presencia.
Actúa como teniéndome siempre, sé alegre, no enojado, feliz, expectante, confiado, no creas en la derrota y tu actitud hará la diferencia. Tu y yo somos mayoría.
En tus actitudes variables te comprendo, pero actúa sabiéndome en ti, tu consejero y compañero.
¡Vive con esta actitud, transformándolo todo!

Esta Joya te da el Rey.
elmensajedelrey@hotmail.com

Mensaje del Rey.

Dentro de los tesoros del reino una joya lo es ‘la actitud.’

Por. Lourdes Ma. Núñez Encinas.

A todos los habitantes del reino: El Rey quiere compartir los tesoros escondidos del reino comenzará con ‘La actitud’, la primera joya.

Tu actitud es una joya preciada, brilla en el comportamiento que empleas para hacer las cosas, está hecha de la predisposición que has aprendido, la forma de responder, su sustancia está en el sentimiento a favor o en contra que reconoces en ella. La actitud que tengas va a definir tu experiencia, proviene de Mi, y te pertenece, seguridad plena

La buena noticia es que tu actitud, depende de ti.

Ve hacia delante, hacia donde te llamo, deja todo lo que queda atrás. En cierta manera la actitud forma parte de tu carácter, con ella actúas, te impulsa con fuerza frente a los motivos que tienes u obstáculos que enfrentas y te orientan a la acción. Camina ligero.

En la vida tendrás aflicción, y habrá circunstancias que enfrentar pero quien decide qué vas a hacer con ellas, y quien decide cómo vas a corresponder a ellas, eres tú.

Decide tener actitud correcta ante la vida en el reino, con visión fresca, sigue creyendo en tus sueños, sin la carga del pasado, se alegre, y practica el buen humor.

Si te he dicho que eres rico, ¿por qué actúas como pobre? Tú actitud carente te marca.

¿Cómo vas a actuar? Las circunstancias no te marcan, en realidad, tú has permitido que te marquen, que te definan, hasta has permitido que sean punto de referencia, y modelos en la vida.

Empieza a ceerlo y esta realidad se manifestará y será en tu experiencia, un día habrá amanecido esta verdad. Piensa que eres capaz, asertivo, inteligente, coherente, que tú memoria es buena y perfecta, que tu participación es sabia, que los años no te han acabado, piensa que usas las palabras correctas, que los demás aman trabajar a tu lado, que tus hijos disfrutan de ti, que estas en el lugar correcto en el momento indicado y se manifestará. Espera que la balanza esté a tú favor. Transformalo todo con tu actitud, si tienes buena actitud mantenla, sino por favor ¡cambiala!

Tienes por herencia las naciones de mi reino ¿por qué limitarte? Estas hecho para conquistar desde tus formas de reaccionar mas simples hasta el mercado mas sofisticado.

Si te he dicho que moverás montañas, ¿por qué te cansas al subirlas?

Si eres jugador de baseball y te dijera que vas a meter un homerun hoy en tu partido de baseball, ¿no saldrías feliz al campo con la expectativa de en qué turno del bat vas a realizar este golpe? Te invito a que inicies cada día esperando solamente lo mejor, aunque no comprendas por qué el marcador no “parece” estar a tu favor.

Proezas, te he llamado a realizar proezas, espera hazañas, acciona correcta y valerosamente. Tu ser esta hecho para responder a ti y de esta manera.

No te he dicho que si crees verás mi gloria.

Que no ves que estoy a tu lado hablando contigo en todos los sentidos, no importa donde estés. Estoy en todas partes y en todo lugar, en cada pensamiento tuyo, quiero que sepas que estoy en lo más intimo de ti, que veo las intenciones en el silencio de tus palabras, que te conozco en tus pretensiones más secretas e insospechadas. Me llevas siempre, no me dejas mientras haces algo, te conozco y sé lo que deseas.

Estoy impulsándote, no me he apartado de ti, estoy tocando a tu corazón para que no me pospongas.

¿Podrías dejar las uñas de tus manos mientras vas de viaje? ¡No! De la misma forma, aunque no lo hubieses percibido, he estado aquí siempre, siempre, como el aire que respiras, como el aire cuando expiras, mas cerca que tus manos, a quienes a veces no miras.

Soy la luz cuando observas, y el calor de la deliciosa sopa, el aroma sofisticado de la mañana en Cuernavaca, o el viento saturado el domingo en la mañana, en cualquier cabaña, junto al mar, a la estufa o a la fogata, aquí donde estás ahora. Actúa sabiéndome de tu parte. No soy algo que te pones, algo que llevas y que regresas por ella, o vas a ver de vez en cuando. Yo te digo, no importa nada de lo que veas, todo saldrá bien.

Soy quien reina en tu vida y quien te muestra a cada instante su presencia.

Actúa como teniéndome siempre, se alegre, no enojado, feliz, expectante, confiado, no creas en la derrota, y tu actitud hará la diferencia. Tu y yo somos mayoría.

En tus actitudes variables te comprendo, pero actúa sabiéndome en ti, tu consejero y compañero.

¡Vive con esta actitud, transformándolo todo!

Esta Joya te da el Rey.

elmensajedelrey@hotmail.com

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *